9 de diciembre de 2010

LA PESCA DEL PUENTE

Puente de la Constitución. Días libres y tiempo no del todo malo.
Lo del no del todo malo es porque la puñetera borrasca del suroeste que nos toco estos días, lejos de encalmar el Atlántico por esta parte de la isla, ha sido de esas que se pasan el día jugando a la ruleta con el viento. Ahora del sur-sureste, luego de la cumbre, más tarde role del noreste...
En tales circunstancias pescar a jigging la comarca capitalina y sus aguas oceánicas anexas, es no saber bien a que atenerse y terminar pescando a saltos en función de evitar riesgos con la ventolera y cuadrar las derivas que se suponen más productivas para cada piedra y cada animal.



Los ratos en los que hemos movido el choco han dejado en general algo de entretenimiento. Se siente a  mucho loquillo correteando por las caídas, samas grandes dando bocados en el borde de la plataforma y abordajes súbitos de dorados en edad de crecer. Por supuesto, tampoco faltan los esporádicos exquisitos que se prenden cuando el hierro les cae directamente en el cogote.




En lo que respecta a los modos, en función del lugar y el percal de lo que va subiendo, pescamos lo más ligero y cómodo que podemos. El asunto es entretenerse y divertirse. Jigging Master 150, Lamiglas 15 libras, Shimano Blue Rose de 5 a 10 onzas y trenzas del 30 y 40 para dominar peces que ya saben, en el 99% de los casos no superan los 10-12 kilogramos de peso o son poco proclives a marrullerías y roces con el veril.



Por último y para acabar la reseña, hay que decir que en lo que concierne al meneo de señuelos en la modalidad de lance, la cosa también tiene miga. Miga de agujas enormes e incidentes con pejes invisibles de mucha carrera y poca predisposición a dejarse retratar. Por cierto, he corroborado una intuición, que el Halco Sorcerer más embaucador del lago Nasser también funciona en nuestras orillas más profundas. Cosa distinta es poder meter en cintura lo que el arretranco de marras parece ser capaz de engañar por aquí abajo.

En fin, eso es lo último acontecido.
Eso es lo que ha pasado en el puente de la Constitución.

1 comentario:

Y digo yo dijo...

JO, no te ajunto y además que sepas que aun tienes arena en el oido..:)