1 de enero de 2014

CHERNE DE TANZANIA

Como eso de las pajizas y empalagosas felicitaciones de calendario no va conmigo. Aprovecho el fin de año para simbolizar a través de un sucedido relativo a peces y temática pesquera el periodo que en un par de horas dejamos atrás. Otro año de tocomocho, de engaño masivo, de bacile generalizado por parte de los que dirigen y manejan el cotarro, cualquier cotarro. Desde un Ministerio a un kiosco de periódicos.
Otro año de pensar que todos somos tontos y de dárselas con queso al pobre ignorante de turno.




Hoy, comprando en la pescadería carnada para nuestro anual cabrilla's day, me tope con la curiosa venta de un tipo de cherne desconocido en Canarias hasta estos tiempos del todo vale. Cherne de Tanzania.
Desconozco que se estuviera pescando o importando cherne del Océano Índico y como quiera que lo de Tanzania me olió a chamusquina y me dio tufillo fuerte a perca del Nilo, le di la vuelta a la pieza para contrastar escamas y corroborar que efectivamente, de cherne nada y de agua dulce, perca y Tanzania mucho.
Excepto por motivos éticos que afectan a la conciencia global - ver el afamado documental La Pesadilla de Darwin - comer Perca del Nilo es muy recomendable por textura, sabor y propiedades nutricionales. Esta muy rica. Fresca es deliciosa y encima, pescarla con señuelos artificiales un subidón de adrenalina brutal. Incluso no dudo que pueda resultar el peje adecuado para el célebre sancocho canario (para los no familiarizados, el cherne (cherna) salado, es tradicionalmente el pescado usado en ese plato típico), pero lo que da asquito es que te intenten meter la perca del Nilo (Lates niloticus) por  Polyprion americanus de esta manera tan burda y cutre, tomando al consumidor potencial por un analfabeto maniático. Por cierto, habría que preguntarle a consumo que ocurre en Canarias con el etiquetado del pescado salado. La trazabilidad y esas gaitas que garantizan transparencia, origen e identificación.
En fin, España, Canarias. Más de lo mismo me temo.

Eso.
Que pasen buena noche. No beban mucho y cuidado al volante.