25 de junio de 2010

CUMPLEAÑOS FELIZ LPGC

La ciudad donde nací, crecí y vivo cumple 532 añitos.

El 24 de junio de 1478, un destacamento militar al servicio de la corona española, estableció en la margen derecha del Barranco Guiniguada un campamento de guerra para acometer desde allí la conquista y colonización de la isla. Con el tiempo, el bastión militar dio paso a una ciudad que empezo a crecer y desparramarse hasta llegar a ser lo que es en nuestros días.

Y por eso, San Juan, el de los días 24 de junio, es el patrón de la urbe, y cada año, al rebufo de la noche mágica, de los ritos páganos, del solsticio de verano y toda la parafernalia festiva que acompaña a la fecha, los canariones de la capital le cantamos el cumpleaños feliz a la ciudad que nos reune, cobija, aguanta, permite y ofrece.

Por supuesto, la noche del 23 es de juerga y jarana. De asaderos en la azotea, de hogueras en los solares y mil y una martingalas con papelitos, deseos, florecillas, rituales y que se yo que más.

Anoche, en el Confital, sentado sobre la rasa anfibia, a borde de marea llena cumplimos el rito anual. Con amigos y amigas vimos los fuegos, hicimos la hoguera y aunque por miedo al constipado asesino no pusimos un dedo en el liquido salado, no faltó la realización de alguno de esos rituales supercheros.

Anoche me toco escribir en un papel las cosas de las que quería deshacerme y arrojarlas luego al fuego purificador.

Lo hice, quien sabe.

Jay también lo hizo, le llevó media libreta y una hora de escritura. La hoguera se saturó, creció, vomitó llamaradas gigantescas, chisporroteó a mansalva y a esta hora aún continua ardiendo. A saber que habrá quemado el loco.

2 comentarios:

fincachipude dijo...

Ha sido estupendo recordar mi ciudad desde tierras extremeñas. Lo he recordado con mi pequeño Roberto, que aprovechó para preguntarme sobre la colonización y demás avatares. En fin que terminamos hablando de “guanches” y preguntándome si queda alguna familia de nuestros orígenes… A pesar de que le dije que mataron a casi todos, insiste en la pregunta…y ya que estamos con los recuerdos, yo la lanzo aquí por si alguien nos ilustra con algún relato de entonces.
Abrazos, Inma

UNO DE TANTOS dijo...

Relatos no puedo aportar, pero lo que si se Robertito es que estudios científicos recientes han desvelado que los genes aborígenes perviven en un 30% de la población canaria, algo es algo.
Por atavismo (una especie de memoria subconsciente) seguro que nos queda mucho más.

Chicos, me agrada sobremanera que sigáis este blog a veces tan chiflado y políticamente incorrecto.
Yo ya me considero un adicto a la granja extremeña y sus avatares.
Un abrazo fuerte.