28 de mayo de 2010

JAY BUSCA EVANGELIZADOR. YO ME BORRO

Esta mañana, Jay ha aparecido alterado en mi mesa de oficina. venía histérico, nervioso, en plena ebullición. Llevaba una media armadura y una lanza, hablaba a voces del siglo XV y parecía envuelto en frenesí de batalla.

No se cuando escapó, pero el rato que anduvo por ahí no le sento muy bien a su ya de por sí atormentado carácter.

Saltó sobre la mesa riendo compulsivamente y gritando que algo era genial, que el surrealismo encontró otro manantial, que los jigs de bucktail estaban revolucionando el panorama pesquero insular y que daba lo mismo el porque y el con que medios, que las masas pescadoras habían tomado las orillas y que sierras, bicúas y pejerreys ya no tenían donde esconderse.

Enseguida entendí. Ya estamos otra vez con la misma matraquilla. Se pone a revolver en la red y se emociona con descubrimientos que luego pretende que yo le publicite.

Y entonces, me alargó un folio con una dirección web y un manuscrito dirigido a mi persona.

Dirección web

Y con esto le es informado que a causa del mucho desconocimiento que los dichos indígenas tienen, huyen y se apartan de la conversación y comunicación civilizada, por manera que aún siéndoles mostradas y explicadas las mañas y los quehaceres no quieren aprenderlas y andan vagabundos de razón y sentido de la decencia, siendo menesterosa la empresa para doctrinar y atraer a que se conviertan a nuestra fe pescadora. Mande dar esta mi carta en la dicha razón por la cual mando a vos, el dicho mi gobernador, que el día que esta carta viéredes en adelante compeláis y apremiéis a los dichos salvajes que traten y vieran las mañas de las personas normales de la dicha isla o el mar lejano, y trabajen en la buena imagen, y coger y sacar pescados sin ganar agravio alguno, más manden que sean bien y justamente tratados y pongan en los retratos la diligencia debida. Por ende, suplico a mi señor que así lo hagan y cumplan, y que este sea siempre su principal fin, enviando a las susodichas tierras indígenas, palabras probas y temerosas de Dios, doctas, instruidas y experimentadas, que enseñaran a los naturales la firmeza y rigor de las buenas costumbres pesqueras de nuestra corte, siendo en especial el favor de suprimir las endemoniadas músicas y los retratos afrentosos a la buena y sana virtud.”.

Ni le contesté. Apagué el ordenador, me marché a desayunar y allí lo dejé, con su sonrisa maliciosa y sus ojos inflamados de hijoputez.

Que te den por saco Jay, que luego quedo por malo que eres un malo. Llama a los de Survival International y explícales a ellos tu descubrimiento.

Yo me borro, y además, felicito y aplaudo el primitivismo de los colores patineta, la música insoportable, los anucios de concurso, las palabras blancas sobre fondo amarillo y las fotografías de sierras portergeist al tras luz del sol que entra por la ventana de la cocina.

Condolencias por la elegancia y el coeficiente.

27 de mayo de 2010

LA COSA DE ELLOS MIRA POR LO SUYO. GRANADILLA CON PUERTO Y SIN SEBA


Se me había pasado comentarlo y lo veo necesario por lo que tiene de repercusión en la afición que sirve de matriz a este rincón virtual.

El Parlamento autonómico aprobó la pasada semana el nuevo Catalogo de Especies Amenazadas de Canarias.

De nada ha servido la abrumadora oposición de científicos y estudiosos ni las llamadas de auxilio de universidades y trabajadores de la cultura.

El caciquismo político – empresarial que nos gobierna se ha salido con la suya y ha logrado consumar el disparate aprobando una nueva lista de especies protegidas hecha a medida. Un inventario que elimina protección a unas cuantas plantas y animales dando de esta forma pista libre a los negocietes y operaciones de poder que tienen la fagocitación de territorio como eje principal de actuaciones.El objeto específico de este asunto (nada disimulado) era el conseguir la descatalogación de los sebadales de Cymodocea nodosa, ese biotopo litoral tan coñazo, que juega un papel medioambiental fundamental en las relaciónes bióticas y abióticas de los fondos marinos archipielágicos e impide que el pelotazo urbanístico del Puerto Industrial de Granadilla (sur de Tenerife), salga adelante con la rapidez, impunidad y contundencia de otros casos.

La razón esgrimida para sacar la seba del catálogo es según los interesados el aumento de sus poblaciones, con lo cual ya no sería lógico mantener la protección. Mientras, las universidades se echan las manos a la cabeza y sostienen con informes científicos todo lo contrario, seba hay cada vez menos y lo recomendable sería aumentar las medidas de salvaguarda.

En cualquier caso, el disparate, la injusticia y la cacicada ya están logradas.

Herreras, salmonetes, dunas, mojarras, chocos y pequeñines de todas las especies tienen el futuro jodido.

Eso sí, luego en el día de Canarias o en las ferias turísticas, la imagen pasa por lemas como Canarias paraíso natural, Canarias biodiversidad Atlántica, Canarias naturaleza única, etc, etc.

Nada nuevo, la hipocresía, tiranía, delincuencia, manipulación e impunidad acostumbradas.

Ah, se me olvidaba, el hombre que les dirige el asunto de la ordenación del territorio y la planificación se llama Domingo Berriel. Menudo papelón Domingo, quien lo iba a decir.

25 de mayo de 2010

MAREJADA DE MADERA. MATRAQUILLAS DE PANTALÁN IV


Me gustó el titular de la noticia que ayer publicaba La Provincia. Marejada de Madera.

Viene a cuento de la arribada masiva de palos, troncos, ramas y matojos al perímetro oceánico insular. Hecho que desde hace algunas semanas tiene a la navegación menor metida en un brete y a patrones y marineros estirando el cuello en previsión del toletazo desfondador.

La verdad es que desde un principio nos llamó la atención tanto cadáver árboreo flotando a sus anchas. Y desde un principio quedó claro que no era mercancía perdida; la susodicha madera pelágica no presenta dos troncos iguales y la presencia de ramaje y follaje indican la ausencia de manufactura. Conjeturando en nuestras navegaciones, especulabamos con los restos de alguna avenida cercana. Pensabamos como hecho más probable en el material transportado por las carreras invernales de nuestros barrancos, sin imaginar ni tener en cuenta que en el Atlántico circulan unas cintas transportadoras de tal potencia, que en un par de meses te pueden poner frente a la avenida marítima un bosque Bretón enterito.

En cualquier caso, nunca tendremos la capacidad deductiva que tienen muchos de nuestros paisanos. Esa intuición y olfato elucubrador digno del mejor Sherlock Holmes. Eso sí, un olfato dislocado por la ignorancia, la imaginación exacerbada y el analfabetismo secular.

Ayer, cuando salía del curro diario y me encaminaba a recoger el coche, en el ascensor del aparcamiento escuché una conversación que tal y como recoge la noticia periodística que les enlazo arriba, colocaba al terremoto de Haíti como principal explicación al naufragio maderero.

- “Shiaaah, vaya historia con los troncos esos que hay flotando ahí fuera. El otro día casi parto la helice con un palo, es que si no te fijas bien casi ni los ves.

Yo lo que digo es de donde habra salido tanto palo y tanto tronco, eso lo tiene que traer la marea de donde quiera que es”.

- “Oh, ¿eso de donde va a sali?, eso viene de ahí de las islas esas del terremoto. Si hombre ¿cómo se llaman?, Tahiti o algo de eso. ¡Chacho!, eso barrió con todo y los aguajes y las corrientes en seguida lo meten aquí, yo he visto carteles y garrafas de gasoil flotando. Y hasta gente y animales tiene que haber, lo que pasa es que eso se deshace, pero las maderas y los palos, eso puede estar años en la mar. Aquí llega mucha porquería siempre, todo lo que se cae por ahí fuera aparece aquí, vete allá atrás a la Isleta o Bañaderos pa que veas”.

En fin, ustedes mismos. Piensen que a partir de ahora un terremoto combina los efectos devastadores del movimiento litosférico con una riada apocaliptica salida de la nada que arrasa árboles, objetos y todo lo que encuentra a su paso, ¿o es qué acaso cayeron al mar por efectos del temblor laderas enteras de bosque costero tropical?.

Eso, sin caer en la cuenta de que en Haíti el último árbol se debió extinguir a principios del siglo XX. Es más, yo creo que con 4 de los troncos que han aparecido en Mogán en las últimas semanas ya tendriamos toda su superficie boscosa cubierta.

¿Y las corrientes?, ¿y los aguajes*?, ¿Cúando cambiaron el sentido general de la marcha en el Atlántico?.

Total, que como siempre estoy atento y dispuesto a apuntar las matraquillas insulares más genuinas y surrealistas, la anote al llegar al coche y aquí la cuento. Me llamó la atención la noticia mañanera del periódico y el comprobar horas después como el intelecto popular me corroboraba en persona la teoría hatiana.

Ya saben, matraquillas de pantalán.

Y por supuesto, pueden estar seguros de que no será la última.

* En el argot marinero popular de esta isla (desconozco si se puede extrapolar a otros lugares), la palabra aguaje es mágica, genuina, definitoria. Nuestros paisanos de ribera la implican y aplican a todas las contingencias relacionadas con el mar, las mareas, los peces, la navegación e incluso los misterios de la vida. Con ella tapan desconocimiento y resuelven conjeturas. Lo mismo sirve para explicar el porque la cabrilla negra no comió el sábado que para resolver la muerte de Lady Di.

¡Eso es por los aguajes tan grandes! suelen decir.

23 de mayo de 2010

UN POCO DE ESQUIZOPESCA


¡Eh, Tu, Pequeñin!

¿Por qué no le dices al abuelo que venga a vernos un día?. Dile que te has tropezado con dos amigos de la familia que tienen muchas ganas de conocerle y poder compartir un rato. Que si quiere, se venga una tarde a merendar. Nos encantaría darle un abrazo y sacarnos algunas fotos con él. Seguro que tiene que ser un individuo fascinante, con una personalidad arrolladora repleta de fuerza e impulso vital.

De todas formas, si le cuadra mejor, más que en esta punta playera, pedregosa y batiente, que se deje ver allá afuera, en la caida de los 120 esquina el talud. A nosotros, nos resulta más cómodo recibirle allí. Nos daría la oportunidad de tratarlo como merece, sin el stress y la inquietud que nos produce acoger a personalidades tan destacadas en lugares pequeños y poco diáfanos.

Por supuesto, que no se preocupe por la hora y la lejanía, que aunque se puede quedar a dormir y descansar, también podemos devolverlo a casa, faltaba más.

En fin, que si le apetece vernos allí, que nos avise desde el portal cuando llegue, nosotros estaremos trabajando arriba, en el estudio del ático. En cualquier caso, adviertele que no es preciso que tome el ascensor, que tenemos montacarga privado. Lo encontrará al fondo del hall, bajo una placa que pone dumerili S.A. Para llamarlo solo hay que tirar del gancho que cuelga de la barra plateada.

Adagio y Servidor. Una Relación Dificil

El otro día tomé a los dos Adagios por el triple ventral y me los encare con determinación. Les dije que no podía soportar la situación por más tiempo. Que yo no podía ir por ahí poniéndolos a parir y diciendo que eran señuelos corrientuchos o arretrancos publicitarios engaña pescadores. Que la acción y el movimiento no justificaban el precio y que o espabilaban y empezaban a camelar pejes o les empezaba a llamar Kaká dejándolos en la mochila. Les convidé a que se definirieran de una vez por todas. Les dije que se les había fichado por su condición híbrida jig cast paseante hundido, que me estaban adelgazando la paciencia y que mis cajones olvidados están repletos de elementos como ellos.

Se ve que la reprimenda no cayo en saco roto y la otra tarde, como respuesta telepática me llego la voluntad cachivache de mejorar las cosas. Andaba pescando con el Adagio rosa, cuando de repente, a una de las neuronas esquizoides del hemisferio derecho le llego el siguiente texto: “lanza largo, deja hundir tres cuartos, sacude con tirones cortos y enérgicos, deja hundir de nuevo y comienza una recogida walking the dog submarina pero con tirones largos y pausados”.

A los pocos lances, tras el primer twiching riguroso, se clava con ganas una bicúa mediana. Primera captura personal con el señuelo en cuestión. Ayer, otro Adagio accionado con el mismo proceder motiva una picada contundente que me da trabajo pesado por espacio de un minuto. Seguramente y por analogía con el compañero José, un dumerili juguetón. Uno de esos esporádicos medregales que se lanzan en plancha contra la piedra en cuanto la tienen a tiro.

Dumerili nieto, por supuesto.

16 de mayo de 2010

ENGÁNCHATE AL RISCO


Tras 6 días de delincuencia gubernamental (medidas neoliberales anticrisis y aliron del facismo patrio en la judicatura), el colofón personal a la primera quincena de mayo no ha podido ser más oportuno y terapéutico.

Dentro del proyecto “Engánchate al Risco” (pinchen aquí para ver antecedentes), en el marco de la Candidatura para Capitalidad Europea de la Cultura 2016 y con los permisos y el visto bueno de las Concejalías y autoridades pertinentes; ayer, el grupo de trabajo HurbMANA propino el puntapíe de inicio material a su proyecto urbano-cultural en el Risco más emblemático de Las Palmas de Gran Canaria.

El comienzo de las intervenciones que deben dotar al barrio de espacio público vecinal y colocar caballos de troya como armas en la batalla contra la exclusión social, la marginalidad, el desarraigo y el deterioro, contó con un acto declarativo en el que vecinos, simpatizantes, transeuntes y dinamizadores, pintaron por espacio de 150 metros de largo y 6 de ancho, el título del proyecto en una de las vías de penetración al enclave desde la ciudad alta.

Bajo la batuta infalible e imprescindible de un grande del arte urbano y el Graffiti - el amigo Matias Mata de Sabotaje al Montaje - criaturas de 3 a 80 años pusieron su ratito de rodillo en darle color al gris adoquín y lanzar al cielo (la idea es que semejante pintada pueda ser visualizada desde el aire e inmortalizada por la fotografía aérea) una invitación a la participación y el trabajo colectivo.

En definitiva, otro pequeño paso. El viernes vendrá otro y en junio uno más.

El primer solar a rehabilitar ya esta proyectado y el sábado, los vecinos pudieron votar y elegir el nuevo diseño.

Fue una jornada grata, bonita y conmovedora. Entre gente corriente, tu, yo y el de más allá. Con muchos niños dando color y muchos mayores ilusionados.

Una jornada que vale por una semana de homicidios a la salud emocional colectiva.

Seguiremos informando.

12 de mayo de 2010

CLARO, FALTABA JACOBO


Y que conste que yo no tenía previsto pescar en la tarde de ayer. La culpa la tuvo la lluvia de medianías bajas que suspendió los practica deportiva de la tarde, el hecho de que al tal Jacobo le anularan sus deberes de curro vespertino, su insistencia en ir a ese lugar que tanto le gusta y la bajona sobrevenida a mis ánimos de negación.

Y al final, pasa lo que pasa. Cuando el destino hila tanto es porque reserva algo.

Y se lo tenía reservado al de los Realejos.

Le tenía reservado un Pejerrey de 4-5 Kg con un minnow top gama de Shimano. Una gran picada casi en superficie, una buena pelea y una emocionante captura.

Servidor quedo para hacer fotos, para que otro pejerrey le sustrajera un jig de pluma amarillo-azul y para casi conseguir una bicúa mediana con el dichoso Adagio 125 de Duel.

Las imágenes ilustran el lance y comentan por si solas la entrada.

La burrada de levantar un animal de ese porte con la caña se explica por el deseo de retornarlo sin daño al medio tras la fugaz sesión fotográfica. El lugar no es apto para varar y la única solución viable sería el bichero.

El bichero lo tenemos, pero en nuestros protocolos de pesca queda relegado casi exclusivamente al cobro de bicuas grandes y sierras, peces destinados el 90% de los casos a la gastronomía familiar. El resto de animales, caso de este pejerrey de ayer, por pena o por disgusto culinario regresan vivitos y coleando al agua salada al que pertenecen.

Respecto a ese lance de levantamiento, debo decir que lo protagoniza, como no, una de esas cañas chicle (en este caso dicho con admiración) de Shimano. Una Shimano Beast Master 300 acción 20-50 que hace tiempo perteneció a este que escribe.

No es la primera vez que veo a cañas de este modelo realizar proezas parecidas. No es lo correcto, ni lo recomendable, pero si asumes las posibles consecuencias fatales y tienes claro que si hace Crack la culpa será exclusivamente tuya, adelante con los faroles. Las probabilidades de fracaso son siempre más elevadas, pero cuando cuadra, el éxito sabe a gloria.

Pues eso, que el nortinerfeño tenía predestinado encontrarse con un buen pejerrey a la caida de la tarde de ayer y no pudo librarse. Las circunstancias le enredaron el camino hasta ponerlo en disposición.

Buen lance y buen peje.

11 de mayo de 2010

KATSUWONUS PELAMIS


Suelen aparecer por Canarias en primavera y durante todo el verano se convierten en la pesquería túnida profesional por antonomasia.

No se engañan con las maneras del jigging por más que el señuelo atraviese una manifestación repleta de individuos. Lo suyo es el currican ligero y si logras ponerte lo suficientemente cerca, una cucharilla o un pequeño jig lanzado y recogido con velocidad.

Esta tarde, agotando las últimas horas de calma pre alisios y mientras haciamos deep jigging en las caidas septentrionales de la isla, aparecieron subitamente dejando señas sobre el agua y tapizando de ecos la sonda de los 20 primeros metros.

José llegaba con un Fisherman Andaman rosita cuando sintió el golpetazo. Enseguida nos imaginamos a un pequeño túnido, una melva, tal vez una caballa grande.

Pero la captura poseía otro peso específico. Era un bonito listado, uno de esos peleones katsuwonus que batallan hasta la extenuación y que si llegasen a pesar 40 kilos, no tendrían rival en cuanto a deportividad y diversión.

En fin, que se quedo a cenar, dejándonos como sorpresa colofón el contenido de su bolsa estomacal: un buen manojo de chipirones o pequeños calamares de reciente ingesta, que además de tintar tripas y recipientes, ayudan a entender la afamada voracidad y rapidez de crecimiento del peje en cuestión

Ese fue el último cartucho.

Me temo que ahora toca viento.

9 de mayo de 2010

UN POCO DE DIARIO



Única Oportunidad, Una Picada

Desde el regreso de Cuba, solo he pisado el mar un par de veces. Un par de tardes lanzando por las orillas y dos ratos mañaneros de jigging aprovechando que este fin de semana, el alisio ha concedido un respiro a los cuadrantes septentrionales de la isla.

En cuanto a resultados, poco hay que destacar en lo que a cantidad se refiere.

Por lo que a mi y mis dos habituales compañeros de pesca respecta, la opción de capturar o no hacerlo es una especie de ruleta rusa que se despacha en un picada. Si la consigues y logras clavar, pelear y vencer, tienes algo, si no aprovechas esa picada, puedes irte despediendo de terminar la sesión con diversión y captura, así esta el asunto.

Con todo, el spinning me ha dejado como única captura de esas dos sesiones un par de pequeños abades. Animal que para mi estrecha cofradía y por lo visto en los últimos tiempos, ha dejado de ser esporádico para convertirse en habitual. Más incluso, que la común bicua. En cualquier caso, se trata casi siempre de ejemplares que rondan el medio kilogramo, peces inmaduros que por pura casualidad o conjunción de factores desconocidos, entran de últimas y con sorprendente regularidad a nuestros señuelos de lance.

En lo que a jigging respecta, lo de la picada única es aún más tajante.

De momento, como el año no es de abundancia, ni siquiera de cierta regularidad, al que Dios se la da…

Y a mi me la dio. Este fin de semana me la dio tres veces, aunque solo pude aprovechar dos.

Me dio un picadon formidable el sábado al alba. Trancón que presumía animal de cierta enjundia pero que termino en desanzuelado rápido.

Me colgó luego de un Kudako 6/0 un pequeño loquillo. Un medregalillo cercano al kilo que salió apuñalado en un ojo y se quedo a almorzar.

Pero sobre todo, me proporciono hoy, a primera hora, una pelea fantástica con un loquillo de reglamento que reviró la pequeña Blue Rose, le aflojó freno al Accuratte y me hizo disfrutar por unos minutos de un pleito tenaz y sostenido.

Un bonito animal que estiró el Boga Grip hasta los 9 Kg y otorga algo de notoriedad al registro de capturas de 2010.

En fin, eso es lo que cuenta el diario personal de pesca.

El poco tiempo disponible y la poca abundancia ictia, dictan sentencia.

Supongo que vendrán tiempos mejores.

Side Thuster, Demacrado es Mejor

Es curioso lo de este jig de Smith. La pintura base es mucho más concienzuda y resistente que la que conforma el acabado.

Este que muestro en la imagen inferior era un metal rosa-nacar tres días antes de recibir sus primeras dentelladas y bofetones.

Desde hace un par de años, es blanco plata y no pierde librea.

Y pesca más que la primera vez.

Será verdad aquello que decía Felipón. “ahh, loco, eso es que el pescao lo ve medio machucado, medio enfermo y se le bota porque sabe que no puede correr”.

No creo que el medregal de hoy tuviera tiempo de capturar y analizar tanta información sobre el señuelo, pero nunca se sabe.

Lo cierto es que este jig demacrado y decorado por el azar de las contingencias es hoy por hoy uno de mis fetiches favoritos. Un capturador prolífico y veterano, como lo fue la tullidita (Juanjo dixit) o aquel Drift Tune plata 200 gramos perdido de forma poco honrosa en aguas de Algeciras.

Hace un rato he discutido con Jay a cuenta de su deseo de serigrafiar una colección de polos para la pesca con la siguiente frase: “Si vieramos cogido todo lo que peguemos, vieracido una pasada”.

Él dice que es mítica, definitoria, reveladora. Que merece ser lema o slogan.

Yo le digo que es un plasta, que me deje tranquilo. Que sí, que vale, que es lo que hay, pero que se olvide del tema.

Él se descojona, coge el teléfono y se parte la caja a reir.

6 de mayo de 2010

“QUE SÍ, QUE LO SE, QUE ES UN FRAUDE”. (DIATRIBA DE JAY)


Declaro públicamente que estoy hasta los testículos de la preguntita retórica “Pero, ¿tu tienes la pulsera esa?”, “pero ¿tu no sabes qué eso es una estafa?”, y de la frasecita “Es que no sabes que han dicho que eso es mentira, que no tiene propiedades, que no hace nada”.

Y confieso que he contado demasiadas veces hasta 10 y que me he cansado de sonreír educada y diplomáticamente.

He desgastado de tanto usarla la resignada afirmación “Ya, bueno…” y no se como cambiar de tema cada vez que algún ñu aliviado por la definitiva falsedad del invento y la consiguiente desaparición de su complejo de rezagado del rebaño, saca a relucir el pose de enteradillo indomable para decirte sin palabras y con sonrisilla gilipollas que eres un retrasado mental por dejarte comer el coco con los falsos milagros del mercado new age.

A ver, inteligente consumidor de turno, listo e inalienable ciudadano; por lo que a mi respecta, tengo que advertirte, que desde el momento en que me la coloqué por primera vez, intuí de que carajo podía ir este rollo de la pulserita. Cualquier mente en su sano juicio dudaría en todos sus extremos de un trozo de silicona que supuestamente restaura como por arte de magia el equilibrio electromagnético de tu cuerpo serrano, solo, porque a algún científico alternativo y milenarista se le ha ocurrido, en el colmo de la tecnología, aislar en el interior de dos pegatinas holográficas una serie de frecuencias naturales que actúan sobre el sistema nervioso central.

Si la llevo es porque no molesta, no deja marcas, no pesa, no es horrible y sobre todo, porque se trata de un regalo realizado con el mejor de los ánimos, cariños y simpatías por un ser afectivamente afín. Esa es mi razón personal.

No he notado mejorías ni empeoramiento de mi salud y mi 1´87 y mis 91 kilogramos siguen teniendo en determinadas circunstancias el equilibrio de un borracho con patines.

Ni siquiera puedo esgrimir el efecto placebo. No me lo creo, y por ende, sería muy difícil que en mi body, la pulserita funcione por simple sugestión.

En cualquier caso, si así fuera y el simple autoconvencimiento espantara mis males físicos, ya valdría la pena el invento. Al fin y al cabo, llevamos 2.000 años creyendo en amuletos, Budas, Cristos y Alás.

Sí, creo que la pulserita no es más que otro fraude. Otra ridícula estafa que añadir al compendio general de tocomochos que componen la histérica sociedad de la abundancia en la que vivimos.

Aunque siendo exactos, se trataría más bien de una estafilla comparada con la que suponen los bancos, las hipotecas, el sistema judicial, las listas de espera de la sanidad pública, el gobierno socialista, el INEM, la ordenación del territorio, el gobierno conservador, Rajoy, Zapatero, Coalición Canaria, la Federación Española de Fútbol, el gremio arbitral, las revisiones obligatorias de tu automóvil, el servicio en vuelo de Iberia, el precio de la segunda maleta, la especulación inmobiliaria, las televisiones autonómicas, la prensa del corazón, la cesta de la compra, la solución a la crisis griega, el tribunal supremo, el aparato judicial, la corrupción institucional, la política internacional y los bucktail jigs a 7 euros de Chavalito by Chavalito.

Ah, se me olvidada. Si alguien piensa inquirirme sobre la pulserita, que procure al menos no llevar piercings, tatuajes visibles o fumar como un carretero. Es que en tales casos, las preguntas: ¿Por qué que llevas eso? y las afirmaciones del tipo: "eso no sirve para nada", serían despertadores de mesilla en el descanso de un Jay si cabe más borde, déspota y antipático.