17 de agosto de 2011

DE ARCEN A ARCEN. LA DESGRACIADA EXISTENCIA DEL TORO "RATÓN"


La España troglodita tiene un nuevo mito. Acaba de nacer para la farándula casposa de un país sin parangón, el toro “Ratón”. Un animal que sin comerlo ni beberlo va a pasar a la posteridad por la impuesta heroicidad de ser un asesino en serie de seres humanos. Sí, vale, gilipollas sin tope, inconscientes de baba y sanatorio, compatriotas prescindibles – porque a ver que falta hace la compañía vital de un tarado que se toma dos cubatas y se tira a correr delante de un tren -, pero seres humanos al fin y al cabo.


Y como no podía ser de otra forma, es la red de redes, la que lo mismo sirve para subirle el ázucar a Mubarak que para convertir en hit parade del Youtube los ronquidos de tu suegra en Corralejo, la que ha encumbrado al inocente bovino hasta el estrellato mediático.
Porque al  toro “Ratón” que lo registren.
Como ocurre con todos los de su raza, la desgraciada criatura es y seguirá siendo pura carne de cañón. Un mamífero con pedegree mitológico y Mediterráneo, mangoneado desde la becerril infancia para el pan y circo más rancio de la Europa del siglo XXI. Aunque en el caso de “Ratón”, el pan y circo que le ha tocado en desgracia no le da para oler la Champions League de la tauromaquia. Que se olvide de verse enfrentado a Pepe Tomás o cualquiera de los pintureros toreadores top gama de la Spanish party. Al toro “Ratón” le toco el inframundo. Las mil y una fiestas pueblerinas y callejeras del levante veraniego español.
Cayó en las cloacas, en la indignidad tumultuosa de borrachines que corretean la rotonda central de Játiva, o en el stress resbaladizo de cerveza que procura la calle mayor de Sagunto. Cosas del pedegree y del destino.

Y aunque todo pudiera quedarse en ese desgraciado destino animal, resulta que para colmos, “Ratón” anda bien de reflejos, cuenta con suerte y además instintivamente parece saber convertir la experiencia en aprendizaje. Total: que en apenas unos meses, en el circuito festivo de la España más profunda y recalcitrante, ya ha conseguido unos cuantos premios gordos y dos  plenos al 15. Dos hermosos matariles en dos homos erectus (por un mínimo de respeto al sapiens sapiens) a los que un día les dio por jugar a la ruleta rusa entre sus cuernos.
Y claro, como en este puto país, lo que no mata engorda y el morbo huele que alimenta: el muerto al hoyo y el vivo al bollo.
Y el vivo es “Ratón”, que de ser un esclavo puteado cada 10 días a correr hacia delante entre hostigamientos y acosos, se ha convertido en el Messi de las embestidas, una referencia freak para la España del pandero. Una estrellita de la red con página web inclusive. Un galáctico del mugido que cobra sin ver un duro 10.000 euros por aparición.
Un pobre animal utilizado por partida doble, como eje fundamental de una de las barbaridades más inexplicables de occidente. Una de las incongruencias más soberanas de un país puto en el que todo esta bien y mal dependiendo del que, y de si ese que, me toca a mi o le toca al vecino.
A “Ratón”, pese a su condición animal le ha tocado ser personaje del verano en una nación sin medida que se conduce de arcén a arcén y donde lo mismo te cae cadena perpetua si le descargas dos cartuchazos a un lince que una medalla por martirizar con saña y barbaridad a un toro acorralado.
A “Ratón” le ha tocado el deshonor de ser un farandulista más de ese montón de Españas a cual más cabrita e hipócrita. De esas que se pasan el día jugando a rasgarse las vestiduras o ser más papistas que el Papa antes de justificar doctamente la barbaridad más infumable o el comportamiento más vil. Un lugar en el que lo que se llora y lo que causa risa se usa para lo mismo sin más criterio que el de la temperatura ambiente.
Un lugar en el que un pobre toro sin culpa, un ser vivo elemental sin trampa ni cartón es condenado a tratos vejatorios por peregrinas razones de tradición y acerbo o subido luego a los altares por su más que dudosa capacidad de quitar vidas humanas. De arcén a arcén.
Aquí, en el flanco sur de un continente al que se presume culto y progresista y de cuyo exilio socio cultural, me temo nos sigue salvando la playa, el clima, la sangría y la paella.
Aquí, en la pesadilla de Doña Merkel. Donde “los cabrones españoles”.
Aquí, en el contexto político-cultural de la España troglodita.
De arcen a arcen.

Pobre toro “Ratón”.
Que descanse en paz.
Si lo dejan.

11 de agosto de 2011

TIRO CON ARCO TRADICIONAL. TORNEO LAS MELEGUINAS 3D

Fue el pasado mes de julio. En un domingo de no guardar que amaneció como tiene que amanecer un día de verano en las medianías del noreste de Gran Canaria; nublado, fresco y brumoso, con la condensación del alisio rebosando tras el Toscón de la Vizcaina y alcanzando la cuenca del Guiniguada en forma de garuja pulverizada.
Fue en una ladera de bosque xerotermófilo de libro. Una formación más o menos abierta de acebuches, lentiscos, almácigos, hediondos, vinagreras, tabaibas y todo el cortejo de pequeños matos que acompañan al genuino piso de vegetación grancanario.



Fue de mañana, a través de un recorrido de 14 puestos de caza mayor y un pavo salvaje americano sin cabeza del tamaño de una boya meteorológica.
15 Dianas tridimensionales a escala que representaban cabras salvajes, perros lobos, osos negros, cochinillos, un cocodrilo al sol de una barranquera y el referido pavo yankee. 15 posiciones de tiro colocadas estrategicamente a distancias de entre 10 y 30 metros que interactuaban con la topografía y la vegetación en un bonito circuito campestre de tiro con arco y senderismo.




Fueron unos 30 arqueros los participantes, repartidos en 2 categorías de arquería tradicional, (longbow y recurvo instintivo) una de arco desnudo y los incomprensibles arcos compuestos y sin novia (léase poleas).

Fueron dos recorridos completos a desarrollar antes de la media tarde con la reglamentación FITA de recorridos 3D como manual de instrucciones y disciplina.

Fueron patrullas de 3 o 4 arqueros mezclándose en categorías afines. Disparando dos flechas por bicho y corriendo el turno de tirada.
Un total de 270 puntos a conseguir en cada recorrido si uno fuera Byron Ferguson y no saliera del ojo de una aguja en cada muñeco.



Fueron nulas las sorpresas en cuanto a resultados se refiere.
En Longbow, el ganador fue Juan José, siguiéndole Sara y Pepe Juan.
Mi amigo José, el dueño de Pulido bows, la pujante y fenomenal empresa de fabricación de arcos, flechas y lo que vaya cayendo con sede en los Altos de Divina Pastora (Miller Bajo), quedó cuarto, acusando el discreto y demasiado conservador para su gusto primer recorrido.
En recurvo instintivo tradicional, ganó el amigo Antonio, aunque se rumorea que llevaba en el bolsillo la fotografía de un loquillo parejo y antes de cada tiro la colocaba en la zona vital del bicho. Buenísima primera tirada la del gran “Coki”, el maestro arquero del Tejar, al que le escoltaron en el podium Andrés Castan y Eutimiano el de Caserones.
En las dos restantes categorías, las de los arcos metálicos, desnudos, olímpicos, compuestos, que apuntan, que no lo hacen o yo que se, me consta que ganaron dos tiradores del club SEO, la que dicen que es mejor tiradora con poleas de las islas, Nereida Socorro y un simpático señor de mediana edad y gorro dominguero del que no recuerdo el nombre.


Servidor de ustedes, aunque quedo penúltimo en la general, en realidad no tiró. Fue un bulto sospechoso que pasó por allí, se quedó y estuvo toda la mañana con un longbow en la mano. Pero no tiró. Anduvo todo el tiempo sacando fotografías con el móvil y desconcentrándose a base de bien. Desagrupando, rompiendo, perdiendo y haciendo el indio sin plumas, taparrabo ni caballito pintado. Será la próxima vez, con más entrenamiento específico previo, con mayor concentración y una pizca más de experiencia en este tipo de eventos. Nos vemos en Trujillo (Cáceres, no Moya) en octubre, lo prometo. Valga la frase que me espetó al oído un veterano tirador tradicional chicharrero en mi primera competición oficial; “usted será un pollillo nuevo que esta pleno de facultades, pero yo no me voy a dejar”.
Pues eso, que yo tampoco me voy a dejar.


En fin, que fue otra manera de pasar un domingo de verano. De esos ventosos que no deja mover señuelos. Una manera de lograr esparcimiento practicando una afición y un deporte bello y 100% relajante.

Gracias a Arcogranc y en especial a Sara y Juan José (las damas primero) por el curro en la organización y por darnos la oportunidad de realizar este tipo de tiradas. Gracias a los dueños de la finca por el préstamo momentáneo de la propiedad y gracias a todos los participantes poleas incluidos - téngase en cuenta de que viven engañados - por la deportividad, las risas y el buen rollo general. En especial quiero agradecer el talante caballeroso y resignado de mis compañeros de patrulla ese día; a Jesús, con quien comparto club, a Andrés Castan, majorero de Tesjuate que cruzó tempranito un pizco de Atlántico para sumarse al evento y a mi inseparable para asuntos arqueros amigo José, recuerden, el dueño de Pulido Bows, la pujante y fenomenal empresa de fabricación de arcos, flechas y lo que vaya cayendo con sede  en los Altos de Divina Pastora (Miller Bajo).
Gracias a todos por aguantarle a este que escribe y su inseparable amigo Jay, la histeria, el cachondeo, los soliloquios, el alboroto y el coñazo generalizado.

Hasta pronto.

8 de agosto de 2011

AL LORO. POR SI ACASO

Regreso al blog con una noticia curiosa publicada en el Canarias 7 de ayer domingo.
Tras ser consumido, un medregal (Seriola dumerili por las fotografías) de 24 Kg. causa intoxicaciones diversas a una familia Gran Canaria. El bicho, pescado por uno de los miembros del clan familiar en la vecina isla de Fuerteventura tras 45 minutos de feroz lucha - es lo que pone el períodico – parece, por todos los indicios, estar contaminado de ciguatera.
Y ahí es donde se desata la alarma y vuelven a aparecer los viejos pánicos.
Porque hace algunos años, también circuló la noticia que hacía referencia a un caso de ciguatera en dos pescasub que habían consumido un medregal - también Seriola dumerili – capturado en Fuerteventura.

Según el Canarias 7, científicos de Vigo han constatado en aguas Canarias la presencia del alga microscópica raíz de la enfermedad tropical. 




Lo cierto es que ya van dos casos de enfermedad por ingestión de un depredador mayor, medregal en este caso, en los que los síntomas se asemejan como dos gotas de agua a los causados por la ciguatera, dolencias digestivas y trastornos neurológicos y musculares.
Ayer, incitado a saltarse la precaución científica dando por hecho lo de la ciguatera, un amigo licenciado en Ciencias del Mar que sabe un poco de biología marina y oceanografía me dijo en cuanto a las causas, que las ensoñaciones de medregales migrando desde Jardines de la Reina a través del Atlántico tienen menos probabilidades de éxito que las de bichitos microscópicos que nadie ve, colonizando lentamente y en función de la tropicalización de nuestra salmuera; bajones, piedras y veriles.
Aunque, no obstante, puntualiza mi amigo, lo mejor que nos pudiera pasar es que se tratara de esporádicos ejemplares migrantes (en el caso de medregales, el niega la mayor), porque en el caso de que fueran las bacterias microscópicas las que han instalado su residencia en Canarias, podemos irnos despidiendo definitivamente del típico mojo con morena, y de cualquier otra degustación con un bicuón parejo que no sea una buena foto de morro fiero.

En fin, que ya hay otro caso para el registro.
Yo, de todas formas, aunque solo consumo el pescado que pesco  y estoy en el grupo de riesgo por perseguir depredadores mayores, no salgo este verano de las SS: samas y sierras. Al hilo de lo cual, mis únicas crisis neurológicas me las continua procurando el trabajo diario. Por lo que respecta a las vomitera, los que me llevan a ello son los mismos de siempre: los Rajoys, los Zapateros, el FMI, la puñetera Iglesia Católica, Belen Esteban, los blogs de pesca tipo Chavalito y los record del mundo de puntuación a 5 metros con arcos compuestos y sin novia (entiéndase poleas).

Seguiremos al loro. Por si acaso.