30 de agosto de 2010

ANTES DE QUE SALGA EL SOL Y ANTES DE QUE EMPIECE EL FÚTBOL

Así Hemos Pescado el Pasado Fin de Semana

El episodio de calor que soportamos estos últimos días, hace que estar expuestos a Lorenzo sea un acto de masoquismo suicida. En tal circunstancia, los lances pesqueros tienen lugar en los momentos de orto u ocaso, al resguardo de la tostadora natural y su implacable quemazón.
El sábado hubo jigging dividido en dos sesiones que servidor, por obligaciones y quehaceres tuvo que dejar en una, la de amanecer.


La actividad prevista en las tablas solunares adivinatorias era nula y tal pronóstico no dejó de ser cierto. Solo un pez se hizo sentir, un medregalito bien parecido (Seriola dumerili, 4 Kg) que a primerísima hora aspiró en cuarenta y pocos metros de sonda un Fisherman Crazy Long jig modelo antiguo al que con manejos caciveros daba vida el compi José R. 
Otro dumerili inmaduro removiendo el baúl de los misterios, ¿Donde están papá, mamá y abuelo?, ¿Por qué son tan reacios al jigging?.
Menudas preguntas. De momento apuntamos acontecimientos y sabemos donde suelen estar los peques. Quien sepa algo más y pueda acercar luz que escriba.

Más pesca. El domingo, siempre antes del sol, una leve sesión de spinning acompañado de Jacobo.
Amanecer tropical con muchos grados de temperatura a las 6 de la mañana.
El lugar, sin remedio, uno de estos enclaves litorales que exigen senderismo y coches altos. Automedicación contra la Canarias caníbal.
Mar preciosa, con algo de espuma pero sin viento.
La penumbra denota actividad. Agujas saltando aquí y allá, carnada chispeando en superficie, picadas y una buena bicúa para Jacobo y su inseparable Aile Magnet blanco.
Yo logro poner en seco una aguja peque y tengo una buena picada con un flash minnow. Antes de que la luz sea demasiada aparco momentáneamente la caña, tomo la cámara de fotos con el objeto de fotografiar el amanecer y luego, vuelvo al lance y recoge echándole confianza a Rangers, poppers y demás artilugios de superficie. Nada. Algún seguimiento de agujón y desaparición de toda actividad animal. El sol se adueña del cielo y a las 8:30 de la mañana ya es un lanzallamas implacable. Tocamos retirada, tomamos de vuelta el sendero, nos subimos al coche alto y ponemos refugio hogareño, dominical y futbolístico.

Fútbol 2010/2011

Llego de nuevo el opio nacional.
Ya esta de nuevo aquí el mayor espectáculo del mundo. La que dicen que es la mejor liga del planeta ha subido el telón y el orbe entero ya es puro fútbol.
En primera división, se arranca con el mosqueo generalizado de que hay tres campeonatos en uno. Por un lado, la ostentación económica hecha fútbol de Madrid y Barcelona peleando el título de liga, los previsiblemente medianos Atlético de Madrid, Valencia, Sevilla, Villarreal y Athletic de Bilbao, luchando por posiciones que den derecho a jugar competición europea y el resto, 11 equipos gemelos que no tienen un duro, que no han fichado a nadie y que probablemente tendrán que agarrarse con uñas y dientes a la cuerda de la primera división.
De momento, por lo observado, el Barcelona sigue dejando boquiabiertos a todos con un fútbol único, con un jugador (Messi) incalificable y con una filosofía en lo que al juego y la dirección deportiva se refiere (dinero al margen) digna de imitación.
Mucho tendrá que afinar el Real Madrid si quiere que su enésimo proyecto junta estrellas tenga resultados materiales y no vuelva a estamparse contra el mejor equipo de fútbol de la historia. De momento tienen a Mou y su tendencia ganadora.
En lo que respecta a la segunda división, la U.D. ha vuelto (por obligación económica) a mirar a la cantera, conformando un plantel profesional que mezcla pibitos de la tierra con veteranos potables y algún refuerzo desconocido y prometedor.
La cantera es alma (sí, alma) de doble filo. Además, en Canarias, el percal educativo e intelectual convierte el doble filo en hojilla de afeitar. De momento la de arena la dieron en plena pretemporada.
Con ocasión del Torneo lanzaroteño de San Gines y mientras la campaña publicitaria de captación de abonados lanzaba en prensa, radio y televisión un mensaje que mostraba rostros juveniles pronunciando las palabras, compromiso, entrega y sacrificio, varios canteranos despejaron a corner la profesionalidad, se fueron una noche de farra y aparecieron descamisados en el hotel de concentración pasado el amanecer del día siguiente. A raíz del incidente, hubo algún cachondo que propuso revisar el spot televisivo y que se incluyera la palabra botellón como cuarto concepto de sensibilización.
El pasado sábado, en Siete Palmas los pibes dieron la de cal y abrieron la caja de las ilusiones ganando y haciendo un fantástico partido contra el Nastic de Tarragona. Jugando un fútbol de lujo, alegre y desenfadado. Levantando piropos y redimiéndose ante la afición.
La habilidad con el balón la tienen, la facultad de administrar bien el coco, las emociones y el ambiente que les envuelve y envolverá queda en veremos.

En fin, que esto es lo último que se me ocurre contar.
Que viva el fútbol y la buena sombra.

27 de agosto de 2010

FLYMAGE

Da lo mismo que uno sea un furibundo mosquero o pesque salemas con seba y caña de barranco en el desagüe del paseo marítimo.
De los laboratorios Weigand & Goñi nos llega un medicamento digital especialmente indicado para mentes sensibles y pescadores o personas (la diferenciación es adrede) que padecen el síndrome de vista cansada.
Flymage esta recomendado para sujetos con cierta inquietud hacia la belleza, la estética y la calidad comunicativa que por razones evolutivas acusan rechazo hacia el bucle perpetuo o el cutre magazine. En relación a ello, el tratamiento con Flymage es especialmente beneficioso en casos de irritación por cielos quemados o sombras envolventes ayudando a paliar también el dolor producido por la suciedad compositiva y el pose gañan.
Flymage se  administra en dosis bimensuales y se recomienda proceder a la toma en circunstancias de relax e intima tranquilidad.
No se vende en la farmacia de la esquina ni en kioscos de aeropuerto. Es puramente  virtual. Sí hacen click  AQUÍ, podrán acceder al portal y a los números publicados.


Pepe Weigand, editor del canal Caza y Pesca y su compañero Antonio Goñi, productor y editor videográfico, lo bordan. Han conseguido un producto precioso, currado y fresco que ahorra palabras ya leídas en favor de un exquisito derroche de calidad fotográfica.

De momento, a la buena medicina no se le reportan contraindicaciones, si bien es probable que en determinados individuos (me incluyo) produzca caída de babas y cierto efecto estimulante  de la intención pesquera y/o fotográfica.

Enhorabuena. En la escalera que mide este tipo de cosas, se han situado un par de peldaños por encima del resto.

Y da lo mismo que uno sea un furibundo mosquero o pesque salemas (salpas) con seba (algas) y caña de barranco (bambú) en el desagüe del paseo marítimo.


Larga vida y prosperidad al proyecto.

23 de agosto de 2010

SPINNING, BOCINEGRO, MURA JIG Y BIOLOGÍA HALIEÚTICA

"Si este verano vieramos pegado todo lo que no peguemos, viera sido una pasada" (titulillo de Jay)

Desde el pasado 11 de mayo, día en el que el amigo Jacobo pulseaba un pejerrey mediano en una espuma propicia, no se habían producido más capturas dignas de reseña en lo que al spinning desde tierra de mi cofradía se refiere. Algunos pejes pequeños, alguna bicúa insignificante y pocas presencias junto al veril, todo hay que decirlo, han jalonado las calendas centrales de nuestro verano pesquero.
Ayer, aprovechando un respiro en la altura de la ola y el empuje eólico, cumpliendo con un riguroso amanecer, el compi de los Realejos y un servidor nos plantamos en un puntón norteño, con el objeto de seguir en el intento 2010 (Abe dixit).
El lugar es escogido a conciencia por sus limitaciones de aforo, la poco probable afluencia de chavalería de pelo y plomo y algún satisfactorio precedente pesquero.
Con minnows bicueros, esperando la luz – no hay nada más desagradable e incomodo que el spinning a oscuras – consumimos sin éxito los primeros lances.
Al rato, cuando Perico alumbra lo suficiente, descubrimos que 5 o 6 pardelas patrullan insistentemente 100 metros al frente y que a nuestros píes, en medio de un rajón azul, una nube compacta de pescaditos plateados en edad juvenil se agrupa y desagrupa  en violentas y despavoridas arrancadas. Buena señal.

Una hora anduve buscando en superficie.
Minnows realistas, curricas de carnaval, rangers, un Habano rosita, un pencil USA, el Blues Code sardina, el Miss Carna de Maria haciendo zig zag…Nada…ni rastro de peces. Solamente una aguja de avanzadilla  pareció interesarse un momentín por el Ranger 64. Nada más, ni sierras, ni pejerreys, ni bicúas, ni negritas. La hora mágica dibujó un bolo como una casa de grande. Nothing de nothing

Cambio el modo y me dispongo a buscar cerca del fondo. Jig casting que te crió. Amarro un MuraJig de 60 gramos armado ventralmente con un Decoy Sergeant del 5 y un pulpito superchero blanco y azul.

Mano de santo. En la tercera recogida del cuarto lance, la Byron recibe noticias del otro mundo. Una sacudida violenta en forma de picada contundente no logra cogerme desprevenido del todo y hace que el de abajo se quede sin factor sorpresa a partir de dos severos cachetes. Instintivamente pienso en esparido de buena talla. La alemana de grafito se dobla pero cumple con la doma entre gruesos cabezasos y alguna corta carrera que el Stella 4000 colabora a resolver con solvencia. El bombeo es diáfano y rápido, el borde del veril peligroso y la ola sin ser inhumana, no permite confianzas ni entretenimientos. En 10 segundos me metí entre las clacas, puse la directa en el bombeo y acosté sobre el filo de la navaja un hermosísimo bocinegro (pargo en la piel de toro) al que Jacobo hizo la imposición de manos y llevo raudo a un charco en zona segura.
Un bocinegro gordinflon. Con una barriga que incitaba la curiosidad. Un esporadico esparido que estiró la pequeña y resistida báscula de Grauvell hasta los 3,300 Kg y que se quedo de invitado esencial para un caldo de pescado (cazuela en la piel de toro) de los de gofio, ron, siesta y hasta mañana.

Eso fue lo que paso ayer y la captura reseñable que pone fin momentáneo a un período poco productivo en lo que a la pesca desde tierra y el lance ligero se refiere.

Un Poco de Biología Halieútica

Menuda palabrita, ¿a qué si?.

En este caso, quedense con que es abrirle el buche a un animal para ver que es lo que ha comido recientemente.

Y en el caso del bocinegro de ayer, la cosa tiene miga.
Ya una vez nos sorprendió el hecho de que un bocinegro capturado a jigging por el amigo José contuviera en su tripa un hueso de animal mamifero terrestre. Lo de ayer puede ser más comprensible y contextualizado, pero dentro de los esquemas mentales que nos hacemos en lo referente a hábitos alimenticios y pautas etológicas de nuestros perseguidos escamudos, yo al menos, nunca me imagino determinadas posibilidades.
Total, que en la tarea de limpiar el pez para asunto culinarios, vaciamos el saco intestinal, obteniendo tres tipos de alimentos reconocibles.

En correlación con la numeración de la retratera:

1.  Pelota amarilla filamentosa mezclada con una pasta amoratada entre la que se distinguen colas y cabezas de peces en estado alevín o juvenil. La pelota amarilla es facilmente desplegable resultando ser un trozo de malla plástica similar a la que usan los pescadores de corcho New Age como cestillas donde depositar el engodo.

2. La normalidad hecha alimento y lo que se le supone a cualquier bocinegro medianamente racional. Un manojito de chipirones de verano.


3.    Trozo carnoso con forma de mariposa color parduzca y naturaleza extraña. Una vez aclarado en el agua de un charco limpio, el pedazo de carne se nos antoja lo que en Canarias se conoce como vaca de mar o vaquita. Un molusco sin concha externa que ramonea el tapiz algal de piedras y cantos desde la isobata 1 a la 30. En este caso y sin estar del todo seguros, Aplysia Dactylomena o Aplysia Depilans.
   
Nunca pude imaginar que los bocinegros canarios comieran vaquitas. El mar y sus habitantes sigue siendo una caja de sorpresas que me reafirma en la idea de que no tenemos ni puñetera idea. Lo más cercano al conocimiento son inventarios de casuística que crean dogma de fe a partir de su repetición.

MuraJig

No quiero resaltar las bondades del jig porque ayer logró engañar a un buen pez. El jig es bueno y bonito. Un top gama japones artesanal con unos acabados de lujo y una acción fantástica, pero probablemente frente al morro del bocinegro tragaldabas cualquier  cosa hubiera valido. Me quiero referir al jig porque creo que incorpora una característica distintiva que lo hace destacado y peculiar. La posición en la que coloca el anzuelo. Apenas un centimetro bajo el centro del vientre. Un lugar que por lo experimentado es de una eficacia extraordinaria.

Es el tercer pez que clavo con él (dos bocinegros y una sama) y en todos los casos he tenido que echar mano de tenaza y desanzuelador para lograr zafarlos. Yo lo armo ayudándome de un pulpito de vinilo sobre un anzuelo Decoy del 5.
A la vista y a la acción, el jig parece un inchiku, pero con un anzuelo como Dios o lo que sea manda.
Buen jig cast. Diferente y eficaz.

19 de agosto de 2010

OTRA VEZ LUTO EN LA ISLETA. Y VAN...

El pasado domingo, dos pescadores recreativos con base en el Muelle Deportivo de Las Palmas perdieron la vida mientras faenaban entre la baja del palo (me resisto a lo de zona franca) y el Roque Ceniciento, en aguas de la Península de la Isleta. La Noticia.

Desde aquí, mi más sentido pésame a las familias.
Al parecer un repentino golpe de mar en la cercanía de una baja volcó la pequeña embarcación (4,90 de eslora por 2 metros de manga). De los tres ocupantes solo uno pudo alcanzar la orilla.

El domingo, igual que la mayor parte de los días, el mar no estaba para confianzas, y mucho menos en la Isleta, que sin ser el lugar tenebroso que a raíz del accidente nos retrata diariamente la prensa local, es punta de isla, abierta a la marea y viento dominantes y con un relieve submarino irregular, revoltoso y traicionero.
El Atlántico que baña Gran Canaria tiene peor humor de la Baja del Palo hacía el norte y mucho peor cuanto más a tierra.
Hace no demasiado tiempo, hubo otro accidente muy parecido en el mismo lugar y en las mismas circunstancias. Aquella vez los desafortunados fueron pescadores profesionales.

Que sirva esta entrada como recordatorio de precaución ante la mala mar.



Tampoco estaría de más ir pensando (me incluyo e incluyo a la normativa pertinente) el  vestir como prenda obligada de faena un chaleco salvavidas que le complique el curro a la parca.
Y no me refiero al oficial homologado, insoportable hasta en el agua. Me refiero a uno de esos deportivos, tan ergonómicos y llevaderos. En Japón es práctica casi obligada y en muchos otros lugares del mundo pescador civilizado también. Quien sabe cuantas veces el hecho de sobrevivir o pasar a engordar el censo del otro barrio pueda depender de ello.

Lo dicho, condolencias a los familiares de los dos pescadores fallecidos y si eso, paz y alegría eternas para las almas trascendidas.

16 de agosto de 2010

TIRO CON ARCO

Los lectores asiduos de este blog, sabrán que en más de una ocasión me he referido al compañero de pesca Antonio Martín como el Guillermo tell de Sataute o el Robin Hood de Santa Brígida.
Por supuesto que tales denominaciones no pueden estar fundamentadas en otra cuestión que no sea su afición por la arquería y la disciplina deportiva del tiro con arco.
Antonio, coki para los amigos, es arquero. Mejor dicho, maestro arquero. O sea, un tipo que lleva clavando fechas desde el año del catapum y un veterano en campeonatos locales y nacionales. Una institución del arco en Gran Canaria y en el archipiélago.
Además, Antonio sabe más de cuatro cosillas; controla la técnica, conoce de arcos, flechas, cuerdas, accesorios, es un manitas del bricolaje y por supuesto, donde pone el ojo y salvo tendinitis, suele poner la saeta.


Total, con estos precedentes y ante la persistencia de viento y  mala mar, una de estas pasadas tardes, me fui hasta la finca del compi para asistir a un entrenamiento, conocer algo del noble arte de la arquería y saciar la novelería con unas cuantas retrateras.


Sinceramente, tenía otra visión del tiro con arco. La imagen que hasta el otro día pasaba por mi mente era la del mecanizado y moderno tiro olímpico. Con arcos de diseño futurista y cachivaches varios de tecnología avanzada. Ni idea de que aún fuera posible tirar con el arco ingles del siglo XIII sin más ayuda que tu puntería instintiva y la fuerza de brazos y espalda.
Y es que efectivamente, se puede ser todo lo tradicional que se quiera sin perder posibilidades de competir o realizar un beneficioso ejercicio para cuerpo y mente. Se puede tirar con simpleza material y naturalidad de procedimiento sin que por ello estemos en desventaja o refugiados en un romanticismo inútil.

Al tiro con arco se le intuye a poco que uno sea medianamente sensible, un no se que espiritual que puede ser adictivo. La concentración, la intimidad del disparo, el reto a la superación personal, el silencio, el equilibrio necesario de cuerpo y psiquis lo convierten en una practica muy adecuada para combatir la esquizofrenia diaria y la proliferación de deportes y aficiones de máximo aforo (spinning de bucktail por ejemplo).
Si a esto unimos como lugar de practicas la belleza natural de un bosquete de acebuches (alternativa canariona al mítico bosque de Sherwood) convendrán conmigo que la disciplina tiene como mínimo su déjame entrar.


De momento, parece buen refugio para los días de mala marea. Y por supuesto, aunque el tiro con arco tenga su punto zen, no falta el cachondeo, la risa, la confraternización y la diversión generalizada.


Gracias a Antonio, Uti y Juan Luis, arqueros de postín, por la hospitalidad. Y a José, arquero de poleas que practica vestido de marine (por las abejas), gracias dobles por la inteligente capacidad de encaje y esa fiolosofía tan nuestra de por ahí me las den todas.
Ahí les quedan una fotos de arqueros y posturas de disparo.
En algunas he jugado con el zoom al tiempo que disparaba a no demasiada velocidad.





Como bien decia el otro día el de Miller Bajo, nos vemos en el azul o en el verde.
Dependerá del viento y del reboso. 


10 de agosto de 2010

JIGGING EN VERANO 2010 = UN RATO A PRINCIPIOS DE AGOSTO

La historia no difiere demasiado de lo acontecido en la última salida.
En este tiempo veraniego de viento y viento, el acecho constante del mar y su humor nos lleva a estar prevenidos sobre cualquier oportunidad meteorológica que pueda sernos útil y provechosa.
Y el provecho apareció en la tarde del domingo y continua, según los adivinos de viento y olas, hasta la noche de hoy martes 10 de agosto.
Esta vez la bonanza oceánica ha sido mayor y la predicción ha errado menos. Además, la llegada de la luna nueva ayuda a la actividad de los peces.
Buenos garetes aún con brisas, escasa marea y cielo cubierto para no fatigar en demasía a los movedores del choco.

En la salida de antes de ayer pescamos lo que a partir de ahora y no me pregunten el porqué - es asunto reservado -, paso a denominar el triangulo del acojone. Tres marcas separadas entre sí por un par de millas, con tres profundidades distintas y tres ambientes diferentes. Barco hundido a 50 metros de profundidad, ruptura de pendiente insular con barranquera en la batimétrica de los 100-150 y marisco bronco a ochenta y pico metros bajo nuestros píes.
Todas tuvieron su garete de gloria y todas mostraron el pescado que se les supone.

En la caída, el patrón despachó un buen loquillo (7 Kg) con una pijada oriental de long jig y el modo besuguito que huye puesto en la recogida. Luego, Antonio, sarnoso hasta ultimisima hora hizo lo propio con otro medregal menor que el anterior entre alivios y resoples de menos mal. Servidor cumplió con su parte en el pecio oasis y en la marca de los 80, con una negrita peque, bicuas lápiz, loquillo de a palmo y una sama dos veces kilera a la que por la picada, me la imagino en plan perrillo de cocina, apuntando con el hocico al cielo mientras calculaba la caída de la aceituna o la viruta de serrano.


Pesca entretenida, con picadas y tiempo llevadero. Esperemos sea anticipo de  buen otoño.

9 de agosto de 2010

SE ACABO EL PAPEL IMPRESO. VIVA EL LIBRO ELECTRÓNICO

Yo.— Y que conste que no soy nada proclive al coleccionismo de novedades electrónicas.
No tengo Ipod, ni Ipad, ni Iphone, ni nada parecido.
Sin embargo, he de confesar que desde que se anuncio la aparición del libro digital, me llamo la atención la posibilidad de desechar de una vez el amontonamiento de papel y polvo en un espacio vital cada vez más escaso.

Jay.— Ahora, en este verano inacabable, mi relación con el papel pasa a un nuevo status, ahora, para este que garabatea, el papel es puro fetichismo.
En este verano de 2010; agosto maldito, sin peces, sin futbol decente, sin voluntad viajera, sin tregua eólica y con más tiempo libre del usual, la lectura es una de las aficiones que más practico ¡y que carajo!, me he dado el capricho y me he hecho con un e-book. El Boox de la marca Wolder.
¡Que corra el dinero!, ¡que soy solidario con la crisis!, ¡que hay que reactivar el consumo!. ¡Que le intento salvar el trasero a ZP!.

Yo.— Se acabo el entongar libros en estanterías colapsadas.
Por mi, pueden parar mañana mismo de talar árboles para imprimir la enésima edición del Quijote o la última novela de un sueco astuto. Ya no viajo con peso extra, ya no acumulo pergaminos. Ahora tengo una lamina electrónica, que no pesa nada, que se limpia con una bayeta, que se deja llevar y que a pesar de su aspecto flacucho y ligero, guarda en sus asaduras, letras de la más variada temática y condición. Una librería de mansión medieval dentro de una gragea plástica de 2 GB.

Jay.— A ver, Llegados a este punto seguro que hay algún seguidor romántico que esta diciendo aquello de: “como el libro de toda la vida, no hay nada”.

Vale, no hay objeciones a la tradición ni desacuerdo con los adoradores de la generación papel. Pero a servidor el coleccionismo le parece una variante consciente del síndrome de Diógenes y por supuesto, no tengo pared de mansión medieval que vestir con una atractiva librería al uso ni disfruto del olor del papel, de la textura del cartón, del arte de la encuadernación ni de nada que no sea del puro arte de la literatura y el don de escribir. Por tanto, con todo el respeto del mundo y aplicado a este caso concreto, ¡Viva la tecnología práctica!.

Yo.— ¿Y por qué el Boox?. Pues estuve probando el Papire 6.0 y me enseñaron un Kindler de Amazon, pero el Boox me ofrece una claridad de pantalla y contraste excelentes, rapidez, amplitud de formatos, calidad de lectura con variadas opciones de tamaño y tipo de fuente. Puedo hacer anotaciones y poner marcas con agilidad. Buen entendimiento con Mac, fortaleza, preciosa funda y larga duración de batería.

Jay.— Tiene conexión Wifi. Fundamental para seguir los blogs de bucktail desde cualquier confín del planeta.

Resumiendo: que si a alguien le gusta la lectura lo suficiente, lee a diario, no tiene espacio para libros y viaja con frecuencia, no lo dude. En la web se encuentran todas las obras deseables y la comodidad no tiene parangón.

6 de agosto de 2010

FE DE ERRATAS


Ante la polémica ocasionada por la fotografía que muestra al amigo Jacobo, izando un congrio (Conger conger) en la entrada "JO, MORENITA...JOO" de este blog y al que en ninguna parte del texto de la entrada se hace mención, he de realizar las siguientes puntualizaciones:

1. Que sí, que efectivamente el congrio es otro de los pejes serpenteantes que en determinados lugares puede ser capturado con las mañas del moreneo explicado en la entrada citada.

2. Que efectivamente reconozco que debía de haber hecho mención a ellos y a este ejemplar en concreto.

3. Que si no lo hice no fue intentando colar pulpo como animal de compañía, pues es obvio que a cualquier pescador con dos días de bagaje, la fotografía citada no le ocasiona confusión alguna. Lo hice porque era la única fotografía de acción de pesca disponible y me parecía adecuado ilustrar la entrada con ella aún no tratándose del pez protagonista.

4. Que si quisiera engañar o dar gato con liebre, hubiera recurrido al montaje fotográfico para disimular las formas y pareceres del bicho.

5. Que en cualquier caso y pese a las aclaraciones, esto no es un servicio público que se deba al bien común sino una esquina de expresión 100% privada con todas las connotaciones de "hago lo que me sale de ahí y al que no le guste que arranque" que se les ocurra.

6. Que no obstante lo indicado en el punto anterior, si me permito crear esta entrada de aclaraciones  no es por otra cosa que por debilidad y gesto de sumisión inevitable a una llamada inquisidora y emocionalmente vinculante que hace unos minutos me ha realizado  un individuo menorquín, Barón, fuerza viva, desollador de yernos, ex pescador tropical pesado, sufridor empresarial del deambular económico zapateril, coleccionista compulsivo de artefactos de pesca, patrón de Mare Nostrum, domador de GTs, superviviente del White Sand y voluntarioso resistido a las virtudes gastronómicas del escolar rasposo.

Hay seres y personalidades que pueden. Incluso sobre voluntades tan proclives al desacato como la de Jay y su amigo el menos malo. El Santo Barón Menorquín es una de ellas.

PD: Y si este gesto de diversión y cariño no merece sobrasada, que venga Dios (o lo que sea) y lo vea.