31 de enero de 2011

MAS ACÁ DE LA MIERDA

Anoche fui a ver “Más Allá de la Vida”, la última peli de Clint Eastwood.
Acudí motivado por la simple relación Estreno – Clint Eastwood. No había visto trailers, ni leído críticas, ni nada de nada.
Pensé, si es del viejito debe ser buena.
Y me gustó, me conmovió. Durante un rato me pareció triste, por un instante tierna, me hizo pensar, sonreír levemente y emocionarme.
No se si técnicamente es perfecta o si es o no es la mejor película de Eastwood, lo que sí se es que no es una mierda, ni nada merecedor de un calificativo así.

¿Por qué digo esto último?.
Porque la palabra mierda fue protagonista en la reacción de algunos de los 4 gatos que acudieron a la última sesión de ayer noche en el Multicines. Nada más hacerse la luz y aparecer el primer título de crédito, la exclamación altisonante de un irrespetuoso y chabacano pedazo femenino de carne con ojos, fue “vaya mierda de película”, “con lo guay que empezó”.
¿Y saben por qué empezó guay?. Porque la primera escena del film es pura acción catastrofista. La ola del Tsunami tailandés barriendo un pueblo costero mientras uno de los protagonistas es zarandeado por el agua. ¡Que emocionante!, pura gasolina visual y cognitiva para el “changuerio” de turno. Seguramente a la gordita come roscas (palomitas) de camiseta ombliguera y su pandillita, algún trailer televisivo les sugirió la idea de que la cinta pudiese mezclar acción sin límites, fantasmas, ciencia ficción por un tubo y algún nuevo Rambo cuadrado repartiendo ostias mientras salva a la humanidad de los peligros del más allá.
Pero en la peli del Eastwood eso no existe. Quizás carezca de acción estupidizante y sea uno de esos lentorros y aburridos largometrajes que solo sirven para estudiar, pensar y reflexionar. Verbos todos ellos incompatibles con el 80% de las psiquis que habitan estas 7 peñas.
Y esta clarísimo que la valoración artística es algo muy subjetivo. Puede haber alguien a quien la peli le fascine y personas que juzguen que es un coñazo de primera. Lo que no es subjetivo es la falta de educación básica, de consciencia, de capacidad para darse cuenta y observar el respeto más elemental.
Porque eso si es una mierda, el mayor lastre de mierda que posee esta humanidad isleña en crisis.
Así nos va y así nos quieren.
Y lo peor es que por más que uno otee, no se ve tierra por lado alguno.
Y si a pesar de todo alguien ve en esta entrada algún atisbo de misantropía, que sepa que tampoco se equivoca.
Es lo que hay.

7 comentarios:

Y digo yo dijo...

Gracias pibe, la jefa quiere ir a verla ;)

Nicola Zingarelli dijo...

Tu? Misantropo? Anda, que ganas de bromear que tenemos hoy.... :-)

Andres Orts dijo...

Pues a mi, tambien me gusto, yo personalmente le pongo dos pero.
1er pero: un poco lenta en algunos momentos, rozando lo no aconsejable.
2do pero: me quede con ganas de más profundidad en el tema en cuestión, se queda un poco en la superficie (floating).
no obstante me parecio una gran pelicula, como siempre no me defraudo, ni mucho menos.

Y digo yo dijo...

Weno, weno, a ver si al final el mayordomo es el asesino...es broma, voy con la x a verla esta noche ;)

Huele a mochila, ¿a ustedes no les huele a mochila?, joe, ¡¡que peste a mochila!!...suerte y abrazos varios ;)

Y digo yo dijo...

Pues antes de que usted tome rumbo le dejaré mi impresión sobre el “flim”:

Es una de esas preguntas sobre la que los seres vivos tenemos muchas respuestas y aun no sabemos cuál es la correcta, si la hay. A la vez el Sr Clin es capaz de juntar varios aspectos y circunstancias de la vida en nuestra llamada “sociedad avanzada” con sibilina intención de hacer pensar, juntar y dar una conclusión personal.

Pues, sí, creo que la de las palomitas fue engañada y debiera poner denuncia en taquilla :)

Que se diviertan ;)

Femés Elvira, dijo...

Viaje a la vísta!!?? Carajo... y nosotros aguantando viento.
Disfruten ;)

Toni Martinez dijo...

Pues tengo muchas ganas de verla!!!! y más siendo de un grande y ya mito(para mí,y eso que aún vive...) como el bueno de Clint.Lástima que haya tanta gente hipócrita que no sepa valorar el buen cine y las buenas cosas.Desde luego,Mario,tienes razón,así nos va...
un saludo.