19 de mayo de 2011

INDIGNADO

Que asco dan todos. Cuanta mentira cada vez más infumable.
Cuanto culpable, cuantos imputados, cuanto chorizo y cuanta farsa.

En estos días preelectorales de mitines, besos, compañerismo descorbatado, paseos por ferias, mercados, mercadillos, viveros, empresas familiares. En estas jornadas festivas de participación en maratones, carreras de bicicletas o asaderos en la cumbre. En estas hipócritas calendas de apretones de manos, ropas desenfadadas, lenguaje coloquial, matraquillas radiofónicas y venta al por mayor de un mundo venidero repleto de dicha y prosperidad si usted nos da su voto, mi hartazgo, mis rencores y mi vena acráta se sitúan a flor de piel y sueñan con que algún día, un enorme gentio de a píe como tu y como yo sea capaz de arrasar cual tsunami japonés a toda la clase política y económica de este puñetero país.
En Canarias, pido a mi sueño, que la marea pase el rastrillo dos o tres veces, pues la capacidad de enraizamiento de tanto hierbajo humano la sabemos paradigmática.
El domingo son las elecciones municipales y autonómicas.
Lamentablemente, el poder de manipulación es enorme y se augura que el  cacicato derechón de Coalición Canaria vuelva a gobernar el archipiélago. Junto a él, se repartiran el pastel, la derecha sectarea del PSOE y la derecha recalcitrante y cierra España del PP con bigotito.
Con alguna excepción, las mismas caras de siempre estarán en donde siempre, los virreyes podridos de ayuntamientos y consejerías seguirán amasando fortuna medrando en asuntos privados con los medios y fondos de las administraciones públicas.
A los que menos tienen se les seguirá manteniendo ignorantes y encanallados y a los rebeldes que vayan surgiendo se les denigrará, se les acusará de terroristas, de antisistema, se les nombrará mil veces como antidemocratas y se les pondrá si es menester a los píes de los caballos de los que menos tienen y siguen mantenidos  en la ignorancia y el encanallamiento.
Afortunadamente siempre hay luz al final del tunel y aunque probablemente sea inalcanzable y utópica ahí tenemos la voluntad de la gente que acampa en la calle bajo el Movimiento por una Democracia Real y el panfleto del viejito francés “Indignaos”. Oasis en el desierto, pero mosca cojonera en la bragueta de políticos y banqueros. “Si no nos dejan soñar, no les dejaremos dormir”, me uno a ellos y aprovecho para indignarme un poco más y decidir mi voto del domingo.
¿Y tu?, ¿le vas a votar a Camps, a Chavez o a Paulino?.

5 comentarios:

El Guanche Tuerto dijo...

Votar hay que votar, aunque sea en blanco.

Toni Martinez dijo...

en todas partes cuecen habas.Tienes toda la razón Mario,vaya país de "pandereta" y ladrones....pero bueno,ejerceremos nuestro legítimo derecho al voto,votando al menos malo...
un saludo!!

Mariano dijo...

“Sois responsables en tanto que individuos”

José Manso dijo...

Valiente entrada la que subscribo profundamente. El hastío al que nos están llevando esta gentuza acabará algún día y la historia se repetirá otra vez. Emociona ver por fin a los jóvenes levantarse, me trae recuerdos de juventud ya lejanos.

Y digo yo dijo...

...los bellacos hemos hablado.