29 de junio de 2011

TONGO, MISTER MANFRED, TONGO

Ex estimado Sr. Manfred, mire que me caía usted bien. Esa carilla graciosa, de intelectual amable y progresista, su espontaneidad en el Risco de San Nicolás, su interés por la cultura popular, por interactuar con los vecinos.

Excelentísima ministra, señores del comité evaluador europeo, políticos de este país llamado España, ex estimado Sr. Manfred.

Es cierto que puede sonar como la pataleta de un despechado o la diatriba obscena de un mal perdedor, pero es que en la coyuntura actual y dentro del contexto político en el que San Sebastián ha sido nombrada Capital Europea de la Cultura 2016, la designación me huele a mayúscula tomadura de pelo, a tongo incalificable y a pantomima monumental hacia cinco ciudades españolas que ajenas a estrategias políticas, luchas soberanistas y componendas de estado llevan unos cuantos años desarrollando un programa cultural puro y concienzudo con el que luchar de igual a igual por el honor y los beneficios de la máxima distinción cultural europea.

Excelentísima ministra, señores del jurado europeo, políticos de este país llamado España, ex estimado Sr. Manfred.

Por si el tufo a tongo que me llega a la nariz fuera finalmente cierto, les pongo al corriente antes que nada, de que a un montón de españoles nos importa un pimiento lamuyo amarillo variedad Maribel que los vascos puedan lograr la autodeterminación y llegado el caso, anexionarse a Islandia, Federarse a Canadá o serruchar todo el perímetro fronterizo de su patria abertzale hasta separarla del territorio continental y dejarla flotando como república vasca, cantábrica, socialista e independiente en medio del Golfo de Vizcaya, NOS-LA-TRAE-FLOJA (perdonen la ordinariez).
Lo que no nos la trae flácida y muy al contrario, hace que estemos mayormente hasta la vena pudenda externa es el hecho cada vez más constatable que en este país o eres vasco o catalán y tienes ínfulas de gobernarte por tu cuenta o prepárate a sufrir toda clase de agravios comparativos y sentirte tratado como un españolito de segunda.
Cuando ETA mataba todas las semanas en el nombre de un ideario político vivíamos hipotecados por el chantaje de la violencia asesina y los muertos del telediario. Ahora que ETA no mata, vivimos hipotecados y chantajeados por el miedo a que triunfe el ideario político de la izquierda abertxale.

Excelentísima ministra, señores del jurado europeo, políticos de este país llamado España, ex estimado Sr. Manfred.

Estoy seguro y no tengo ninguna duda que San Sebastián debe poseer una candidatura cultural a capital europea enormemente interesante y valiosa, una cultura tangible e intangible de quitarse el sombrero, quizás, hasta pueda dar vértigo comparar su potencial cultural con Las Palmas u otras ciudades españolas; un prestigioso festival de jazz, un mundialmente famoso festival de cine, gastronomía de primer nivel, arte, educación, arquitectura, patrimonio de todo tipo, etc…Pero en las circunstancias actuales, según venía la mano y pese a que las tres cuartas partes del proyecto de la candidatura es anterior al fenómeno Bildu, es inevitable que su distinción en base a los criterios por la que ha sido elegida, esté aromatizada por ese olorcillo tan Español de la manipulación política interesada.
Porque si el principal criterio que les ha llevado a conceder a Donosti la Capitalidad Europea en 2016 es la posibilidad de que tal distinción contribuya a la paz, a construir la paz o a convertirse en capital de la paz. Tengan en cuenta que se han saltado la esencia del certamen y no es cultura lo evaluado sino política, política pura y dura. En eso San Sebastián, dada su particular coyuntura, reconozco que no tenía rivales y competía en posición ventajistas respecto a las demás ciudades, pero en el caso de que alguno de ustedes crea que aquí y ahora, en el planeta tierra, en mitad del siglo XXI la paz no tiene que ver con la política, y la paz que han pensado para San Sebastián esta al margen de avatares políticos, le diré Sr. Manfred, que entonces, la que no tiene rival, por poner un ejemplo, es Las Palmas.
En la capital – isla de Gran Canaria, Sr. Manfred, llevamos 500 años en paz. Desde que Bentejui se riscó en la cumbre, por aquí abajo los jaleos y las ostias han sido contadas. Por recordar algún cirio reseñable, me vienen a la mente los cortes de agua del alcalde Doreste en Escaleritas, algún follón portuario y alguna manifestación estudiantil en la década de los 80. Nadita más.
Por tanto, si es por paz, por tolerancia, por respeto a la vida humana, a la libertad de expresión y a la convivencia pacífica, Las Palmas de Gran Canaria esta colocada unos cuantos años luz por delante de la capital de Guipúzcoa en merecimientos y posibilidades.
Y es una lastima que cuando fijaron los criterios meramente culturales por las que deberían regirse las candidaturas y el certamen, no nos avisaran que iba a ser condición sine qua non el que la cultura contribuyera a conseguir la paz, porque de saberlo nos hubiera bastado encender el ánimo de algún independentista trasnochado del MPAIAC, haberle dado cuatro petardos, haberlo incitado a armar ruido y luego, mas tarde, haber pregonado a los cuatro vientos que en 2016 seriamos capaces de aplacarlo y reducirlo en el Parque de las Creaciones colgándole garriflores de la solapa.

Ex estimado Sr. Manfred, mire que me caía usted bien. Esa carilla graciosa, de intelectual amable y progresista, su espontaneidad en el Risco de San Nicolás, su interés por la cultura popular, por interactuar con los vecinos.
Como decimos por aquí, ¡leche cacharro!.
Ahora y para mí, su rostro y su voz son las del tongo del año. Que pena.

27 de junio de 2011

LAS PALMAS CAPITAL CULTURAL 2016. SÍ GRACIAS

La suerte esta casi echada. Faltan la exposición y el coloquio con el jurado y todo el pescado estará vendido de cara a la deliberación y proclamación de la ciudad española que debe acompañar a una impronunciable urbe polaca en la distinción de Capital Cultural Europea 2016.
Y aunque reniego y se me revuelven las tripas ante el mangoneo político y el paripe partidista que pueden generar este tipo de eventos, he de reconocer que esta vez, siendo parte interesada y de alguna manera protagonista en el programa de la candidatura, deseo que todo vaya sobre ruedas y el palpito que recorre la ciudad en estos días previos no sea más que la intuición colectiva de un galardón que nos meta por la puerta un importante pelotazo económico y sirva para elevar o reforzar la autoestima de un pueblo que aun siendo medio analfabeto, medio inculto, medio incívico, medio sucio y medio hipócrita no deja de tener como la propia ciudad a la que pertenece, su distinción, su encanto y su diferencia.
Contando con la tolerancia que da ser puerto oceánico obligado, con el ambiente único del mejor clima del mundo y con el carácter peculiar de la condición insular y ese rollo tan sobado de la tricontinentalidad, hay que reconocer que Las Palmas es otra cosa. Ni más ni menos que nadie, pero ciento por ciento distinta. Ese es nuestro valor. Cultura intangible en dosis elevada.



Los que como yo, aquí nacimos y aquí lidiamos la vida diaria, queremos a Las Palmas sin dudarlo. A nuestra manera. Unos sin darse cuenta, otros siendo plenamente conscientes y otros, mi caso, con los desencuentros y renuncios habituales.
En Madrid, con la delegación desplazada al evento, esta la hermanita Esther A. defendiendo ante el jurado el proyecto “Engánchate al Risco”. Aquella idea de hace dos años, que nacía como una necesidad de acción rebelde y altruista y que a día de hoy es una de las líneas directrices del programa de la candidatura.
Tanto si la ciudad sale elegida como si no. El esfuerzo habrá valido la pena y la semilla brotada seguirá despertando ínteres.

En fin, eso, que la suerte esta casi echada.
Mañana a las 15:00 h. sabremos el veredicto.
Por si acaso, el rón y la música estan preparados.

20 de junio de 2011

NUEVA CHEST PACK DE HPA. MENUDO CHASCO

Desde hace algunos años, para acarrear señuelos cuando pesco a spinning desde tierra utilizo una de esas riñoneras específicas que se llevan en la cintura y con tubos plásticos separadores contienen la media docena de muestras que sirven a los ratos de lance.
Tuve la Chest Pack de HPA (modelo antiguo) hasta que se la regalé a Jacobo y me pasé a una de Shimano, económica y funcional que me regaló Neno durante una excursión lubinera en Alicante.
Destruida por el uso y el salitre la de Shimano, desde hace un par de meses he vuelto a hacerme con otra Chest Pack de HPA, pero en su versión actualizada.


¡Menudo Chasco!

La nueva versión de la riñonera franchute no hay por donde cogerla.

¿Por que?

-       Porque su diseño cuadrangular es demasiado aparatoso y al llevarla a la cintura sobresale demasiado del cuerpo resultando incomoda a la hora de realizar movimientos, caminar o desplazarse.

-       Porque la sujeción al cinturón, en vez de realizarse a la parte superior de la caja, se agarra al extremo inferior, haciendo que la bolsa permanezca inclinada hacia delante todo el tiempo.

-       Porque una vez cerrados todos los bolsillos y compartimentos, quedan holguras y rendijas que favorecen el bailoteo constante de señuelos y accesorios.

-       Porque la tapa superior en vez de cerrar hacia adelante, lo hace hacia atrás, sobre la cara de la riñonera que se sostiene a la cintura, con lo que meter los dedos para buscar la hebilla suele ser una complicación que en acción de pesca necesita del uso de ambas manos.

-       Porque no hay proporcionalidad entre los tubos portaseñuelos y las características de la bolsa, ni en las dimensiones, ni en la finalidad. Los tubos siguen siendo los de siempre; cerrados, pequeños,  -no caben señuelos de más de 12 cm - y con una rugosidad ideada para ser sujetados a un velcro exterior que la nueva bolsa no tiene.



¿Algo Bueno?

Sí.
-       El material de fabricación. Que es básicamente el de siempre: una especie de PVC flexible ultra resistente y adaptado a la corrosión marina.


Conclusión: que la nueva riñonera para señuelos de los franchutes me parece decepcionante.
En mi opinión, un patinazo. Uno de los pocos que se le pueden achacar a la marca francesa.

Afortunadamente, nada que los yankees de Aquaskinz no puedan solucionar.

He dicho.

15 de junio de 2011

CUADERNOS DE MISANTROPÍA II. SPINNING DE MANUAL A PRINCIPIOS DE JUNIO

Sí el lugar se las trae en lata. Si no es un remanso de paz a trasmano de la humanidad habitual. Si no queda ajeno al conocimiento de la comunidad pesquera. Si puede considerarse uno de esos veriles históricos y célebres donde la pesca de depredadores ha sido de toda la vida una constante. Si además es fondeadero de chavalitos y demás hierbas y esta expuesto a la vista del pueblo, debes considerar a poco que seas un pescador sensible que disfruta de la pesca, la intimidad y la naturaleza a partes iguales, que la estrategia para pescar en él debe seguir escrupulosamente el prótocolo general de actuación contenido en el Manual de Pesca Misantropa (MPM), cuyas premisas generales en la categoría madrugues paso a exponer  a continuación a partir de tres grandes apartados.

Antes

Se hace necesario:

-       Observar los hábitos de la humanidad pesquera para con el lugar en lo que respecta a estancia y horarios. La finalidad es establecer un auto protocolo de asistencia que te asegure no coincidir.

-       Acudir al pesquero siguiendo el más estricto de los silencios y la más oscura de las visibilidades. Si se utiliza vehículo a motor, observar la posibilidad de apagar luces un centenar de metros antes. Si el acceso fuera a píe, prescindir salvo riesgo extremo para la integridad física de la linterna. En cualquier caso no usar nunca prendas de vestir distintas al negro azabache.

-       Hacer acto de presencia con la antelación que te garantice ser el primero. Piensa que salvo otro spinner, nadie va a madrugar más que tu. Los asuntos de la boya y el balde de pan suelen comenzar a resolverse a plena luz del día.

-       Evitar durante el trayecto, declarar visualmente nuestras intenciones. Ni señuelos colgando, ni cañas montadas, ni camisetas con bicúas dibujadas a la espalda. Una mochila y una caña. Un pescador más. Hay que aparentar ser uno de muchos. Uno de esos que se pegan medio día para conseguir una fritada de bogas.

Durante

Sería recomendable:

-       Colocarse en un lugar del pesquero escasamente visible desde el exterior. Desde lejos, nuestros movimientos y avatares serán siempre reveladores para pescadores de acecho y borregos imitadores.

-       En caso de que no se cumpla el último punto del apartado anterior y la pesca se desarrolle en un lugar que carezca de ángulo muerto para la visión externa o interna, será preciso adoptar la discreción como modus actuandi. Por ejemplo, en caso de pescar con compañero/a no señalar con el dedo la presencia de un pez, o afectar con gesticulación una picada fallida.  Debemos ser la silueta anodina de un pescador del montón que pasa sus horas muertas junto al mar. De igual manera, en caso de pelea y captura, convendría mantener la compostura. Ni carreritas, ni posturitas Matsutani. Téngase en cuenta que el exhibicionismo lo carga el diablo y a la tarde siguiente, los jigs de bucktail 7 euros, los encapuchados de la Shimano Force Master y los envoltorios de palmera de chocolate pueden colonizar el sitio de tu recreo de manera fatal.

En Caso de Captura

Negarlo todo.

-       A los ojos de cualquiera nunca habrás capturado un pez. Un pez capturado a spinning suele ser un acontecimiento, ya saben: pez grande, emocionante lucha, aspecto feroz… pura golosina visual. Un sierra, un pejerrey o una bicúa son el mayor reclamo para pescadores que se conoce. Si uno de estos pejes cae en el campo de visión de un ojo ajeno, ten en cuenta que tu patria de paz pesquera se fue al carajo. Por eso, recomiendo juego raso, varadas fugaces, muerte súbita, saco opaco y zulo protector. A la pregunta “¿Qué?, ¿nada?” se responde con un guasón “sí, yo no lo he visto, pero debe de estar nadando” o con su versión lacónica, “bahhh, nada de nada”. Si te quedas la pesca, lo suyo es guardarla en una bolsa que no denote su presencia y negar como un Judas cualquier acusación de captura. Créanme, al menos aquí, en este corral insular endogámico hasta en los sucesos, nos va la pesca en ello.



Y se Preguntarán Ustedes A Cuento de Que Viene Toda esta Paranoia

A cuento de que así llevo pescando los últimos fines de semana. Con el Manual de Pesca Misántropa en la mano. Acudiendo temprano al mar. Antes del alba. Recorriendo a píe y en silencio los 500 metros que separan mi casa playera del veril. Sin ruido, agazapado. De negro riguroso, con la caña al hombro y una mochila a la espalda.  Intentando pasar lo más desapercibido posible. Sin dejar rastro.
Encima, para mayor gloria, el lugar se esta revelando como productivo, engordando el paupérrimo balance de capturas de 2011 a base de sierras y bicúas de talla media.
Se nota carnada, mucha sardina pequeña, actividad y paz, mucha paz. Ausencia de pescadores y tranquilidad, mucha tranquilidad.



Los peces de las fotografías fueron capturados por este que escribe el pasado domingo. Un sierra y una bicúa. La bicúa, tras una fugaz foto de móvil volvió al agua. El sierra se vino a casa a almorzar. De incógnito, dentro de un gran saco estanco con las fachadas tintadas.
Como dice el manual.

13 de junio de 2011

EL BORBÓN CHICO CASI LO BORDA

Curioso el sucedido entre el Borbón heredero y una súbdita no conforme con su condición.

Al parecer, con dos ovarios, la chica se saltó el prótocolo y abordó a la realeza para preguntar que cuando le iban a dar la oportunidad de pronunciarse sobre la posibilidad de que volviera la república o no y la monarquia recogierá los bártulos o tampoco. Decía que le parecía un ejercicio de pura regeneración democrática.
Yo sin ser repúblicano ni monarquico, creo que la interpelante tiene toda la razón del mundo en lo de la actualización democrática y como súbdito a regañadientes, también me gustaría que me preguntaran si quiero que el país al que estoy cultural y administrativamente adscrito cargara hacia el rojo bolchevique demoníaco o hacia la sangre azul papel cuché.
Pero bueno, en cualquier caso, con la que esta cayendo es algo que me preocupa cero. Sobre lo que quería manifestarme es sobre el hecho de que el Borbón chico a diferencia de su sequito estaba bordando la improvisada conversación hasta que la válvula clasista y prepotente no le aguantó más y estalló.
Ya has conseguido tu minuto de gloria le dijo a la mujer. Ahí la cagó Felipito. Lástima que ella contestara timidamente que no y perdiera una oportunidad de oro para haberle replicado al principito que él si que lleva gloria, y no un minuto, sino 40 años, 40 años de gloria por la cara chupando del bote constitucional y del erario público.
Y que decir de los comentarios de los corifeos y adulones de corte que secundaban al Borboncito. “¿Esa es tu mayor preocupación en la vida?”, le preguntaba uno con prepotencia, mientras otro, el presidente de Navarra, muy facha institucional él, le explicaba en plan profesor sobrado que las dos repúblicas anteriores habían terminado como el rosario de la aurora.
En fin, otra muestra más, no la más feroz ciertamente, de cómo son y como se muestran. A la defensiva, sabedores de que son los otros, de que hay millones de personas que no comparten su escalafón y las pasan putas estando al otro lado. Sabedores de que sus tejemanejes político y económicos solo tienen como finalidad proteger sus castas y el eterno status dominante en clase Bussines. Asi se les ve, nerviosos, inquietos y sabedores de que cada vez son más las voces que piden que a todo esto se le de un vuelco.
Espero que se este en ello.
Asco me dan. Todos.

10 de junio de 2011

TRES LANCES, UNA BICÚA

Esta vez bastaron tres lances.
Mis quejas fueron escuchadas.
Otra captura dominical.
Una bicúa de esas que alegran la vista.
Una tres kilos engañada con otro bucktail de autor, un plumero blanco con lunares y flashabou morado. Ya saben que el señuelo no sale en las fotos porque de lo que se trata es de promocionar los minnows que fabrica y comercializa mi amigo José.
A la prima hora, madrugando, con marea buena y el alisio sostenido de noreste que amenaza con quedarse hasta septiembre aireándome el hociquillo.
La fotografía pertenece a la colección “bodegones de un hombre solo”. Fue realizada con el Iphone y convertida a ByN a través de la última versión  de Lightroom.
El verano ya esta en puertas con su mar de nubes, su alisio y el jalión salpicón de cada año.
Pese a las horas de luz y la mayor disponibilidad de tiempo libre, en esta época la pesca insular para el que escribe, afloja en calidad, cantidad y oportunidad de ser practicada.
En cualquier caso, se hará lo que se pueda y aquí quedará registrado.
De momento, que quede constancia del casí, casí bicuón.

6 de junio de 2011

CUADERNOS DE MISANTROPÍA. VIAJAR CON ELLOS

Tiene coña. Por si uno no tuviera bastante con la incertidumbre de la naturaleza, con las vicisitudes de la aviación civil a la hora de acarrear los equipos, las prestaciones de la organización que te lleva a pescar y las condiciones de habitabilidad y vida diaria de muchos campamentos y lodges, de un tiempo a esta parte y por lo visto y experimentado de últimas, hay que añadir un quinto elemento a tener en cuenta dentro de las posibilidades de contratiempo en la planificación y disfrute de un viaje de pesca. LOS COMPAÑEROS DE VIAJE. El hecho de que no le toque a uno durante una semana aguantar a un cabeza perro insufrible, un fantasma insoportable, un cretino enterado, el último nuevo rico cateto e ignorante, el pijo de garrafón, el trabado susceptible o mezclas de todo lo anterior en distinta proporción y medida.

Vamos al grano.
Existen por lo que he podido experimentar tres perfiles básicos: trabados, fantasmas y viejos caciques. A su vez, estos tres tipos principales son susceptibles de dividirse en todos los subtipos que la diversidad de psiquis y personalidades tenga a bien disponer.

El Sujeto que Viaja de Pesca por Moda, por Snobismo y aunque Viviera el Resto del Año sobre una Jaula de Engorde de Pescado no Repararía un Mínimo Instante en los Peces y su Mundo.

Sin embargo, son 7 días cada año los que se convierte en el mejor y más fanático pescador del mundo. Presume de aventuras, sapiencia y habilidad. Usa un kit de pesca tropical top gama valorado en 5.000 euros, señuelos de diseño japonés exclusivo y curiosamente, o tarda tres cuartos de hora en hacer el nudo de cirujano o cuando surgen dificultades que solo la experiencia y el conocimiento son capaces de resolver, decide descansar y terminar su jornada de pesca alegando dolor de espalda o mostrando un agudo ataque de pasión fotográfica. Cualquier cosa menos honestidad, cualquier excusa que disimule que no se entera, que no sabe, que esto de la pesca se la trae al pairo y que lo que realmente importa es hacer lo que todos y seguir la moda. Es que da lustre eso de ir a pescar al trópico, como lo da eventualmente el jugar a golf, bailar salsa o llevar un tatuaje en el gemelo. Hay que estar, esa es la premisa.
En principio, este perfil de personalidad no debiera causar perjuicio en el resto de acompañantes, pero la cosa se complica cuando como casi siempre sucede, al individuo la pesca no le sonríe y entonces, su compañía se transforma en mil y una protestas, quejas veladas, cizaña, reclamaciones por lo bajini y desacuerdos. Excusas en definitiva. Porque por supuesto, él es el mejor, el más grande y el más experimentado. Y si no es capaz de capturar ni una mísera caballa es porque el destino de pesca no sirve, el guía es un incompetente, el skipper un ignorante o diariamente le asignan la parte podrida del pastel.

El Viejales Ricachón que se Aburre

Este es otro perfil que te puede dar el viaje.
Obedece a 5 subperfiles: el viejo jefe, el viejo avaro, el viejo que no se admite como tal, el viejo con privilegios de vejez y el viejo verde ridículo. Si coincides en el quinto pino oceánico con un carcamal que posea el grand slam, los cinco perfiles, entonces que Dios (o lo que sea) te coja confesado.

El viejales ricachón que se aburre acarrea varios negaciones a cuesta: La familia NO lo aguanta, los amigos NO le escuchan, la juventud NO lo acompaña y su ego NO le reconoce la senectud.
En tal tesitura, el personaje, inmiscuido en una expedición de pesca internacional es una bomba de relojería cargada de fastidios.
Sus hábitos mandarines le harán querer planificar pesca y logística adoptando papeles de guía y chico de agencia. La misma razón, unida a su presunción de sabiduría náutica y pesquera  le llevarán a suplantar al skipper en su tarea.
Como a todo viejo, y aunque él no se reconozca como tal, la naturaleza le hace presentir que el final del partido esta cada vez más cercano y por tanto el reposo y la paciencia le son molestos. Eso, unido al abandono por coñazo que padece, le lleva a inmiscuir al grupo en mil y una planificaciones paralelas; convocatorias, saraos, reuniones y modificaciones del plan de viaje original. Por supuesto, respecto a la pesca - que no es más que otra excusa - su comportamiento estará condicionado por la no juventud y su tendencia al confort y la comodidad. El yayo no va a madrugar fácilmente y tampoco piensen en tenerlo todo el día sobre la bañera de una embarcación moviendo el choco a merced de las olas. Ahí utilizará los derechos de vejez y el chantaje emocional de pobre viejito como arma arrojadiza que intente modificar la diaria rutina de pesca. Y por supuesto, como la fobia al abandono y su afán de protagonismo le impiden optar por quedarse en el lodge y separarse del grupo cuando las condiciones no le son gratas, será el grupo el que deba adaptarse a Matusalen, pescando a partir de media mañana y regresando poco después del mediodía.
Pues sí, menudo marrón el tener que aguantar a uno de estos viejales ricachones. Si encima el abuelo te salió coquetón y adopta roles de viejo verde, tu sentido del ridículo y la vergüenza ajena llegarán a ruborizarte ante los flirteos del septuagenario con chicas que pueden ser sus nietas. Pobre de ti.

El nuevo rico cretino y arrogante

Este es de los más vomitivos y aunque comparte la esencia del primer perfil,  suele responder más concretamente a un individuo fantasmón, ignorante y enterado que siendo un cateto sin medio dedo de frente va de chulito seguro de si mismo y convencido de que es el mejor y más autorizado pescador del circuito tropical. Tengo dinero y consigo lo que quiero. Este CR7 de la pesca internacional es un plasta por abuso indecente del yo y constante impartición de cátedra y doctorado. Sus capturas son las mejores, sus equipos los más adecuados y su manera de hacer la única posible. El tufo de su insoportable ser canta desde el mismo mostrador de facturación. Será hortera en las formas, miserable en los gestos, maleducado en el trato, despectivo en la opinión y soberbio en la actitud.
Al loro, que suele ser agresivo y a poco que las cosas le vayan mal dadas, creará mal rollo a espuertas.

El Rata 

Pese a no pasar dificultades económicas, a este tipo lo verán pescar con la ropa de oficina que los años le han ido jubilando del curro diario. Camisas de rayas abotonadas y pantalones cortos del chino.
Le verán meter anillas y assist en bolsas plásticas de supermercado, gorroneando sin rubor ni compromiso de devolución, anzuelos, señuelos, hilos y consumibles varios. Se hará el sordo o desaparecerá como Judini en el momento de dar propinas y Llegado el caso, pasará hambre con tal de ahorrarse una merienda de aeropuerto. Es calculador, espartano por avaricia y una culebrilla humana que serpentea entre lances y posibilidades de pesca; negociando unilateralmente con los skipper para su particular provecho, ocultando información o practicando un egoísmo rastrero que da grima. Este tipo no suele ser agresivo ni armar follón, es cobarde por naturaleza y llegado el caso, si alguien le canta las cuarenta, se hará el loco, dará marcha atrás, disimulará, se excusará y buscará fuga a través del primer agujero a disposición.

El Histérico Negativo

El producto de Luxe incluye cierto complejo de inferioridad y propensión a la susceptibilidad.
Conocerás tu lotería desde un año y medio antes, pues dará la murga con los preliminares del viaje hasta límites insospechados; que si el equipaje, que si los seguros, que si los horarios, que sí mira cuantos nudos de viento marca para dentro de un año el windguru de Rarotonga.
En función de lo trabado que sea y los complejos que acarree, será más o menos coñazo y agresivo. Pero casi siempre serán hipócritas y falsos en un 80%.
Ojo con los cojos, con los sordos, con los tartamudos, con los poca cosa o con los neuróticos. En algunos casos la mala milk rebosa cuencos y paciencias, convirtiendo a un señor simplemente coñazo en un tipo odioso con el que te prometerás a ti mismo no volver a cruzarte.

En fin, advertidos quedan, aunque por supuesto, estos casos son minoría, afortunadamente abunda la gente sencilla y tranquila. Cada uno con sus cosas y su personalidad, pero sin dar la murga ni joder la fiesta colectiva. Majoreros saharianos, Barones menorquines, picapleitos malagueños, pequeñitos valencianos, vascos de una pieza, chicharreros de primera, italianos manejables y catalanes de peluche están dentro de mi selección ideal, la llevadera, la amigable y la siempre querida.

Por cierto, si en uno de esos viajes consigues tener un cómplice al que le guste la guasa y  sepa ver pasar la vida desde arriba, te lo pasarás pipa riéndote a costa de la personalidad y    modus actuandi de los papa fritas de turno. Solo es cuestión de guasa, sarcasmo e ironía.

Pues eso, que perdonen la incalificable y ácida entrada.
Deben ser las cosas de Jay y el verano al caer.