17 de octubre de 2010

OTOÑO, CALMA Y PESCA

Atrás quedo el verano, y con el se fue la regularidad del alisio y el reboso bobalicón. El otoño de este año viene calido, calmo de vientos y por el momento y con la única excepción del episodio de violencia mareomotriz del pasado fin de semana, generoso en lo que a mar de fondo se refiere.
Comienza la época más propicia para la pesca con señuelos en Canarias.
Los pantanos barométricos que se intercalan entre las borrascas y los circunstanciales sotaventos norteños hacen pescables veriles y marcas que durante el resto del año permanecen casi inéditos. Además, hay migraciones genésicas importantes que aumenta la presencia de depredadores y activan su comportamiento.



Particularmente, el día en el que escribo se encuentra inmerso en un período de bonanza marina de campeonato. Una semana larga de brisas y olitas, un reclamo para la pesca embarcado o para el lance y recoge orillero. En ello estamos. Bien sea en la vertical con el hierro de 200 o en la horizontal, sembrando de destellos artificiales el mar que rodea puntas y puntones.
Y la cosa, al menos en lo que al jigging se refiere parece que promete entretenimiento. De momento, en mi ausencia irlandesa los otros miembros de la cofradía se han hinchado de diversión con algunas capturas de las que alegran el ojo; loquillos grandes, samas de tamaño XL, sierras e incluso un precioso dumerili que atrapo el patrón aprovechando un despiste de Antonio “El Sembrado” Martín. Peces que sobrepasaban en el 90% de los casos la divisoria de los 8 kg y repercuten de manera notable en la realimentación de ánimos y voluntades.
Quedan las fotografías como reseña de lo que se cuece.



Por cierto, la primera es mia, de hace un par de días. La segunda es anterior y gentileza del amigo José.
Continuará. Estoy seguro.

4 comentarios:

Martín dijo...

Mario, me alegro que os lo paseis a lo grande como muestran tan buenas instantáneas.
Por cierto, un placer degustar tu literatura.
Martín
Un saludo.

Y digo yo dijo...

Perece que la cosa se anima, por nuestras sondas son pequeños pero veo que por la redonda la cosa tiene kilos :)

Nicola Zingarelli dijo...

Buuuf! Por un momento había entendido que la primera serviola era tuya, no me lo podía creer... Luego he entendido que solo se trataba de la foto, vaya susto :-)

Y digo yo dijo...

Pero que malo eres, con lo malito que está, he hablado con él hace un momento y se ha traido toda la gripe de Irlanda para él solito, creo que le van a mandar unos supositorios para madarla atpc :)