26 de abril de 2011

- ¡ENVIO!. - ¡QUIERO!

Tengo un amigo en Moldavia y me entere hace unas semanas. Nicasio (nicasioarma@gmail.com) estudió conmigo en el instituto, luego nos perdimos la pista hasta que un día volvimos a coincidir en un veril pesquero de Gáldar (noroeste de Gran Canaria). Yo llevaba un tiempo dedicado al spinning y él apareció con una Wonder y un manojo de galanas dentro de una garrafa con pan mojado. Se sento a verme pescar mientras charlabamos. Al rato pegué un sierra y desde ese día, a Nicasio, salemero recalcitrante, dejo de interesarle toda arte de pesca que no fuera el spinning.
Recuerdo que aquel día me contó no se que historia respecto a emigrar. Que aprovechando que la piba era rusa, igual se marchaba al este de Europa a buscarse la vida y cambiar de aires.
Esta semana, después de muchos años, sorpresiva y misteriosamente he vuelto a saber de él.
Lo he hecho a través de un sobre acolchado de dimensiones generosas con matasellos de Moldavia que trajo Correos el pasado lunes. Dentro una nota explica como encontró mi blog por la red y la razón de ser del material enviado en el sobre.
Nicasio tiene una granja de cervidos para obtención de carne y piel. Una cabaña más que respetable según me cuenta.
Parece ser que desde hace algún tiempo Nicasio viene aprovechando la cola de los animales, el bucktail, para elaborar fibras con las que vestir cabezas plomadas para engañar lucios en los alrededores de Chisinu.
En consecuencia, ¿adivinen que contenía el sobre que llego a mi domicilio?.
Pues eso, lo que ven en la imagen. Un amplio surtido de colas de bucktail que ni decir, me vienen de maravilla para confeccionar los famosos señuelos de pelo y plomo.
Nicasio me cuenta que su intención es empezar a vender bucktail tintado aunque sea a pequeña escala. Que le da no se que desperdiciar el pelo extraido de los ciervos y aunque de momento solo se dedica a regalarlo a conocidos y amigos, su idea en un futuro es sacarse algún dinerillo extra al tiempo que se entretiene preparando las colas, dándole color (buenísimos los tintes que utiliza) y elaborando jigs de distinto tipo.
Ya se lo he dicho a Nicasio por e-mail, pero se lo reitero en esta entrada. Si todo el bucktail es como el que me envió - fibras en punta de 10 y 12 centímetros - y tinte super resistente, el negocio esta garantizado desde el momento en que su escasa ambición económica (quiere vender cada cola tintada a 2 euros) elimina cualquier competencia en el aspecto relación calidad – precio.
Y  por supuesto no te preocupes, sabes que a cambio de una pesca a Lucios en Centro Europa te pondré en contacto con amigos y conocidos amantes de tunear plomo y acero.


Fdo: JAY.
Y como decimos por aquí, el que lo quiera coger, que lo coja.

3 comentarios:

Toni Martinez dijo...

gran idea la de tu compañero la de aprovechar esas colas y venderlas,para la fabricación de jigs de buktail,cada día más en auge.un saludo!!!

Y digo yo dijo...

A tener en cuenta, aun me queda del que tu me regalaste ;)

Xuso dijo...

Hola, me llamo Xuso y estoy empezando a montar cabezas plomadas y me interesa el tema del pelo que vende tu amigo, mira a ver si nos podemos poner en contacto.
Un saludo
el blog de xuso. http://elblogdexuso.blogspot.com/