20 de febrero de 2012

¡ATENCIÓN!. ALIMAÑAS SUELTAS

Atención a todos los caminantes que practiquen senderismo en Gran Canaria y paseen por el entorno de Cazadores, Caldera de los Marteles o Barranco de los Cernícalos.
SE HAN DETECTADO ALIMAÑAS SUELTAS, estando pendiente la adopción de un calificativo más específico y contundente que los retrate y defina.
Las alimañas citadas son seres humanos de dos patas que caminan erguidos y mentalmente tienen el coeficiente de una larva de mosquito.

Su modus operandi es colocar cebos envenenados para asesinar fauna sin que se puedan inferir para ello más razones que las provenientes del secular grado de analfabetismo, ignorancia cerril y brutalidad mental que salpica a las tres cuartas partes de la población insular.
Una ignorancia que puede manifestarse a través de planteamientos del tipo; es que los conejos se comen el huerto, es que los cazadores que van tras los conejos me pasan por lo mio (muerto el conejo se acabo el problema) o es que las aguilillas se maman los conejos y así luego no hay quien caze. Quien sabe, cualquier justificación es posible para estos despojos cerebrales que circulan por nuestros parajes más rústicos y silvestres.


El otro día, la sangre se me agolpó súbitamente en la cabeza cuando bajando de los Marteles a Cernícalos, junto a la hediondez edificatoria de un andén, observé varias cabezas de rabones y una preciosa aguililla de cuerpo presente en medio de la vereda.
Me jiño en la puta madre que parió al responsable o los responsables de la matanza.
Solo les deseo que el destino les depare prontamente una muerte larga, lenta y  un millón de veces más dolorosa que la de la desafortunada Aguililla de Cernícalos. Me la sopla lo de la ignorancia y la noble tosquedad del hombre del campo. Estamos en el Siglo XXI. Esos atenuantes ya me han prescrito. Que cada palo aguante su vela.


El SEPRONA ya es depositario de la denuncia. Tiene fotografías, coordenadas y testimonio. Nos consta que están en ello.
Esperemos que resuelvan.
Por lo pronto, a todos los caminantes que circulen por el entorno de Los Marteles, Cazadores y Cernícalos, cuidado con sus mascotas o animales de compañía. Hay alimañas sueltas.

1 comentario:

mañoño dijo...

Que poco respeto a los animales, tienen estas alimañas. Espero que el seprona "los pille confesaos" y los cuelgue de un pino canario.