24 de febrero de 2011

MARRUECOS SI ES LO MISMO


Dice el gobierno y dicen los poderes fácticos de España, que Marruecos no es lo mismo.
Que estos aires populares de revolución y cambios políticos en el norte de África y estados árabes no afectan al reino Alauita porque Marruecos es otra cosa.
Por lo visto, en Marruecos no hay presos políticos pudriendo su vida en cárceles de exterminio, ni pobreza, incultura y miseria generalizada. Ni corrupción gubernamental al más alto nivel, ni represión y recorte de libertades y derechos fundamentales. Para los amos del cotarro hispano, el origen divino y la condición monárquica celestial que ostenta Mohamed es un concepto moderno y plenamente adaptado al progresismo democrático que tanto nos pregonan.


Algún día se sabrán las condiciones del chantaje, pero la sumisión de España al vecino imperialista del sur cada día es más esperpéntica y nauseabunda.
En estos días, la prensa oficial nos machaca el cerebro y la retina con el asunto Libio, despellejando al fantoche criminal del Gadafi pero omitiendo cuando llega el caso, que de la misma manera que el libio disuelve manifestaciones con caza bombarderos, el marroquí, lo hace con los métodos sanguinarios de su policía secreta.
La cuestión es hacernos creer que Marruecos no es lo mismo. A ver si nos vamos a creer que es igual y empezamos a “twitear”  y “blogear” señalando que ahí abajo, frente a Tarifa hay otro igual.
Que esto de Internet es peligroso y facilita el contagio.
Quien sabe, de repente hay marroquíes sin aherrojar que empiezan a dar la murga en plazas y avenidas demandando una sociedad justa y una vida más digna.
Eso sin descartar que la estrategia sea el resultado de una llamada directa de Mohamed contando como hace semanas que no le llega la chilaba al cuerpo. Mira a ver ZP, que ya no se a cuanto poner el cus cus y cuanto bajar el precio del té. Mira que anoche tuve pesadillas en las que me veía en una especie de Guantánamo saudi jugando al domino en chándal con Ben Ali y Mubarak.

Por eso la consigna es decir que no es lo mismo. Que es otra cosa. Que el chiringuito de ahí abajo al sur es normal y civilizado.
Pero no se lo crean. No hagan caso.
Marruecos es lo mismo, lo mismo que Egipto, Túnez, Libia o Bahrein.
Yo creo que es igual.
Igualito, igualito.

5 comentarios:

Y digo yo dijo...

Igualitos, mismo collar...

Toni Martinez dijo...

si si,desde luego,marruecos debe ser como Miami...pobre gente.
Un saludo!!

cañacortada dijo...

Que va, para nada es lo mismo.

En Marruecos hay negocio y en Libia, Bahrein, Túnez etc, por lo visto no vendemos nada.

Puta doble moral.

Y digo yo dijo...

Solo algunas escopetas...

Cabello dijo...

Ya lo estan demandando Mario,pero lejos de su tierra.Sin ir mas lejos,es lo que vi el domingo en Madrid,justamente en el centro de Puerta del Sol,apoyando la lucha del pueblo marroquí por la instauración de una constitución democrática, un estado de derecho y una sociedad de dignidad y de ciudadanía.

Alli lo podian hacer tranquilos,solo la Policia Nacional los vigilaba,no se que hubiera ocurrido de haberse celebrado en la Plaza Djemaa el Fna,por poner un ejemplo.

Un Saludo