17 de febrero de 2011

MI PERRITO XXL. DOG TOOTH TUNA 100 Kg

8 de febrero de 2011. Dog Channel, atolón de Farqhuar (Seychelles).
Vientos de 15 y 18 nudos. Olas de 1,5 metros. Cielos nubosos con chaparrones esporádicos.

Sesión de jigging vespertina. De 14:30 a 17:30 horas. Tres pescadores en una skiff ideada para pescar a mosca en los flats. 5 metros de eslora por 1,80 de manga y  250 kg de capacidad máxima.

Hasta las 15:30 de la tarde, Las derivas transcurren como solo pueden transcurrir en un lugar donde pocos señuelos se han bajado a profundidades que excedan de los 20 metros.
Cada deriva son tres o cuatro peces por pescador. Da igual el viento y el escaso peso de los señuelos. La cantidad de línea que saca la deriva y el alteo implacable no son obstáculo.
Meros, GTs, Jobfish, pequeños dientes de perro y otros júreles son el denominador común. La actividad es grande y el ritmo de capturas incesante.

Al caer en un fondo de 50 metros que baja repentinamente a 80 y 100, a servidor se le ocurre que un Tamentai de Duel color rosa-plata de 200 gramos puede ser más atrayente para los peces del lugar que el Zero Dropper  color verde-lumo que venía utilizando hasta ahora. Lo engancho, lo bajo, lo empiezo a menear lentamente con golpes de media vuelta y a los 10 o 15 metros del fondo, me quedo trancado con algo que a primera sensación parece contundente. Dos severos cachetes para intentar alojar con eficacia un Kudako del 7/0 amarrado con Zylon de 500 libras, intentos de bombeo inicial, previsión de algo importante al otro lado y conjeturas a tomar por saco en cuanto el animal, tras los  breves segundos de sorpresa reacciona y me dice sin palabras que me amarre los machos que lo que venía a continuación iba a ser de todo menos suave.



La carrera me lleva de la popa a la proa de la skiff en cuestión de milésimas de segundo. Me desplazo medio agachado, acogotado por la presión y la energía que desata el de abajo. Me empadrono en la proa, de rodillas, reposando el trasero sobre los talones y con la única y momentánea  intención de que el equipo me siguiera perteneciendo.
Las dos primeras carreras son impresionantes, sacan hilo de un carrete cuyo freno esta calibrado por el método tropical informal: es decir, que un ser humano no sea capaz de hacerlo aún tirando con un guante. El 665 estrecho se porta. Le da hilo al peje, se pone al rojo (quema) y aguanta la embestida sin titubeos. Cuando caigo en la cuenta, observo que la carrera es grande y ha sacado mucha trenza. El animal busca el canto y a mi solo hay dos neuronas que me funcionan. Una que le grita al bicho, que pare, que pare. Que pare por la gloria de su madre y me permita recoger algunos metros de hilo y otra que se encarga de intentar poner algo más de freno aplicándole el dedo pulgar a la bobina.

Total, para no cansarles, tras las dos apocalípticas embestidas iniciales, la pelea se iguala y el pez termina subiendo entre mis resoplos de esfuerzo, cortas e intensas carrera por su parte y el continuo bombeo elevador. Cuando aflora, lo hace en forma de enorme Dog Tooth Tuna. Un mueble antiguo, un coche pequeño, una vaca, un pedazo de animal, lo que quieran.


Demasiado pez para la skiff y para las condiciones de marea. Aún así, Keith quiere fotografiarlo y medirlo. Yo no pido nada, lo único que quiero es Gatorade y reposar los riñones.
Con la determinación de Keith y la ayuda de Francis (lesión incluida), el  doggie sube a bordo. Luís permanece recluido en la popa por razones de estabilidad náutica. Me  pongo el animal encima, me parece enorme. Keith lo dimensiona: 1,95 metros de largo y 100 Kg de peso. Está nervioso el sudafricano, quiere devolverlo de inmediato, atenta contra la seguridad de todos mantener tanto peso encima en aquellas circunstancias. Fotos a la carrera. Malas, con el animal de costado pues es imposible menearse ni andar con posturitas.
Impresionante pez, bello de tan extraño. Nunca había tenido uno tan grande de cerca y la verdad es que da miedo de mirar, lleno de cicatrices, con esa boca de tiranosaurio y esos dientes de pesadilla. Curioso pez, tan grande, tan atún raro, tan peculiar.
Mi primer doggie grande, un perrito de tres cifras.
Espero que no sea el último.

Para el registro 

Lamiglas Tropic Pro Jigging 40-60 Lb.
Accurate 665 NN.
Trenza multicolor Maxilón 80 libras.
Leader 130 libras Silver Thread.
Assist corto con cordaje Zylon de 500 libras y anzuelo Shout Kudako del 7/0.
Nudo de atado leader – multifilamento: bimini 20 vueltas – bristol.
Sistema de enganche leaderjig - assist: giratorio y anilla Duel abierta de 500 libras.

17 comentarios:

Y digo yo dijo...

Grande Mario, muy grande, el animal también ;)

cañacortada dijo...

Ufff, te has pasado Mario.:)

Después del pleito con semejante criatura debes quedarte vacío de fuerzas, extenuado, no me extraña que solo pensaras en sentar el culo. :)

No te preocupes por las fotos, te aseguro que transmiten perfectamente las dimensiones del colosal animal.

Mi enhorabuena.

Ps.Tres cifras, que bien suena.

kiko dijo...

Enhorabuena Mario, impresionante, estaba expectante por saber de este viaje. Que será de los que por alli andan ahora?? jajaja Muy alto el listón, muy alto si ;)

Ahora descansa y redacta pronto un buen report y que los pobres que aqui nos quedamos envidiemos.

Kikin

Marco dijo...

Como decimos en Ghana:YESAIIII

El que lo busca, sufre de estas capturas. Buena experiencia.

Andres Orts dijo...

que barbaridad, es fantastico, mi mas sincera enhorabuena, y pensar que yo uso esa caña para dentones que no pasan en los mejores casos de 9 kilos. Bienvenido y lo dicho enhorabuena campeon por el esfurzo, eso solo se entiende cuando se sufre, pero que gustooooooo.

Nicola Zingarelli dijo...

Querido amigo Mario, me quito el sombrero delante de Ud. y de su hermosa captura, ya me gustaría a mi hacerme con semejante ropero. Lo que más me extraña de todo eso es el equipillo de mierda que Ud. llevaba, signo evidente de que toda la chicha la puso su bellísima persona. Un Accurate 665? Pero ese es un juguete, no un carrete para hombres que pescan en el trópico, pero si no tiene apenas freno... Y la caña, una Lamiglas? No me diga por favor, esa varita de 4 duros que no sirve ni para caldo? Hágame Ud. caso, tiene que mejorar su equipo, no se puede ir al trópico sin material Japonés de primera, vamos que ha tenido una suerte... ¿Y si le picaba un Perrito de 200kg que hacía? Está Ud. loco, y un poco rata también, hay que gastar más dinero en equipo y hacer menos viaje oiga, que aquí el señor Mario no para.

Rafael dijo...

Dí que sí Nicola, este tío no se gasta un duro ni en señuelos, que está todo el día rateándole los jigs a Chavalito xD

Señor Mariao, bendita sea la madre que le dio el pasaporte a este mundo (vamos la madre que te parió), menuda RACIÓN de ATÚN!!!

Yo perdí uno igual el otro día pescando bogas a pulso, la culpa fue del monofilamento del 0,14 que estaba rozado xD

Saludos
Rafa =)

Femés Elvira, dijo...

Grande Mario!!! Muy grande si señor!!!
Sobran palabras, hay que quitarse el cachorro ;)

rafa dijo...

Muy buenas jornadas a pesar del mal tiempo. Enhorabuena a todos por por esa cabezonería y honradez, en especial a ti Mario.
Ya encontraréis mejor tiempo la próxima vez.
Saludos.
Rafa Rivero

Efrén dijo...

Acojona un poco un pez de ese tamaño... enhorabuena.
Saludos.

juan jose dijo...

Al leer tu comentario, he sentido como si yo mismo hubiese pescado un doggie. Me he puesto tan en el papel que me he visto a mi mismo en esa lancha, resoplando e hincando los riñones para ir levantandolo poquito a poco.

Igual hasta te puedo hacer llegar la pelicula.

Lo dicho: hay dias de gloria, y uno de ellos lo has intuido tú...

Juan Luis Lopez dijo...

Felicidades Mario, de las capturas que nunca se olvidan. Un pez digno de ver. Enorabuena nuevamente.

Arturo dijo...

Enhorabuena Mario, fantástica captura!! La foto que has colgado en tu blog demuestra lo enorme que es el animal. Ver su boca tan de cerca tiene que acojonar!!
Tu accidentado desplazamiento de la popa a la proa, si está grabado no debe terner desperdicio, menuda prueba la que has superado. Felicidades
Arturo "Caballa" (PESKAMA)

ALVARO dijo...

Hola: Sigo con interés sus aventuras por lo que todo el mundo dice es uno de los últimos paraísos que quedan en el mundo.

http://alvarogomezcastro.over-blog.es

Saludos desde Santa Marta, Colombia

Jesús Z. dijo...

Pez de una vida...de los que otorgan títulos de postgrado.

No hizo falta nos contaras como quedó el guante por la parte del pulgar ese que osó frenar la bobina...me lo imagino, ni tampoco narraras el tramo medio de la pelea hasta que, como dices, se igualó...dices para no cansarnos...imagino te cansarás tú sólo de recordarlo.

Ole!

Victor dijo...

Soy torpe y nunca me sale el mensaje, no se que hacer, bueno, por si sale, como dice Jesus, Olé, maestro.

kahuna dijo...

enhorabuena Mario! un saludo desde Italia,
Antonio