11 de agosto de 2011

TIRO CON ARCO TRADICIONAL. TORNEO LAS MELEGUINAS 3D

Fue el pasado mes de julio. En un domingo de no guardar que amaneció como tiene que amanecer un día de verano en las medianías del noreste de Gran Canaria; nublado, fresco y brumoso, con la condensación del alisio rebosando tras el Toscón de la Vizcaina y alcanzando la cuenca del Guiniguada en forma de garuja pulverizada.
Fue en una ladera de bosque xerotermófilo de libro. Una formación más o menos abierta de acebuches, lentiscos, almácigos, hediondos, vinagreras, tabaibas y todo el cortejo de pequeños matos que acompañan al genuino piso de vegetación grancanario.



Fue de mañana, a través de un recorrido de 14 puestos de caza mayor y un pavo salvaje americano sin cabeza del tamaño de una boya meteorológica.
15 Dianas tridimensionales a escala que representaban cabras salvajes, perros lobos, osos negros, cochinillos, un cocodrilo al sol de una barranquera y el referido pavo yankee. 15 posiciones de tiro colocadas estrategicamente a distancias de entre 10 y 30 metros que interactuaban con la topografía y la vegetación en un bonito circuito campestre de tiro con arco y senderismo.




Fueron unos 30 arqueros los participantes, repartidos en 2 categorías de arquería tradicional, (longbow y recurvo instintivo) una de arco desnudo y los incomprensibles arcos compuestos y sin novia (léase poleas).

Fueron dos recorridos completos a desarrollar antes de la media tarde con la reglamentación FITA de recorridos 3D como manual de instrucciones y disciplina.

Fueron patrullas de 3 o 4 arqueros mezclándose en categorías afines. Disparando dos flechas por bicho y corriendo el turno de tirada.
Un total de 270 puntos a conseguir en cada recorrido si uno fuera Byron Ferguson y no saliera del ojo de una aguja en cada muñeco.



Fueron nulas las sorpresas en cuanto a resultados se refiere.
En Longbow, el ganador fue Juan José, siguiéndole Sara y Pepe Juan.
Mi amigo José, el dueño de Pulido bows, la pujante y fenomenal empresa de fabricación de arcos, flechas y lo que vaya cayendo con sede en los Altos de Divina Pastora (Miller Bajo), quedó cuarto, acusando el discreto y demasiado conservador para su gusto primer recorrido.
En recurvo instintivo tradicional, ganó el amigo Antonio, aunque se rumorea que llevaba en el bolsillo la fotografía de un loquillo parejo y antes de cada tiro la colocaba en la zona vital del bicho. Buenísima primera tirada la del gran “Coki”, el maestro arquero del Tejar, al que le escoltaron en el podium Andrés Castan y Eutimiano el de Caserones.
En las dos restantes categorías, las de los arcos metálicos, desnudos, olímpicos, compuestos, que apuntan, que no lo hacen o yo que se, me consta que ganaron dos tiradores del club SEO, la que dicen que es mejor tiradora con poleas de las islas, Nereida Socorro y un simpático señor de mediana edad y gorro dominguero del que no recuerdo el nombre.


Servidor de ustedes, aunque quedo penúltimo en la general, en realidad no tiró. Fue un bulto sospechoso que pasó por allí, se quedó y estuvo toda la mañana con un longbow en la mano. Pero no tiró. Anduvo todo el tiempo sacando fotografías con el móvil y desconcentrándose a base de bien. Desagrupando, rompiendo, perdiendo y haciendo el indio sin plumas, taparrabo ni caballito pintado. Será la próxima vez, con más entrenamiento específico previo, con mayor concentración y una pizca más de experiencia en este tipo de eventos. Nos vemos en Trujillo (Cáceres, no Moya) en octubre, lo prometo. Valga la frase que me espetó al oído un veterano tirador tradicional chicharrero en mi primera competición oficial; “usted será un pollillo nuevo que esta pleno de facultades, pero yo no me voy a dejar”.
Pues eso, que yo tampoco me voy a dejar.


En fin, que fue otra manera de pasar un domingo de verano. De esos ventosos que no deja mover señuelos. Una manera de lograr esparcimiento practicando una afición y un deporte bello y 100% relajante.

Gracias a Arcogranc y en especial a Sara y Juan José (las damas primero) por el curro en la organización y por darnos la oportunidad de realizar este tipo de tiradas. Gracias a los dueños de la finca por el préstamo momentáneo de la propiedad y gracias a todos los participantes poleas incluidos - téngase en cuenta de que viven engañados - por la deportividad, las risas y el buen rollo general. En especial quiero agradecer el talante caballeroso y resignado de mis compañeros de patrulla ese día; a Jesús, con quien comparto club, a Andrés Castan, majorero de Tesjuate que cruzó tempranito un pizco de Atlántico para sumarse al evento y a mi inseparable para asuntos arqueros amigo José, recuerden, el dueño de Pulido Bows, la pujante y fenomenal empresa de fabricación de arcos, flechas y lo que vaya cayendo con sede  en los Altos de Divina Pastora (Miller Bajo).
Gracias a todos por aguantarle a este que escribe y su inseparable amigo Jay, la histeria, el cachondeo, los soliloquios, el alboroto y el coñazo generalizado.

Hasta pronto.

2 comentarios:

Y digo yo dijo...

Nunca pensé yo, que "vieraver" yo animales desos en la Gran Canaria...

rafa dijo...

Lanzador de señuelos y arquero al mismo tiempo. Creo que has acertado una diana más amigo.