20 de marzo de 2011

PECES DE UVAS A BREVAS

De capa caída, así ha ido el jigging este invierno.
Pocas salidas en comparación con otros años, más reboso y viento del habitual y poca pesca en todas las marcas.
Para el archivo nos han quedado 3 o 4 ratos: un par de negritas, aquel zafarrancho de dorados peques con sama y loquillo mediano, la tarde en que Antonio nos endoso un 4-0 de medregales o el de hace unos días: la mañana samera que sirvió de preludio a la gran nevada, a la lluvia y al lengüetazo polar que nos hizo tiritar de frío a principios de esta semana.
Fue uno de esos días en los que sales casi por obligación. Por ser disciplinado y cumplir con la marea. Te dices a ti mismo, por mi que no quede, pero vas teniendo asumido que el resultado más probable sea el decepcionante bolo feroz.


Y más aún cuando la leva y el vendaval de Noroeste, preludio de tiempo borrascoso no te permiten ir muy lejos y tienes que quedarte en la piedra más cercana, esa que caprichosamente proporciona peces de uvas a brevas.
Y entre uvas y brevas debíamos estar, pues la mañana del otro día dejó un registro de actividad disonante con la tendencia del año. 4 samas, un loquillo y varias bicúas.
El pescado y especialmente las samas andaban frenéticas y en 50 metros de fondo, le entraron a metales pesados y ligeros con la misma decisión, eso sí, mostraban notable predisposición hacia el color lumo del eterno Duel Aile Metal.
Por su parte, el loquillo, no demasiado habitual en tan escasa profundidad le aplicó hocico a un chucu chucu de Shimano, el Lucanus jig, arretranco que como todos los de su clase no termina de ser santo de mi devoción pero a los que las circunstancias y el disponer de equipo adecuado a su uso lo hace cada vez más presente en mi estuche.
Por lo demás, decir que el tamaño medio de las samas fue de 3 Kilos y algo, que Antonio no tuvo ni una triste picada en toda la mañana, que la fiesta va por barrios y que en tales circunstancias, teniéndolo claro y conociéndonos bien, nos lo pasamos pipa haciendo leña del árbol caído.
Será hasta otra si la hay.

No hay comentarios: