6 de mayo de 2011

OTRO BOCINEGRO A LANCE


Lo puso en seco Jacobo hace un par de días.
En nuestro veril de siempre. Ya saben, ese que lo más que propicia es tranquilidad y lejanía. Fuera del radio de acción de noveleros y macarras.
Dice que le siguió hasta el veril y placó el señuelo en el último instante.
Bocinegro parejo, de esos que en los últimos dos años nos han deparado más de una alegría.



Yo no pude acompañarle por cuestiones de curro, pero que sirva la captura del compi para alimentar un poco la menguada estadística de nuestro spinning casero de píe en tierra.
Por cierto, el señuelo aunque a Jacobo no le guste que lo diga fue uno de esos bucktails que le regalé el otro día. Uno de esos fabricados con el excepcional pelo que me envió desde Moldavia el amigo Nicasio.
Por cierto, la fotografía no es mía, es del pescador aludido en la entrada, a mi que me registren.
Que conste.

2 comentarios:

Y digo yo dijo...

Pero eres complice, jajaja

Toni Martinez dijo...

pues felicita a tu compañero,bonita captura!!un saludo Mario!!