8 de agosto de 2011

AL LORO. POR SI ACASO

Regreso al blog con una noticia curiosa publicada en el Canarias 7 de ayer domingo.
Tras ser consumido, un medregal (Seriola dumerili por las fotografías) de 24 Kg. causa intoxicaciones diversas a una familia Gran Canaria. El bicho, pescado por uno de los miembros del clan familiar en la vecina isla de Fuerteventura tras 45 minutos de feroz lucha - es lo que pone el períodico – parece, por todos los indicios, estar contaminado de ciguatera.
Y ahí es donde se desata la alarma y vuelven a aparecer los viejos pánicos.
Porque hace algunos años, también circuló la noticia que hacía referencia a un caso de ciguatera en dos pescasub que habían consumido un medregal - también Seriola dumerili – capturado en Fuerteventura.

Según el Canarias 7, científicos de Vigo han constatado en aguas Canarias la presencia del alga microscópica raíz de la enfermedad tropical. 




Lo cierto es que ya van dos casos de enfermedad por ingestión de un depredador mayor, medregal en este caso, en los que los síntomas se asemejan como dos gotas de agua a los causados por la ciguatera, dolencias digestivas y trastornos neurológicos y musculares.
Ayer, incitado a saltarse la precaución científica dando por hecho lo de la ciguatera, un amigo licenciado en Ciencias del Mar que sabe un poco de biología marina y oceanografía me dijo en cuanto a las causas, que las ensoñaciones de medregales migrando desde Jardines de la Reina a través del Atlántico tienen menos probabilidades de éxito que las de bichitos microscópicos que nadie ve, colonizando lentamente y en función de la tropicalización de nuestra salmuera; bajones, piedras y veriles.
Aunque, no obstante, puntualiza mi amigo, lo mejor que nos pudiera pasar es que se tratara de esporádicos ejemplares migrantes (en el caso de medregales, el niega la mayor), porque en el caso de que fueran las bacterias microscópicas las que han instalado su residencia en Canarias, podemos irnos despidiendo definitivamente del típico mojo con morena, y de cualquier otra degustación con un bicuón parejo que no sea una buena foto de morro fiero.

En fin, que ya hay otro caso para el registro.
Yo, de todas formas, aunque solo consumo el pescado que pesco  y estoy en el grupo de riesgo por perseguir depredadores mayores, no salgo este verano de las SS: samas y sierras. Al hilo de lo cual, mis únicas crisis neurológicas me las continua procurando el trabajo diario. Por lo que respecta a las vomitera, los que me llevan a ello son los mismos de siempre: los Rajoys, los Zapateros, el FMI, la puñetera Iglesia Católica, Belen Esteban, los blogs de pesca tipo Chavalito y los record del mundo de puntuación a 5 metros con arcos compuestos y sin novia (entiéndase poleas).

Seguiremos al loro. Por si acaso.

9 comentarios:

Carlos Ramos dijo...

Mario no será que alguna mano negra quiere promocionar la lubina de piscifactoria?, o que los alemanes están plantando muchas hectáreas de pepinos?, en serio yo por si las moscas congelaré los medregales por debajo de los 20ºC y después los cocinaré muy bien...

Un saludo

Uno de Tantos dijo...

Carlitos, no se si habrá manos negras o no, lo que si te aseguro es que ante la ciguatera, lo de congelar el pescado es tan efectivo como ponerse un condón para no tener un accidente de tráfico.
En cualquier caso, no hay que alarmarse, 2 casos de ciguatera en una década de medregales en escabeche no es como para declarar epidemia.
De todas formas, yo ya lo tengo claro y lo estoy poniendo en practica, desde que llego a una marca con dumerilis de más de 20 Kg meto avante claro y me rajo a donde las samitas de 3 y medio. "no mira a ve, me voy a llagar todo con el pescao podrio ese".

Carlos Ramos dijo...

Ok, Ok grave equivocación,confundí Ciguatera con Anisakis...
Según he leido la ciguatera no es mortal solo en el 1% de los casos. Otra característica de la toxina es que es estable en procesos de congelación, cocción, altas temperaturas o exposición a acidos, como puede ser cuando preparamos un ceviche en limón, o cuando cocinamos o freímos el pescado que pretendemos comer o cuando congelamos lo que pescamos para su posterior consumo, la toxina se mantiene estable y no se altera y nos puede causar daño, si consumimos el pescado aun después de cocinado, congelado o remojado en limón. ¡uppps!

Yo también cuando tengo debajo las dumerilis grandes arranco pa otro lado.

Saludos

Y digo yo dijo...

A mi me pasa todo lo contrario; cuando yo llegó ellas se marchan...

Y digo yo dijo...

Coño se me escapó un acento, perdón, tilde y también se mescapó un coño...

Nono dijo...

Como creo que este Blog no lo leen mucha gente lo puedo decir “Estos medregales los criamos para que no pesquen los veriles de Fuerteventura”, lo extraño de estos casos de pescado ciguato es que solo aparecen en Fuerteventura.

Uno de Tantos dijo...

Bueno, las últimas noticias que he podido rastrear dicen que quizás no se trate del microorganismo que causa la ciguatera en el Caribe pero sí de un pariente endémico de Canarias.
Carajo!, a mi de hierbajos endémicos ya me bastaba el bicacáro.
De todas formas, también se apunta a que este tipo de intoxicaciones son casos muy excepcionales y esporádicos. Dicho lo cual, mañana vuelvo a la marca y sacaré un par de ellos de 40 y pico para pasar el rato.
Para que después digan que los majoreros no son atravesaos, lo son hasta los peces.
Saludos a todos.

Nicola Zingarelli dijo...

A ver si unas algas salvan a los medregales del tiroteo....

Adal dijo...

En relación al tema de referencia les dejo este enlace publicado el 31 de Agosto:

http://www.diariodeavisos.com/2011/08/31/actualidad/una-toxina-obliga-al-control-de-los-medregales-y-otros-grandes-peces

Un saludo,
Adal Rodríguez