4 de abril de 2011

ESCLAVO LIBRE

Jay me ha enviado 100 renglones mostrando su adscripción a las energías alternativas y repudiando la proliferación de energía nuclear.
Jay me ha enviado 50 renglones poniendo a parir al gobierno japonés por la desinformación practicada con respecto al incidente nuclear de Fukushima.
Jay me ha enviado una diatriba que echa bilis del doble rasero occidental en lo que concierne a las dictaduras y a los movimientos revolucionarios en el mundo árabe. Ya saben, eso de 30 años después fuera Gadafi y Marruecos no es lo mismo ni Bahrein tampoco pero Yemen y Libia sí.
Jay me ha enviado un vomito escrito que atañe a la nueva campaña electoral Canaria y a la pervivencia y persistencia de los mismos caciques con distintos collares.
Jay me ha enviado un pronto de cabreo incrédulo ante la suplencia de Jonathan Viera y esa estupidez papanata de que es que tiene que jugar más para el equipo.
Jay me ha enviado una apología gamberra elogiando el corte de mangas, que a su parecer, el sistema natural de Maspalomas le ha hecho al desarrollismo turístico de sol y playa.
Jay me ha enviado un folio de pestes sobre el panorama político nacional, sobre ZP y su contrincante RJ, sobre el banquero ricachón de los tirantes y sobre toda la bazofia manipuladora, hipócrita y necrófila que a diario nos dirige, nos miente y nos come el coco.


Pero la verdad es que he pasado de Jay y ante este mundo en crisis, feroz y catastrófico, prefiero contarles que estos días me he adentrado en la naturaleza de mi isla, allá donde hace unas semanas hubo nieve y el agua rebosa por riscos y manaderos.
Porque para el que no lo sepa, en Canarias el agua es oro y cuando la hay todo parece que tiene una cara más risueña. Se alegra el campo que se disparata de verdor y vida, se alegran los que lo trabajan pues tienen mayores posibilidades de acceder al segundo recurso fundamental tras el suelo y se alegran los que sin ser una cosa ni la otra, admiramos simplemente la belleza natural de lugar que nos ha tocado vivir.
Gran Canaria escupe agua por los cuatro costados y medianías y cumbres son un espectáculo para la vista y el olfato. Embalses repletos, escorrentías, charcones… tajinastes, escobones, flores de mayo y retamas en flor, herrerillos y capirotes en plena crianza, cantos de mirlo y perdiz… bejeques, veroles, zumbidos de abeja…
Estos días, huyendo de la masificación de la cumbre central pero adentrándome en vericuetos campestres igual de gratos a la vista y la contemplación, me he plantado con la cámara de fotos delante de bicacáros, greenovias y cañahejas.
Y aunque al día siguiente siempre hay que volver a echarse la escopeta al hombro. Por unas horas, uno se olvida de la que esta cayendo y da esquinazo a la fiera feroz.
La sencillez, la belleza  y la sinceridad de la naturaleza son calmante y salud, como la risa de Les Luthiers.
Y me acuerdo de lo que decía un tal Hermógenes Afonso: “me encadeno a la vida animal y vegetal, soy un esclavo libre”. 

6 comentarios:

Toni Martinez dijo...

Mario,disfruta de tu preciosa isla,de sus paisajes y su magia,para así evadirte de todas las cosas que nos hacen fruncir el ceño,viendo como está el panorama actual.Hay que disfrutar más de los placeres que nos ofrece la naturaleza,por pequeños que éstos sean.Bienvenida agua!bienvenida primavera!!!Un saludo!!

Nicola Zingarelli dijo...

Jo...si que has tenido fiebre alta nene!

Y digo yo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Y digo yo dijo...

¿Has visto las Pispiretas o era Pispirita? guau, ahora que lo pienso no sé cuánto hace que no veo una, sería por Tenteniguada en los años.........¡¡como pasa el tiempo cristiano!!

Curiosa la palabra clave que me ha tocado, tome nota; "dicesses".

Uno de Tantos dijo...

En el blog de Chavalito, "dicesses" es tiempo verbal. Seguro. Jeje.

Y por pispirita, supongo te referirás a alpispa.
Ay! Majorero. Eso te pasa por seguir viviendo en el Sahára.

Por cierto, en el blog del italiano, la entrada esa de la "diferencia la marca el pescador" tiene su controversia.
A ver si aunque sea por alusiones (buenas) me ánimo a teclear lo que pienso. He estado tan malito y sigo tan desganado...

Y digo yo dijo...

Esa misma es caballero, si no recuerdo mal en mis tiempos de dominguero por Tenteniguada se le llamaba Pispirita, "sagrada" decían, porque con su colita borraba los pasos del tal Jesús camino del monte.

Si he visto la entrada del boss y coincido en mucho con lo comentado ;) cuídese.