20 de diciembre de 2012

QUE EL FIN DEL MUNDO NOS COJA PESCANDO

Dicen que mañana el mundo se acaba. Nadie sabe como ni porque, pero se acaba.
Llegará un planeta errante e invisible que chocará con la tierra o alguien apretará el botón nuclear. Tal vez un tsunami apocalíptico volteará la corteza terrestre o el eje hará una cabriola inesperada que alterará el orden natural de las cosas.
Sea lo que sea, que me da que no va a ser, a mi me cogerá pescando.
Pescando al norte de mi isla natal aprovechando las bonanzas de este persistente anticiclón “azoriano” desplazado al sur que lleva un par de semanas regalándonos brisas y poco reboso.
Mañana, en el día del fin del mundo, si nada lo aborta, volveremos a la zafra de este otoño. Una zafra de peces no muy grandes pero si bastante resultones y persistentes. Mucho entretenimiento y pescas realmente buenas en cantidad, variedad y número de picadas.




Bocinegros como raquetas, samitas, sierras gordinflones, loquillos de un kilo o dos, jureles y hasta un pulpo que antes de ayer no pudo resistir las encantadoras evoluciones de un inchiku mitad Daiwa mitad Schamann, componen la fauna piscícola de las últimas semanas.
Especial mención merece la aparición de bocinegros grandes en profundidades centenarias. Bocinegros tan agresivos y decididos como siempre, placando señuelos en la mitad de la columna de agua sin distinguir los pulpitos del “chucu chucu” de metales de cuarto kilo con anzuelos para cherne.
También es de destacar la captura de dos sierras de tamaño fabuloso que dieron en la báscula pesos superiores a los 5 kilos y la progresiva adicción a los tejemanejes del “chucu chucu”, jugando con las posibilidades que da el intercambio de faldones y la elaboración propia del trailer de vinilo y pelo.




Eso sí, las cabezas, las de Daiwa (Pirate) y las del Inchiku de Hart por favor. Las demás o son plomos holografiados con forma de pera y anzuelos de lamento o cutradas hechas por mengano en el cuarto de la azotea.
Continuamos en la brecha del jigging ligero. Con cañas de 15 y 20 libras, trenzas del 30 y señuelos nunca superiores a los 150 gramos.
Definitivamente y por mucho que se pueda pensar, en las Canarias centrales no hay razones de peso que inviten a más.


Seguiremos contando cosas.
Si sigue habiendo mundo, claro.

14 de diciembre de 2012

MURIÓ CUBILLO


Viejito y defendiendo hasta el final su matraquilla independentista.
Murió unas semanas después que la Televisión Autonómica al servicio del nacionalismo mamón estrenará un documental sobre sus andanzas políticas y el atentado de estado que casi le cuesta la vida en Argel a finales de los 70.

Se puede estar de acuerdo o no con su ideario político. Ya saben, descolonización de Canarias y creación de una república independiente al margen de la soberanía española, pero lo que no se le puede negar al fallecido es su fidelidad a una causa, su nulo transfuguismo y su protagonismo en la historia contemporánea de estas 8 piedras atlánticas.
Personalmente y a pesar de sus escarceos terroristas, he de reconocer que su trayectoria de años me causa infinito menos asco que la del bigotito ministerial reciente, los caciquillos isleños a su servicio y la manipulación interesada del nacionalismo que durante los últimos años perpetra Coalición Canaria.

Me gustan cosas como el habla de aquí, ver a la U.D. repleta de jugadores canarios, el Ach Guañac de Taburiente y la natural idiosincrasia de este "cachito" de mundo que me ha tocado habitar. Mi patriotismo es puntual y muy poco denso.
Más allá de mi tiempo libre, por puro sentido común, no vislumbro independencia de ninguna clase. ¿Independientes de qué?. Actualmente la independencia política se llama dinero. Es pura economía.


Fuente: Internet


En cualquier caso, al margen de signos e ideas, siempre he admirado la defensa de las convicciones.
Como le leí el otro día a Marcelo Bielsa refiriéndose al papel de entrenador. “…No hay que juzgar la idea, sino el sustento. Yo puedo valorar proyectos antagónicos. Lo que nunca se puede hacer es sustituir las convicciones”.

Que en el más allá, si lo hay, le vaya bien a Cubillo.

10 de diciembre de 2012

GRAN CANARIA VERDE


Las cumbres y medianías del norte de Gran Canaria rezuman agua por sus cuatro costados.
Los barruntadores más veteranos lo anunciaron a principios de octubre y tras un año agrícola infernal en lo que a sequedad y ausencia de precipitaciones se refiere, el otoño ha traído agua como hacía años que no se veía para la estación. Primero fue aquella borrasca del oeste y ahora estos 4 días pasados de chaparrones y chubascos persistentes. Agua fuerte pero sin destrozos ni daños exagerados. Agua para el campo y para sacarle el verde a una isla tan puteada como agradecida en lo que a predisposición natural se refiere.
En el norte centro ha corrido algún barranco mayor y muchos barranquillos modestos.
El Guiniguada llevó agua alborotada en el tramo de la Mina y en toda la fachada de barlovento no hay estanque, aljibe o mareta que no se haya puesto hasta las tachas (Carlillos dixit).




Con el ansiado riego natural, hierbas y plantas de todo tipo han comenzado a prosperar aprovechando los favores revitalizantes del líquido elemento.
El paisaje de ámbitos rurales que aún sostienen tal condición, es un recreo para la vista. Prosperan los cultivos de papas en medianías abaratando costes de producción y se multiplican las cerrajas, los jaramagos y la tremolina.
El que habite en Gran Canaria, pueda y le guste, que coja la cámara de retratar y se tire al interior de la redonda. Disfrutará como un enano.



                                               
En fin, que vuelve la vida que se mantenía agazapada a tanto sol y polvajera.
Vuelve el agua.
Y esperemos que solo sea el comienzo de un año extraordinario.
Seguimos pendientes de la naturaleza y sus manejos. Ya saben que nos queda la aleatoria sencillez natural como refugio. Como única arista amable y bella ante un mundo injusto gobernado por criminales.
Un día se los llevará el barranco.
Estoy seguro.
Que viva el agua.

27 de noviembre de 2012

ESPORÁDICOS DE TEMPORADA


Estamos en época propicia.
Noviembre siempre fue bueno de animales.
Mes de anjovas y antesala del cachondeo general anual de los jureles. Ese peje tan nuestro, que es puro pecado zoofílico si le miramos detenidamente a los labios (“Coki” dixit), y que solo entra a los señuelos en determinadas épocas y siguiendo quien sabe que incomprensibles razones.
Ahora los días son cortos, pero las oportunidades que propicia el mar en la fachada de barlovento son grandes. Las ausencias del anticiclón de Azores dejan abierto el pasillo borrascoso y por el oeste se cuelan semanalmente  frentes y borrascas con vientos del tercer y cuarto cuadrante que aplanan el mar  de septentrión.
Salimos a hacer jigging un par de veces en semana. Si la cosa pinta bien, alguien se escapa al amanecer y pega un par de lances a spinning desde tierra.
Desde el barco, el juego vertical perpetúa un denominador común en forma de samitas y loquillos. De vez en cuando alguna bicúa, de vez en cuando algún sierra y muy de vez en cuando, un jurel. Un esporádico de caché que en el caso que nos ocupa, placó con decisión de atardecer un clásico de las últimas temporadas. El deep dog color perla de 200 gramos. Un metal sin mucho estilismo que sin embargo es ya un imprescindible en nuestros estuches jiggeros. Una imitación que aún sin parecer ni de lejos invertebrado o crustáceo, dieta habitual del trevally canario, supuso un punto de inflexión en las querencias jureleras de aquel atardecer.



El Pseudocaranx le tocó al patrón. Con su jigging Master de peces grandes. Casi de noche y para majar la tarde vencedora de Antonio Martín. Dio 5,5 kg en el boga grip y se quedó para el caldo de pescado.
El pejerrey monocromo es de un servidor. Fruto de un arranque de decisión  y ganas de pescar de estos últimos días al que no pudieron atajar ni la cama caliente ni el reboso persistente  del litoral canarión.
Un pejerrey a las 8. Cuando la cosa pintaba bolo, sobre la espuma y con otro clásico insustituible. El Saltiga Minnow de 18 cm.




Un pejerrey. Criatura cada vez más esquiva y cada vez más escasa. Personalmente uno o dos al año. Siempre por noviembre o navidades.
Dio 3 kilos y algo y volvió a su medio tras el pose fotográfico.
No hay más.
Pesca habitual y esporádicos de temporada.

14 de noviembre de 2012

INCHIKUS


Nunca nos atrajeron demasiado los inchikus. No me pregunten muy bien porque.
Y eso a pesar de que nuestro jigging pasó con cierta rapidez de la abundancia a la escasez, de las cañas gordas a las flacas, de las 20 picadas por sesión a las 2 y gracias y de reconocer en última instancia, lo que suele engatusar el animus pescandi un cambio de estrategias y un nuevo artilugio que llevarse al estuche.
Lo cierto es que nunca le hemos dedicado al binomio plomo pulpito más que algún lance esporádico cuando se nos cruzaba el cable o al aburrimiento no se le vislumbraba salida.
Quizás, los motivos de la poca aceptación nos la proporciono el hecho de haber probado como primer plato de aquella nueva técnica, los kabura. Con su desesperante acción y sus fondos de arena y fango.

Estas semanas atrás, hemos vuelto al jigging aprovechando los pantanos barométricos que en esta época se asocian a la cara norte de la isla.
Y lo hemos hecho con los inchikus y las cañas de juguete.
Y hemos pillado cacho.

En fondos nada someros, 50-85 metros, con inchikus no superiores a los 120 gramos de peso, trenzas no mayores que 30 libras y cañas parabólicas de poca potencia hemos logrado colocar en actitud de retrato varios peces entre los que sobresalen dos hermosas samas, por encima de los 7 kilogramos de peso.
Samas feroces que en profundidades medianas y con cañas de 15 y 20 libras proporcionan una fantástica pelea. Samas que no pueden vencer la tentación de dentellear con furia a la pequeña criatura de rejos y filamentos que salta sobre el fondo y coletea hasta las medias aguas.




Y también han sucumbido al engaño medregales y dorados pequeños.
Siempre con un ritmo más lento al habitual pero sin llegar a ser somnífero. Siempre prestando mucha atención a los primeros metros de recogida a partir del fondo.

En cuanto a los señuelos, sus marcas y sus ventajas y desventajas, he de confesar que en esto de los inchikus, me declaro fan de los Daiwa Pirate..
Por dos razones: por el precio, soportable y por los anzuelos, uno de los factores claves en asuntos de plomo más pulpito.
Los anzuelos que monta Daiwa son con diferencia los mejores del mercado.
Afilados, con la apertura y el tamaño exactos y sobre todo muy robustos. Algo de agradecer con peces mayores y de dentición respetable.



Tras los Daiwa, pocas cosas me convencen del todo. Quizás los inchikus de Hart (siempre hablando en relación calidad precio) son otra buena opción.
En casa Molix sigue siendo todo muy bonito, muy tentador a la vista, muy chic y muy fashion, pero también muy caro.  Y los anzuelos en el caso de los inchikus, alfileres de costurera.
No me gusta la acción de los Lucanus de Shimano, he visto unas pastillas raras de Willianson y he flipado con el mogollón de arretrancos incomprensibles que venden las fenicias locales del copia y pega.
En fin, ya esta.
Eso, que los inchikus - chucu chucu en la jerga de la cofradía - parece que poco a poco van encontrando un hueco en nuestra caja.
Ya era hora.

5 de noviembre de 2012

OTRA VEZ

Ya pasó una vez.


http://desdeellimpio.blogspot.com.es/2009/11/matar-un-pez-luna-menuda-proeza.html


Y como si fuera un deja vu, vuelve a pasar.

Otra vez un pobre pez luna se topa con la desgracia.
Con un ser antropomorfo de Carrizal, que ni corto ni perezoso "le tiro la currica" como si se tratará de un fardo de billetes verdes caído de un yate de lujo.


PINCHAR AQUÍ


En fin, sobran comentarios. Ya saben. Socialmente, la ignorancia nos lacera.
El trofeo pudo a Amelio y tumbo al pez luna.
A un ser inofensivo, tímido e inservible a nuestro paladar, que a cualquier persona más o menos normal, debería despertar siempre más ternura que deseo.

Amelio lo remató (dicen que andaba moribundo), luego lo fileteó para el contenedor de basura y a los 3 días salió en la Provincia con fanfarrias de pescador del año.
Y acudieron los ecologistas y la Guardia Civil levantó acta.

Pobre pez luna.
Si realmente andaba moribundo, ni en paz pudo morirse.

¡Que asco!.


26 de octubre de 2012

I CAMPEONATO DE CANARIAS 3D. (O DE TIRO ACROBÁTICO AL BULTO CON OBSTÁCULOS)


Se celebró el pasado 7 de octubre, en la isla de Gran Canaria y en el lugar que histórica y tradicionalmente ostenta la denominación de origen del 3D en las islas. El entorno de Las Meleguinas en el municipio de Santa Brígida.
Fue (y es simplemente una opinión personal, que luego vienen a quejarse como si uno fuera el Papa de Roma y lo que dijera hiciera subir la prima de riesgo) un campeonato raro, pobretón, embarullado, por momentos cutre y por tramos, los que conciernen a algunas propuestas de tiro, surealista.
La parafernalia competitiva la montó el club SEO (se agradece el esfuerzo y la iniciativa), que después de la estupenda social organizada por José y “Coki” en representación del paralizado club Arcogranc, en julio, desarrolló una súbita pasión por los recorridos de bosque que le llevo a proponerse como anfitrión organizador del primer Campeonato de Canarias.
La cosa nació rara y torcida. La eufórica proclama de julio, se convirtió en mutismo a medida que se acercaban las fechas del evento. Lo que en principio era septiembre se comunicó mal y tarde que sería en octubre. Ya en octubre, la convocatoria oficial no salió hasta una semana antes de las fechas de celebración escogida.
Y es entendible la incertidumbre, la federación canaria ni puede ni quiere y el SEO tenía el terreno y la voluntad, pero no tenía ni tiene las dianas, con lo que al final, supongo que sin opciones para abortar una competición oficial, pidió ayuda logística al club  Arcogranc el Tribunal ¿?. Arcogranc cumplió su papel de único teléfono de un pueblo de montaña, puso los bichos y se celebró el campeonato. Así es el 3D en Canarias.



El número de arqueros inscritos no llego al medio centenar, y gracias, porque vistas las dimensiones del campo de tiro, cualquier cantidad mayor hubiera sido un verdadero problema.
En principio, el formato competitivo, en la onda del último Campeonato de España, contemplaba fase clasificatoria con dos recorridos a dos flechas y eliminatorias a partir de cuartos de final, pero todo fue variando según se iban desarrollando los acontecimientos. En primera instancia, al domingo pasaban los 8 primeros de los dos recorridos del sábado y el resto seguía tirando para mejorar su clasificación final. Luego, el sábado a mediodía, se decidió cambiarlo todo y que pasaran todos a las eliminatorias y nadie quedara eliminado, con lo que esa jornada del sábado solo sirvió como grandioso calentamiento general.
En el caso de arco recto por ejemplo, no había 8 arqueros inscritos, con lo cual, para no eliminar al séptimo y que el pobre chiquillo o chiquilla siguiera tirando el domingo por la mañana, hubo que pasar al primero directamente a semifinales y disputar 3 eliminatorias de cuartos a 1 flecha y 12 dianas. Un gesto compasivo y amable que honra a los organizadores pero resta rigor y seriedad al campeonato.
Con todo, hubiera sido más fácil ante la escasez de participantes y los perjuicios económicos y logísticos que una competición a dos días implica a los arqueros que vienen de otras islas y deben de pernoctar en Gran Canaria, resolverlo todo como siempre, en 2 recorridos y un día de competición. Aquí y ahora, no hay para más.



El campo de tiro y el recorrido. Tiro acrobático al bulto desde el quinto carajo

El campo de tiro que albergó el campeonato es pequeño e insuficiente, bordeando la frontera de la seguridad en muchos casos, con lo cual solo se pudo montar un recorrido de 16 puestos de tiro, bastante cercanos entre sí. Barullo se llama el resultado. En este sentido hay que reconocer que se hizo lo que se pudo y que lo que hay es lamentablemente lo que hay. Sin duda, el club SEO tendría que haber hablado con el concejal de San Mateo, pero el muy capullo sigue atareado con las reuniones del G20 y no se le ve el pelo por la Lechucilla. Lástima.




El escenario natural es el típico de las medianías del noreste Gran Canario. Un bosquete termófilo más o menos cerrado con mucha vegetación de sustitución: pitas, tuneras, etc, que bordea un gran estanque de barro destinado al almacenamiento de agua.
Al campo le falto trabajo de poda y acondicionamiento. Muchas líneas de tiro pensadas para un disparo abierto e impoluto contaban con ramajes y gajos de arboleda que interferían la visión y el vuelo de la flecha. Eso cuando no se buscaba precisamente colocar al arquero en las máximas dificultades de cara a lograr hacer diana. Por qué que alguien me explique la mitad o más de las propuestas de tiro.
Figuras incomprensiblemente lejanas que en muchos casos además contaban con el handicap de piquetas que obligaban a posturas de tiro inverosímil. Tiros en posiciones acrobáticas con obstáculos a un metro vista que ponderaban mas que la precisión de las mayores zonas puntuables el ir al bulto y clavar como fuera y donde fuera. ¿Por qué?. Caben dos posibilidades, o que el montador no este puesto y se le vaya la pinza respecto a los propósitos y la filosofía del tiro 3D o que el dueño de las dianas, en este caso Arcogranc, haya querido alargarles vida útil salvándolas de la mitad de los posibles impactos. Quién sabe.
Lo cierto es que el planteamiento de los tiros, esa dificultad buscada y añadida, lejos de descubrir a los mejores arqueros, hace retroceder el nivel. Ahora mismo, no se sabe si Pepe Juan es capaz de hacer dos pulmones de manera regular o si Pulido o Juan Luís son capaces de agrupar en la zona de muerto de manera consecutiva. Lo único que cuenta es que hicieron diana, bulto, más veces que el resto. Eso no creo que sea precisamente lo que se pretende en un recorrido 3D. Para mi que la arquería es un deporte de precisión, no de habilidad.
A los organizadores les recomiendo busquen en la red y visionen videos de los eventos internacionales de recorrido de bosque y fijen su atención en la colocación de dianas y posiciones de tiro tanto en las clasificatorias como en las tandas finales. Observen el pasado Campeonato Europeo de Croacia por ejemplo. Salvo que aquí practiquemos un deporte distinto, no es preciso señalar nada más.



Por último, faltó algo de comodidad y espacio en la zona de recepción y concentración de arqueros, cosa que terminó implicando más barullo y sensación de agobio.
Ah, y duplicar cada tablilla de tiro. Se evitan suspicacias.
Y sobre todo se echo en falta, el arrope y la presencia de la Federación Canaria de Tiro con arco, la FECTA, que como el alcalde que por puro protocolo va a los postres a felicitar la felicidad y decir dos chorradas, solo estuvo presente en la figura de su presidente unos minutos en la ceremonia de clausura y entrega de trofeos. Platito del club organizador por aquí, fotito por allá y a salir pitando, que esto del 3D ni me gusta ni mi interesa.
Y eso esta muy bien en tu club, pero siendo la Federación
Lo mínimo exigible hubiera sido una triste medalla federativa que le diera al campeonato cierta trascendencia formal y mitigara esa sensación de desamparo oficial.
Esto es el 3D en Canarias. Una modalidad, pobre, cutre y abandonada. Como nuestra sociedad misma.

PD: Felicidades a los 3 primeros clasificados de cada categoría.
No era fácil vencer el barullo ambiental y sortear un recorrido tan complicado.
Demostraron estar a la altura y poseer nivel, aunque respecto a esto último y en función de las circunstancias descritas, no se si dicho nivel resulta apto para el tiro con arco o para el juego de la oca.

Ah, en lo personal, calamitosa tirada, cosas de cabeza, animo y que nunca me gustó el contorsionismo.
Será para la próxima.

27 de septiembre de 2012

JIGGING DE "ABERRUNTE"


Popularmente, en Canarias, y refiriéndose a asuntos meteorológicos, se conoce como aberrunte, (más bien barruntos en la península), a los indicios que hacen presentir un cambio de tiempo.
En el mundillo de la pesca, “que el pescado coma de aberrunte” o no coma porque esta “aberruntando”, viene a significar que su comportamiento positivo o negativo antes los engaños pescadores esta circunstancialmente influenciado por el presentimiento del próximo trastorno en las condiciones atmosféricas.

Ayer, en la tarde que probablemente abría nuestra zafra de jigging invernal 2012-2013, las cosas se me antoja que ocurrieron en clave de aberrunte.

Salimos del Muelle deportivo después del curro. 15:30 horas.
Tras reponer  aceite y combustible, pusimos rumbo al norte con la preocupación inevitable del patrón – el patrón en la marea siempre tiene una preocupación inevitable – respecto a la brisa del suroeste que nos llegaba de popa y que en caso de ir a más (ayer estaba claro que no iba a ser así) siempre puede liarnos la vuelta al Muelle con un buen guirigay de olas y  tambucazos.



Por supuesto, en cuanto giramos y la Isleta nos sirvió de parapeto, desapareció la brisa y las condiciones marinas mostraron un estado más cercano a la calma chicha que a cualquier clase de ventolera.

Son las 16:30 y ya estamos sobre la piedra norteña. 100 metros de nada en la cresta y una ladera de pendiente moderada que más pronto que tarde y en concurrencia del garete bueno cae sobre los 130.



La sonda marca nubes de carnada varias decenas de metros sobre el fondo y algunos ecos de mayor consistencia entre ellas.
Caemos los tres pescadores y a los pocos metros de recogida en el primer garete José canta picada y pelea. Cabezazos, peso y loquillo de unos 3 kilos sobre cubierta. Al poco le sigo yo con algo que lo mismo corre a favor que en contra y que en cualquier caso parece más dispuesto a las superficies y a las medias aguas que a la batimetría centenaria. Sierra cercano a los 4 kilos con el Momatorou de Seven Seas color lumo atravesado en las agallas. Fotos y corrección de garete. Sacamos el paracaídas para frenar un poco más la carrera que nos proporciona la corriente y volvemos al fondo. Taca, taca, taca y samita para José, toc, toc, toc para servidor y otro sierra 4 veces kilero que disimula la pelea, me confunde y da todo lo que tiene y un poco más cuando esta un metro por debajo del barco. Enredo, corte del leader, desenredo, fotos y corrección de garete de nuevo.
Así hasta cuatro veces con capturas y picadas en todas ellas. Loquillos para José y Antonio y un bocinegro peque para servidor.







Peces muy activos demostrando mucha agresividad hacia metales de 200 gramos, más bien largos y de color natural.
Para acabar, a eso de las 18:30, de regreso, paramos en un veril amesetado que en su parte más honda presenta 70 metros de distancia entre nuestros píes y el lecho marino. En dos garetes, el patrón y servidor recibimos 4 picadas que se saldan con una samita para el que escribe y un loquillo para el de Divina Pastora (o Miller Bajo, da lo mismo).
Con el mono calmado y la misión cumplida nos retiramos a puerto conjeturando seriamente, la posibilidad de que los hiperactivos peces que nos habían entretenido la tarde lo hicieran movidos por ese incomprensible impulso que precede a los cambios de tiempo (el frente frío que barrera las islas hoy jueves sin ir más lejos) y que en Canarias se conoce popularmente como “aberrunte”.

No hay más.
Hasta la próxima.

3 de septiembre de 2012

MISMO LUGAR, MISMO PEZ, MISMA HORA


Dos horas después de amanecer,  en el sur que este año me toco de veraneo, a spinning, con minnows y mucha paciencia, los sierras se han dejado ver alegrando y entreteniendo los rigores del calor veraniego y los follones que propicia la trilogía agosto-playa-familia.

A pesar de que los permisos y autorizaciones solo incluían  3 horas de pesca inmediatas al amanecer, en ese tiempo ha habido momento para todo. Para explorar, para probar y para guiar a un señor llamado Paco en su debut pesquero con señuelos, modalidad lanza-recoge.

Paco es pescador de antiguo, pero vinculado siempre a la carnada, la boya, el plomo y los “balditos” de pan y Cebanza.
Este verano quería probar eso del spinning y la semana pasada me pidió que le enseñara el arranque del sendero.




Paco es un tio legal. Un hombre serio y cabal alejado varias galaxias del perfil chavalito o de los noveleros sin vocación que siguen a la manada en los efímeros vaivenes de la moda.

Le proporcioné un equipo básico tan baqueteado como fiable; mi antigua Shimano Technium 3,60 40-100 y un Daiwa Regal 4000 modelo 12 años hace, cargado con Power Pro 30 libras.
Le complete el ajuar con un par de trabillas y una cajita del Decathlon con unos cuantos jerkbaits y jigs de metal y tras de mi, lo eché al monte, que en este caso es orilla y cambia tabaibas y tuneras por algas pardas y charcones.

Empezamos en el área más calma de nuestro litoral disponible. Sobre una plataforma de abrasión amable al transito que se asoma a un fondo de arena y blanquizal situado a unos 20 metros de profundidad.



Por espacio de unos 500 metros, hasta la punta que hace girar el viento noreste y nos protege de su embate, nuestra línea de costa es abierta. Sin recovecos ni interrupciones topográficas. Sin salpicaduras ni peligrosos embarques de marea.
Con la brisa escasa de las 7 de la mañana, la superficie del mar dibuja el rizo de las bolas de sardina 50 metros mar adentro. El escenario es de los que vienen en el libro cuando se aborda el capítulo sierras; mar azul, profundidad, sardinas, y aguas calmas.
Solamente fallo el factor siempre propicio de la poca luz y el rabioso amanecer. Desde ese día quedo claro que hasta dos horas después de amanecer, nada de nada. La hora de la pesca diaria se fijó entre las 8:30 y las 10:00 de la mañana, coincidiendo cada jornada con la primera hora de la marea llenante. Quien sabe porque.
Y como no, fue Paco, el debutante, el que tuvo el honor de abrir esta repentina y particular zafra de finales de agosto. Con un Ocea minnow de Shimano color sardina, Paco entraba en el mundillo del spinning con un sierrita estándar de 3 kilos que puso a prueba su experiencia en el veril con unas cuantas buenas carreras y varias y repetidas escaramuzas de vengo y me voy.







Sesión de fotos rápidas, carne de túnido para la degustación familiar, sonrisa de oreja a oreja para Paco y a quitarnos el traje de Superman que toca asumir el papel de concienzudos y amables señores del hogar.

En los días siguientes, se sucedieron los amaneceres moviendo señuelos. Buscamos otras zonas, pero el viento implacable y la fuerza del mar nos hacían acabar dos horas después de cada amanecer en el mismo punto en el que empezamos el primer día. Y claro, en terreno abonado para sierras y a la hora de la marea, los bonitos fueron cayendo puntualmente, engañados siempre por una trilogía de minnows solventes: Ocea Minnow, Angel Kiss de Maria y Saltiga Minnow de Daiwa en tamaño XL.







No hubo más. Ni siquiera otro tipo de pez. Un puñado de sierras a la hora de la marea diaria. La misma guerra, en el mismo lugar, a la misma hora y con las mismas armas.
Zafra de sierras para acabar agosto y zanjar las vacaciones de sol y playa.
No esta nada mal teniendo en cuenta como esta el patio en lo que a pesca con señuelos desde costa se refiere.
Yo logro decorar el registro de capturas del año y Paco ya tiene un nuevo aliciente en lo que a pesca se refiere.

En palabras fue eso.
Las fotografías cuentan el resto.

23 de agosto de 2012

JUNONIA MINOR. HACE MÁS O MENOS UN MES


Hace más o menos un mes estuve en la Gomera.

Anduve por allí en modo descanso, tendido una semana cual lagarto al solajero de Playa Santiago. Leyendo, nadando, fotografiando, comiendo y durmiendo como un angelito al run run del sonoro Atlántico.
También tuve tiempo para pasear la isla. Una isla espectacular. Bellísima. Con mil y una atalayas donde asomarse a degustar visualmente un paisaje que es paradigma de la Canarias rural. Caseríos, bancales de cultivo, palmerales y naturaleza moldeada de la manera más amable e inteligente.





Una isla con un bosque tan único como mágico. El gran Garajonay, la colosal boina verde que tapiza la cumbre de la isla con sus cedros evocadores, su nubosidad prisionera y el riachuelo permanente.






Estuve en Casa Efigenia, en Las Hayas, almorzándome con devoción su famoso puchero sin carnes, su almogrote nada picante, su perfecto gofio escaldado (con mojo rojo) y la inevitable copita de Mistela. Siempre con la amabilidad de la Doña musicando el ambiente a través de ese hablar genuino y verdadero que caracteriza a los isleños más rurales y veteranos.
Grande Efigenia.




Anduve en Agulo, paseando por su precioso casco histórico, en Hermigua, observando la playa y el pescante. En Arure tras el potaje de berros, en Valle Gran Rey, en Vallehermoso y retozando una siesta de arroz caldoso junto a la Torre del Conde en San Sebastián.
Disfrutando en suma de la paz, y el relax de una de las insularidades canarias más puras.

Ahora, más o menos un mes después, en estos días de calor despiadado, siento tristeza rabiosa por el incendio que en las últimas semanas ha venido a alterar esa paz y armonía natural gomera.

¿Por que la desgracia siempre parece cebarse con lo más frágil y bello?.

Pienso en el fuego cruel y no dejo de recordar los árboles de Garajonay, los caseríos de de Valle Gran Rey y el rincón de Efigenia en Las Hayas.
Siento pena por los gomeros humildes, que viviendo únicamente del campo han visto como su patrimonio queda chamuscado en cuestión de horas; las valiosas palmeras, los trabajados bancales, la granja familiar.

Siento rabia al pensar en la mente enferma que con su locura puede desencadenar una catástrofe así y siento un asco inmenso por los de siempre. Por los políticos de aquí y de allá, sea cual sea su signo ideológico. Por los que utilizan la desgracia que nunca les toca para especular con la ambición y los réditos de poder a cuenta de los protocolos de actuación, las competencias, la prevención, la dotación, los puñeteros hidroaviones y la mismísima Biblia en pasta. Malditos sean.


Y como no queda otra que seguir, vuelvo a agarrarme al tiempo, la capacidad de la naturaleza para reinventarse y la constancia y perseverancia de los gomeros como tabla de salvación a la que confiar mi suerte, nuestra suerte.


Algunas imágenes de esta entrada serán imposibles de obtener en los próximos 5 o 6 años.

Hace más o menos un mes estuve en la Gomera. En la Junonia Minor.
Y parece que fue un presentimiento.

Resignación y animo a los gomeros.
La naturaleza y el campo volverán a ser lo que era hace más o menos un mes. Estoy seguro.

7 de agosto de 2012

TIRO CON ARCO. RESUMEN DE LA TEMPORADA 3D. LA PARADOJA DE ARCOGRANC

Acabó el calendario natural de la competición 3D en España. Aunque oficialmente la temporada no acaba hasta final de año y con el otoño volverá la Liga Nacional y el primer Campeonato de España de clubes.
Acabó con un gran campeonato de España individual, el disputado en el Molar (Comunidad de Madrid) a principios de julio.
Antes, a nivel local, se celebro la tirada social de Las Meleguinas (Santa Brígida) un campeonato clásico de Gran Canaria que en esta ocasión contó con una participación nunca vista y una fantástica organización.
Arcogranc puso las 20 dianas volumétricas de fauna diversa y José y Antonio Martín, corrieron con todos los trabajos de convocatoria, inscripciones, preparación y montaje.
Los resultados no arrojaron demasiadas sorpresas. En long bow resultó espectacular el duelo entre José Pulido (de Pulidobows.com) y Peje Juan. Que finalizó decantándose por el ex militar español de Siete Palmas. En recurvo, tampoco hubo sorpresas, y el majorero de Tesjuates Andrés Castán le dio pal pelo a todos de manera suficiente, demostrando que hoy por hoy se puede considerar como el mejor recurvo de Canarias. “Uti” coleguita de entrenamientos, se hizo con un excelente y merecido segundo lugar. 
En Poleas, no se muy bien quien ganó, creo que fue alguien del club SEO (observen lo que me atrae la modalidad que no recuerdo ni los resultados). En cualquier caso si se que “Carlillos” el del Tejar, otro coleguilla de entrenamientos, se “mamo” como él dice, el subcampeonato, demostrando su teoría de que en un recorrido 3D con dianas estáticas perfectamente señalizadas el conocimiento del terreno y más concretamente de  "la ladera de allá enfrente” es fundamental para obtener el triunfo.



Salió bien Las Meleguinas 2012. Una tirada que permite difundir y promocionar la arquería 3D en nuestras islas y a Arcogranc, a través de los modestos 15 euros de la inscripción, hacer algo de caja con la que amortizar el coste y mantenimiento de SUS dianas-bicho y los gastos propios del club.
Por todo ello y por pura diversión y entretenimiento de-sin-te-re-sa-do, ya estamos trabajando en la organización de otra tirada en el mes de octubre (quien sabe si la primera de una liga). Con menos calor, quizás alguna variación en el sistema de competición (eliminatorias para los primeros clasificados de cada categoría) y la misma motivación que hasta ahora.

Campeonato de España 2012. El Molar

Grande el campeonato de España de este año.
Fantástico por lo bien organizado, la calidad de los recorridos y la idoneidad del campo de tiro.
Con un nuevo sistema de competición homologado a la Federación Internacional que abre a muchos más arqueros las posibilidades de triunfo y sin duda contribuye positivamente al espectáculo y la emoción.
Precisamente el nuevo sistema de competición, propició que el ganador (en Long Bow, siempre me refiero a long bow) fuese un eterno 4º o 5º, Oscar Casal, un gallego bonachón abonado siempre al pelotón de cabeza y tan solo esta vez y merced posiblemente al sistema de eliminatorias ganador absoluto de la tirada general en arco recto.
En lo que concierne a nuestro club y los compañeros del mismo. Los resultados teniendo en cuenta las circunstancias (ver bonus track) se pueden considerar como excelentes y encienden la llama al propósito de metas mayores, tirar el domingo con los 8 primeros por ejemplo.



José Rodríguez, el creador de Pulido Bows, dejó patente su progresión y quedó 12 en la general, Juan José en el puesto 15 y servidor en el 18 después de completar su mejor competición  del año y hacer un fantástico recorrido a una flecha el domingo en la mañana.
Solo Pepe Juan suspendió en el Molar. El flamante vencedor de Las Meleguinas 2012, no pudo con la resaca de la romería de Santiago de Galdár y finalizó bastante rezagado en la general. En cualquier caso, sembró disciplina militar, animó el cotarro con los contenidos multimedia de su móvil, peinó el monte de plásticos y deshechos buscando flechas y al final terminó encontrando el aparcamiento del coche de alquiler en un aeropuerto repleto de ellos. Genio y Figura el amigo Pepe.

No falto nada en Madrid. Aunque sobró calor, sobre todo en aquel infierno del sábado tarde.
Enhorabuena a Arqueros de Madrid por la labor organizativa en fechas tan tristemente duras (muerte de un arquero del club días antes).
Enhorabuena a todos los participantes por el buen rollo general y a los jueces por estar al loro y ayudar en las dudas.




La Paradoja de Arcogran

Arcogranc Santa Brígida – El Tribunal (¿?) es como el Equipo de Bobsleigh de Jamaica en los juegos de Calgary.
Puro entusiasmo y motivación.
Porque a ver, que alguien me explique como puede ser que uno de los clubes nacionales (a 2000 km de distancia) que más tiradores aporta a cada competición 3D (esta pasada temporada ha sido el punto de inflexión) viva en la pura miseria organizativa e infraestructural.
En Canarias, el tiro con arco en la modalidad 3D carece de tradición, esto no es la península, ni por supuesto Francia o USA. Aquí una diana volumétrica imitación de un lince es un exotismo que a los ojos de cualquier paisano suele ser de escayola, comprarse en Ikea y tener una finalidad parecida a la de los Gnomos de jardín en los chalets de la gente con pasta. O sea, ni puñetera idea.
En Canarias el tiro con arco es mucho poleismo y diana por un tubo.
18 metros, 30 metros o algún chiflado con un olímpico tirando de puerta a puerta en busca del amarillo.
Paradójicamente, el club que más vocación de 3D tiene en Canarias, es el que no dispone de un circuito permanente para practicar la modalidad.
Paradójicamente, Arcogranc es el club de Canarias que más dianas 3D posee.

No hay terreno donde armar el campo de tiro ni demasiada voluntad para buscarlo.
Hasta ahora los entrenamientos para las competiciones 3D se han realizado a título personal en el terreno de uno de los miembros honoríficos (¿?) del club. Un circuito clandestino en uno de los márgenes del Barranco Guiniguada que contiene un puñado de bichos machucados y sacos de rafia rellenos de plástico y tela.
Un sucedáneo que a falta de pan….permite practicar, pero que visto lo visto es insuficiente, inmerecido y hasta cierto punto denigrante.

Llegados a este punto, nos hemos propuesto clausurar el papel de desgraciaditos flipados que exhibimos en la península cada vez que vemos un Elk o un Bisonte de foam. “Chacho José, viste el Wapiti, que guapo, yosssssss. Que guapo” (lamentable).
Hay que evolucionar y salir del estancamiento y si en este sentido, Arcogran no avanza como club, a título individual si que nos hemos propuesto evolucionar.
Mano a mano, José y servidor (voluntades afines) andamos detrás de un terreno rústico vallado y que cumpla los requisitos necesarios para montar nuestro campo de entrenamiento personal. Las conversaciones con la propiedad están muy avanzadas y Las 10 o 12 primeras dianas confeccionadas con tiras de plancha aislante y prensadas con tablones de madera ya se encuentran en proceso de construcción. Estas serán los prototipos que testarán el terreno y sus circunstancias.
Con tiempo y ahorros, el objetivo de poseer un campo de entrenamiento 100% 3D será una realidad. Solo hay que ponérselo como meta, vencer la dejadez y no conformarse con sucedáneos.
En lo que a competición respecta, esta volverá en septiembre con el I Campeonato de Canarias. Lo organizará el club SEO, que también parece querer moverse en esto del 3D y se encuentra en pleno proceso de adquisición de dianas. En octubre, es voluntad propia el organizar otra tirada en las Meleguinas.
Por supuesto, en otoño y en función del dinero y el tiempo disponible observaremos las posibilidades de participación que procura el calendario nacional de recorrido de bosque 3D.

En fin, lo escrito, cosas de una afición y un deporte precioso, adictivo y retador.
La insularidad, la falta de voluntad y el poco entusiasmo no nos van a vencer.
No nos vamos a dejar. Jurado.

9 de julio de 2012

ATÚN COMO ANTES


Este año, la pesca de túnidos en el archipiélago parece asemejarse más a la de antaño. Desde finales de mayo, toneladas diarias de bonito (Katsuwonus pelamis) se descargan por los principales puertos de las islas consagrados a la pesca de altura artesanal, poniendo en zafarrancho a las cofradías y reviviendo trajines que en los últimos años habían quedado olvidados por la falta de capturas.



Este año, parece ser especialmente bueno, hay frente pesquero sobre todo en la franja de mar que une las islas con África y quien más quien menos esta haciendo el agosto con un par de meses de antelación.
Según me cuentan conocidos de Mogán y Arguineguin que “golisnean” a diario la mar sureña y sus puertos, junto a la mantada inmensa de bonito listado, también se ha observado mucha albacora (Thunnus alalunga) y bastante rabil (yellow fin tuna) acompañando a bolas inmensas de carnada que a su vez se acercan a la ruptura de pendiente de las islas tras el extraordinario afloramiento de nutrientes.
En lo que respecta a nuestra pesca de siempre. El spinning sigue siendo asunto privado de mucha discreción y ocultismo (ya saben, protección ante el chavalitismo acechante). En lo que concierne al jigging, siguiendo la tendencia general del buen año, parece que se detecta una entrada de depredadores de fondo (sobre todo samas) en casi todos los veriles submarinos propicios. Circunstancia que ha servido para que lo de mover el choco en la vertical se sacuda el decaimiento de las últimas temporadas.



Por cierto, para cerrar la actualización pesquera me gustaría dejar constancia de la zozobra que en muchas mentes insulares crean estos inesperados episodios de abundancia ictícola. Ante este tipo de fenómenos, la peña se pone a elucubrar y a buscar urgentes explicaciones que a menudo pierden de vista el raciocinio, el sentido común y la lógica científica. De esta manera, hay quien sostiene que el año ha sido malo de lluvias y claro, eso el pescado lo nota y le da por comer y volverse loco (lo de volverse loco es literal). Por supuesto, si el año hubiera sido bueno de lluvias, esta bondad también sería expuesta como causa determinante de la abundancia.



Otros lo achacan al volcán del Hierro y dicen que el pescado se ha rodado hacia el este, ¡Aguita!, como si cuando no había procesos eruptivos en curso en el Hierro, los rabiles se cogieran con las manos en los charcos de Caleta, Tacorón o Tamaduste.
Tampoco faltan justificaciones que confían la razón al cambio climático, a las plagas desmedidas de medusa e incluso a circunstancias políticas y socioeconómicas tan distantes como el asunto de los piratas somalíes en torno al cuerno de África.
Al final, me temo que es absurdo buscar la explicación. Que la habrá, seguro.
Al final yo creo que es lo de siempre, pura ciclicidad. Y a pesar de que en el mar cada vez hay menos peces, este tipo de abundancias anuales son lógicas y encuentran paralelismo con el ritmo y el devenir natural de ecosistemas y especies.
Además, cayendo en la cuenta, los aguacateros también tienen años buenos y años malos.