1 de febrero de 2013

OTRA VEZ. INTENCIONES DE REGULAR LA PESCA DEPORTIVA EN CANARIAS. A VER SI ES VERDAD

Escribo de oídas, o mejor dicho de leídas. No tengo datos concretos pero como el asunto es sencillo y reiterado, me vale el vistazo express que el pasado fin de semana eché en la gasolinera, al titular de un periódico local para hacerme a la idea.
Decía el papel, algo así como que la Viceconsejería de pesca del Gobierno de Canarias a través de su viceconsejero (esperemos que este tenga algún tipo de noción acerca de la materia y no sea otro Gonzalo Angulo), estudiaba, pretendía, o simplemente estaba por la labor de poner coto al disparate monumental que es la pesca en aguas interiores del archipiélago.
Y lo hacía cargando las culpas en la desproporcionada cantidad de licencias deportivas que campan a sus anchas por el litoral de cada isla y sus aguas próximas. Que los recursos han mermado, que apenas quedan pejes más allá de fulas y cabosos, que la flota profesional es mínima y sin embargo la recreativa es enorme y crece a pasos agigantados. El párrafo que leí hablaba de vedas, períodos o prohibiciones. Una regulación específica para la pesca deportivo-recreativa.
En definitiva, otro ataque ordenancista, que como siempre, especulo, puede provenir de una reunión con cofradías de pescadores, de algún informe científico-universitario o simplemente obedecer a un paseo personal por algún veril arrasado por la barbarie.

Pero al margen de reiteraciones que merman la credibilidad, el asunto tiene mucha miga, porque por supuesto, no toda la culpa de la sobrepesca la tienen los deportivos, ni es la pesca la única causa responsable del deterioro faunístico de los fondos insulares; la ocupación de la línea de costa, el urbanismo litoral y otras problemáticas ambientales más específicas tienen también cuota de responsabilidad en el desaguisado.
Por ejemplo y por no salirnos de la pura pesca, hay que reconocer que la flotilla profesional que opera en el mar canario, al menos en las islas centrales, lejos de ser los pobres dolientes que aparecen en las reuniones con la administración, son “animalitos de Dios” que hacen de su capa un sayo y tamizan hasta el fitoplacton.
Practicantes seculares del pan para hoy y hambre para mañana. Un colectivo mínimo, casi anecdótico en lo que concierne a repercusión económica general y tramposo donde los haya en lo que respecta a la regulación fiscal y laboral. Profesionales encubiertos, a tiempo parcial, con barcos a nombre de terceros que venden a su libro albedrío, contratan de cualquier forma y especulan con las ayudas y subvenciones que su actividad económica repleta de contingencias genera en la política nacional y europea.


Antes de entrar en cualquier otro considerando, manifiesto que comparto la idea de que en Canarias, pero más particularmente en Gran Canaria, el asunto de la pesca deportiva, se sale de madre. Es un disparate, tanto en lo que se refiere a cantidad como a calidad.
Sí, de acuerdo, un profesional inconsecuente y desaprensivo puede con sus métodos, depredar en una hora más que un buen número de recreativos en un mes, pero a fecha actual el daño de las malas artes profesionales se ve compensado en importancia por el ingente número de pescadores aficionados. Hay que hacer algo. La cantidad de pescadores deportivo-recreativos es enorme. Aquí todo cristo tiene derecho a tener caña, arrimarse al Atlántico y pescar. Basta pagar los 14 euros de la licencia de 3ª categoría para estar plenamente homologado y reconocido.
¿Cual es el problema de esta explosión demográfica de pescadores?, pues que adolecen de manera genérica de cualquier tipo de formación y concienciación respecto a la actividad que practican.
No tienen ni zorra idea de medio ambiente, ni de especies, ni de su ecología. Saben lo justito. Armar la caña y apuntar a todo lo que nada.
Por razones que pueden tener que ver con nuestra condición insular, por cierto atavismo proclive a la pesca y recolección marina, por carecer de una cultura cívica y respetuosa respecto al medio natural, por el subdesarrollo educativo básico que actualmente nos define o por pura coyuntura económica y social, el mar canario se ha convertido en territorio sin ley en el que cualquiera puede hacer lo que le de la gana.
Y al margen de cafres con cerebro de medusa, que cogen 3 baldes de pintura repletos de cabrillas juveniles para verterlo 3 días después en el contenedor de basuras, en pesca recreativa, lo que se lleva en materia de “lo que les da la gana”, es la venta de pescado. Venta a bares y restaurantes, al cuñado de mi cuñado que conoce al dueño de “La Marinada” y le compra la sama y el kilo de jurel a 10 euros.
Y la casuística, ¡uf!, menuda es la casuística. El “modus operandi” de cada cual. Deportivos que ponen nasas, tambores para morena y que en determinados lugares incluso hacen escarceos con artes de enmalle. Pescadores submarinos que viven de los fondos de la Isleta, Jubilados que pulpean para el bar del pueblo, esquilmadores de lapa y mejillón majorero,  matarifes de pardelas o intensivos cogedores de carnada de viejas. Sí, esa que se vende a escondidas en algunas tiendas de pesca. En la cutre y miserable fenicia local, la misma que ahora, si la enésima pulsación de la iniciativa legislativa tuviese visos de realidad pondría el grito en el cielo y llenaría sus mostradores de hojas de firmas que reflejen el clamor popular, la aberración social, la injusticia y el agravio comparativo que supone el limitar la pesca deportiva.
Mar sin ley.
Ausencia de conciencia.
Educación y valores a la altura del betún.
Ordenación inexistente o ineficaz.


Es urgente ponerle coto a la pesca deportiva. Lo reconozco. Y como pescador aficionado, cualquier normativa me afectaría, que conste. Pero no hay otra.
En cualquier caso, ninguna medida a adoptar debe renunciar a la básica, a la que daría andamiaje al conjunto, potenciar la educación ambiental y particularmente el conocimiento de nuestro mar y su singular universo. Cultivar la conciencia medioambiental desde la base, para que a medio o largo plazo, no tengamos que hablar de vedas impuestas ni de prohibiciones. Esa sería la Arcadia.
De momento, no queda otra que prohibir o limitar.
Eso sí, sin protocolos de control, ni una gestión eficaz de la normativa a establecer, la cosa serviría de bien poco. Esto aunque en su versión quinto pino, sigue siendo España. Aquí la cobardía y el anarquismo encuentran terreno abonado en según que historias y sin pistola en la sien o multa de aquí te espero, nadie se para. Y para eso hacen falta medios y voluntad.
Incluso dentro de las vedas y limitaciones estacionales a la actividad, pondría un segundo filtro. Que el que quiera pescar se faculte para ello mediante pruebas específicas que demuestren conocimientos y actitudes ante la actividad, o que al menos, se esta en posesión de las capacidades cognitivas necesarias para entender el quick de la cuestión y actuar en consecuencia.
Pero no un examen de chichinabo. No el examen de los cazadores, del que se conocen las preguntas una semana antes, ni el del “titulín”, que no cambia desde hace 15 años. Algo medianamente riguroso, serio y exhaustivo. Algo que sirva como solución a un problema que como no se den prisa, dentro de poco dejará de serlo por pura y lógica extinción.

Sí, llegados a este punto y en base a lo que experimento en cada salida pesquera. He de reconocer que la pesca deportiva carente de educación y ética que se practica en Canarias, y más concretamente en las islas capitalinas más pobladas es un problema grave para la biodiversidad marina y la disponibilidad de recursos pesqueros.

Creo que la solución esta clara y no puede demorarse mucho.

¿O es el titular del periódico del otro día un nuevo brindis al sol?.

14 comentarios:

J Rafael Rivero Hierro dijo...

Pues como tú opino igual.
Como alguien dijo, estamos ante la cultura de "aquí no pasa nada" y esto es lo grave. Por parte de los deportivos y como ya comenté el ¿95%?... es irresponsable y adolece de toda cultura conservacionista.

No hay control por parte de nadie, bueno si, por parte de la policía local que, te echa no sea que claves a un turista a las 7:00 de la mañana..

Y digo yo dijo...

Yo sigo erre que erre con mi opinión de que aquí fallamos muchos, desde la Administración hasta nosotros como pescadores.

El primer fallo de la Administración es el de no hacer cumplir la Ley de pesca vigente y ello me lleva a pensar que por mucho que la cambien o la endurezcan seguirá teniendo el mismo resultado que la actual, cero, porque no se hará cumplir y algo que no se hace cumplir es muy complicado de imponer.

Por ende el primer fallo de nosotros como pescadores es el de no disponer de una Asociación de pescadores que nos represente ante la Administración, que aporte o impida según qué, que exija el cumplimiento de la Ley vigente.

Nombras a la Sociedad de cazadores y haces bien en citarla porque a parte de que su examen sea conocido o sabido no pierdas de vista el hecho de que antes de legislar cualquier asunto de caza en las Islas los Srs de la Administración tienen que escucharles y llegar a medidas de común acuerdo. Sin dejar pasar por alto que es la propia Sociedad de cazadores que la incluso de se veda a sí misma en función de estado de la fauna a cazar, que son ellos mismos los que hacen descastes o repoblaciones según convenga. Que existen guardas que hacen su función. Que las Licencias se hacen, que se hacen incluso en tiempo y forma, estés en Gran Canaria o estés en Fuerteventura (te recuerdo que mi última renovación de licencia de pesca llegó a los ocho meses de gestión, el cajón de licencias sin recoger en Fuerteventura rondara el millar) que las mismas las lleva el cazador en su bolsillo cada vez que sale a practicar su deporte.

¿Exámenes? Nunca me gustaron, soy duro de mollera y aun sabiendo más que algunos pudiera no superarlo. Me hace más la formación obligada, asistencia a cursos que empiecen por la forma de empatar un anzuelo y terminen por el uso de una bolsa de basura.

El tema siempre ha sido largo y el mismo, así seguiremos mientras nadie nos represente, ahora toca lo que toca o tocará, como bien dices, recogida de firmas en la misma barra de cristal en la que se vende la “carná” de Viejas comprada al regimiento de vuelve piedras de todas las mareas bajas del año.

Lo triste es que recogerán varios de miles de firmas y alguien irá al Administrador y le dirá; “vengo hacerle entrega de estas firmas que hemos recogido en contra del proyecto de Ley....” muy diferente de lo que a mi forma de ver debiera ser y es la llamada del Sr Administrador al Presidente de una asociación de pescadores que representa a varios miles y le diga aquello de; “tenemos que hablar sobre esto o aquello.....”

Así nos va.

Pedro Ojeda dijo...

Hola a todos, Lo primero agradecerte Mario por este maravilloso Blog, me encanta leerlo, estoy de acuerdo con todo lo que se ha dicho sobre este tema, aunque si que creo que una forma de solucionar en gran medida el problema de los Deportivos, es lo primero que tanto Seprona como La Guardia Civil deverian estar mas de vigilancia, por ejemplo en Fuerteventura que es de donde yo soy, en la epoca del Peto los barcos se van a tierra hasta con 11Petos, cosa que no creo que sea muy lógica, y tambien puedo decir que cada vez que aparece la guardia civil por el mar, siempre se lleva unos cuantos barcos a tierra o los multa, ya sea por el barco no tener papeles en regla o por no tener la licencia oportuna, al igual que casi nadie se queda contento con cojer solo el limite permitido y "Cargan lo que pueden", la verdad es una pena que no se conciencie la gente que esto en unos años puede ser un gran problema, y otro gran problema que veo, son algunas paginas que fomentan a mi parecer la pesca descontrolada, ya que hay por ejemplo un blog, de una persona que no es de Canarias pero creo que el problema no es solo de aquí, que en sus comentarios pone que ha cogido x kilos excediendose en un 200% de lo permitido, con la foto reglamentaria, y la gente lo premia con comentarios de felicitaciones, y esta claro que hay que predicar con el ejemplo.

Un saludo a Todos y suerte

J Rafael Rivero Hierro dijo...

Estoy de acuerdo con ambos comentarios.
El problema es la asociación. No sé qué ocurre pero, la gente se retrae cuando hablas de ello. Aquí lo que parece funcionar y a medias son los clubs de pesca. Estoy preguntando en mi entorno y haciendo hincapié en buscar una solución para frenar lo que está ocurriendo en estas playas y me da rabia pura y dura, que la gente, casi toda la gente pase mil pueblos del problema.
Lo único y cada vez estoy más convencido es denunciar y denunciar, llamando al Seprona cuantas veces haga falta.
De verdad que esto es increíble.

Otro de Tantos dijo...

Pedro, no conozco ese blog, pero me parece lamentable lo que comentas.
Hay personajes que mejor se dedicarán al aeromodelismo. Por aquí hay unos cuantos.

El problema de todo este asunto converge en lo mismo de siempre. En la educación, en la formación y en una cultura medioambiental que no tenemos.

Por eso, en el estado actual de cosas y al margen de seguir intentando sembrar la semilla de la conciencia medioambiental, ante la urgencia de la situación y lamentandolo mucho, lo único que cabe son medidas coercitivas. Prohibiciones, vedas, cupos, exámenes, limitaciones...
Este país es el que es.

Por supuesto, sin medios ni voluntad desde la administración para gestionar e imponer cualquier medida coercitiva, todo valdrá de muy poco.

Sí José, yo también me pregunto porque la pesca no es como la caza y tiene una regulaciòn más estricta.
Pero me temo que todo parte de que percibimos el mar como un inmenso solar donde cabe todo y caben todos.

Rafa, no te canses de llamar al Seprona cada vez que lo estimes oportuno. Están para ello.
Yo, para asuntos de tierra adentro los tengo fritos.

bluefish67 dijo...

Hola Mario, para mi no es tan complicado solucionar, por lo menos parcialmente, este asunto. Non es posible que una licencia de pesca sea tan barata. 15 Euros para poder pescar 3 años...empiezamos desde las cosas basicas, aumentar el coste de la licencia para poder invertir mas dinero en los controles.
Cada muelle y cada rampa tiene que estar vigilada, si un pescador de tierra sabes que la "visita" de un guardia con su moto es muy probable me imagino que pueda portarse de otra manera.
Ademas como son muchos los extranjeros que vienen a Canarias para pescar; porqué no poner una licencia turistica que se pueda sacar y pagar saladita por internet? Si tienen el dinero para el billete de avion y el dinero para pagar un charter non les faltaran 100 Euros para poder pescar. Cuando iba a pescar la trucha en Austria me acuerdo muy bien las tarifas...si siguen los 14Euros para 3 años tanto vale quitar el obligación de tener el permiso y se podría por lo menos ahorrar en papeles y en funcionarios.
Un saludo
Paolo

Y digo yo dijo...

Alguién sabe a dónde va el importe de nuestra licencia, en qué se gasta.

Aumentar el importe de la misma solo servirá para que a mi y a los que la tenemos nos cueste más y francamente para que no me la pidan nunca, para qué sacarla.

Me la han pedido una sola vez y al preguntar que me hubiera pasado de no tenerla el guarda me dijo que seguramente nada, un aviso de tener que sacarla si no me ponía tonto con ellos.

Creo que si no se hace más en materia de control es porque no se quiere, dos visitas en un pantalan en una semana a la hora de llegada de barquillos meten cagalera para un par de meses.

Licencia para guiris sería por mediación de los charter, desconozco si tienen obligación de declarar algo por ese motivo y no sería complicado hacerlo.

bluefish67 dijo...

Si Mario, te entiendo pero si razonamos de esta manera no vale ni la pena de seguir con el tema. Si los impuestos suben solo para engordar politicos y funcionarios publicos mejor que bajen :-)
Si los rapresentantes de los deportivos se hacen cargo de ofrecer mas dinero en cambio de recursos me parece claro que por lo menos politicamente tendremos mas dignidad a la hora de sentarse a una mesa con los profesionales o con las autoridades prepuestas. En 20 años de frecuentaciones de las costas canarias nunca me han pedido la licencia, un asco! Un día llamo la Guardia Civil de Fuerteventura porque tenía un barquito a 50 metros de la costa con artes prohibidas...me agradecieron y se disculparon porque la lancha estaba demasiado lejos del punto señalado.
En cuanto a los turista existen mucho de ellos que vienen a pescar de tierra y para mi serían dispuestos a pagar una licencia turistica de 50 Euros por exemplo siempre que sea facil sacarla por internet.
Aquí en Lanzarote son pocos los pantalanes y las rampas... así como poca es la voluntad de hacer controles, otro asco...
Con un eficiente mecanismo de control y de protección sería despues muy facil explotar la pesca turistica como recurso economico para las islas incluyendo en este projecto el "pesca-turismo" que en algunos paises rapresenta un inteligente recurso mas a disposicion de los profesionales.
Un barco de este tipo podriá ganar mas con dos "pesca-turista" a bordo que matan 2 samas que vendiendo 40 kilos de esparidos.

Y digo yo dijo...

Bluefish tienes mucha razón en cuanto comentas pero en materia de turismo de pesca deportiva éste es una consecuencia de hechos anteriores a su aparición, me explico:

Si una zona, país, región o lo que queramos consigue conservar la fauna piscicola y hacerla abundante será entonces cuando alguien estará dispuesto a pagar por venir a pescar, antes no.

Hay un ejemplo muy claro en la zona de Montauk de New York.

El dinero que puede llegar a mover la pesca deportiva es desconocido por nuestros profesionales y autoridades o mejor que desconocido es poco intersante porque el fruto llega despues de un tiempo demasiado largo para ellos y eso no les es rentable.

bluefish67 dijo...

La Península de Montauk es, según mi opinión, un ejemplo extremo. Hablo del "pesca-turismo" como un tipo de pesca acompañada por profesionales y dedicada a pescadores deportivos expertos y a turistas poco técnicos que pueden disfrutar de un día de pesca a fondo y estar felices para un día embarcado y cuatro cabrillas y un par de sefios. Si despues pueden comer su propio pescado en un restaurante del puerto mejor todavía para ellos. Este tipo de actividad existe en Italia donde los fondos no están tan ricos como lo canarios...Si un profesional hoy tiene que navegar millas, salir a las 4 de la madrugada para volver casi de noche a lo mejor prefiere dedicar menos horas a un turista y ganar con meno esfuerzo mas o menos lo que gana normalmente.
Es dinero mas para todos y menos matanzas de pescado. Esto de toda manera será el destino de lo profesionales el día que los fondos no compensaran mas el esfuerzo, cosa que está pasando hace años en Italia. Porqué no adelantar la situación y salvar mas pescado?
Hay que decir ademas que la actividad de pesca-turismo rapresenta también una oportunidad de desarrollo turístico, mas camas y mas mesas. Hay que currarselo.
Volviendo al tema mas "deportivo" no pienso que los profesionales de los charters sean afectados por este nuevo tipo de actividad, su prototipo de cliente es otro y con otras exigencias.
En fin para responder a tu ultimas palabras considero que la actividad de pesca-turismo pueda empezar a ser desarrollada durante la misma actividad de pesca profesional.
Canarias si bien aprovechadas y protegidas podrán un día llegar a ser un destino único para la pesca en mar de europeos y de americanos también, considerando la "locura americana" para esta actividad.
Claro que estoy corriendo demasiado pero es para intentar de sensibilizar los políticos desde ahora. No me parece que la pesca sea muy bien representada en las nuevas políticas de turismo activo o rural. Si afrontamos el tema los resultados podrán ser buenos sobre el punto de vista económico y medio-ambiental, dos aspectos que normalmente no van muy de acuerdo.
Todo tendrá un coste, para los deportivos puede que sea mas pero no veo otras soluciones. Ganar lo mas posible solo para para invertirlo en controles, las leyes existen ya.
Un saludo y gracias para compartir todo esto en tu interesante blog.
Es tiempo que lo sigo :-)
Paolo

J Rafael Rivero Hierro dijo...

Mario, ya tuve la ocasión de comprobarlo e insistí hasta que vinieron y obligaron al ¡barquito! a recoger mallas y p´al puerto...

Medidas que ha tomado en otros lugares de este país entre otros.
EN PUERTOS.- Acceso al Muelle SEGÚN HORARIO: Al entrar está el control, donde registran tu DNI + tú licencia, pagas la cuota establecida, te dan un número que corresponde al puesto de pesca. A partir de aquí te controla un guarda que te pedirá tu pase. Al terminar, deberás dejar el puesto tan limpio como lo dejaste pues mientras controlan tus capturas, tallas y número a la salida, el guarda habrá informado a petición del control sobre el estado en que dejaste el puesto.

EN PLAYAS.- Una hora de entrada y otra de salida obligada en zona acotada. Para tener derecho a pescar en esa zona tienes que haber solicitado un permiso previo pago, al departamento de turno, Ayuntamiento, Cofradía, Asociación etc. En algunos lugares es un cuerpo o guardas, como por ejemplo la policía municipal. Si te pillan con más capturas de las debidas o si, las tallas no son las adecuadas o si, estás fuera de la zona o fuera de horario te multan sin perdón y creo que cuando cometes varias faltas te retiran el permiso de acceso. Además, me han comentado que, hay prohibiciones para algunas especies en determinados meses del año o sea VEDA.

EN RIOS.- Zonas de pesca con y sin muerte. Para las dos hay diferentes licencias y diferentes pagos y añado, te dan un croquis del lugar o coto donde debes estar. Los guardas te controlan el número de capturas y sus tallas y pobre de ti si te pillan fumando, o con otras artes que antes no hayas declarado, es decir... cuál es la modalidad de pesca que vas a utilizar.

Esto último lo vivo cada vez que voy a la Alta Ribagorza, en Lleida cerca del Valle de Arán.

Así que estos ejemplos podrían ser adoptados por la autoridad. Y para ejemplos las tiendas de pesca que también se verán afectadas por la Ley, ya les convendría en poner algún poster o publicación recomendando el respeto a las tallas, captura y suelta, etc. etc.

Somos un pequeño ejemplo de esto.

Saludos.

J Rafael Rivero Hierro dijo...

Estoy de acuerdo con lo comentado por
bluefish67, pero esto claro está que depende de la voluntad política del momento.

Una puntualización más sobre los muelles: Cada puesto de pesca en ellos, está habilitado para tal fin, sin que tenga el usuario el menor riesgo salvo imprudencia del pescador. Es más, alguno de ellos disponen incluso de fuentes de agua potable.

Y digo yo dijo...

Cambiar la mentalidad de nuestro profesional de hoy día costará más de una decada, hoy por hoy cogería toda la pesca del deportivo embarcado y saldría disparadao a venderla.......

Rafa al final pescaremos en una pleyboy desas, perdón, gameboy, en qué estaría pensando. Me veo dándole a los dedos como un poseso sentado en la fuente de una plaza con los pies metidos en el agua jejeje

harry potter dijo...

La cultura conservista y medioambiental es algo en lo que debemos de ganar todos, podemos pescar, debemos hacerlo porque es nuestra pasion, pero no podemos hacerlo indiscriminadamente.
http://dominaelartedepescar.com/blog