16 de mayo de 2010

ENGÁNCHATE AL RISCO


Tras 6 días de delincuencia gubernamental (medidas neoliberales anticrisis y aliron del facismo patrio en la judicatura), el colofón personal a la primera quincena de mayo no ha podido ser más oportuno y terapéutico.

Dentro del proyecto “Engánchate al Risco” (pinchen aquí para ver antecedentes), en el marco de la Candidatura para Capitalidad Europea de la Cultura 2016 y con los permisos y el visto bueno de las Concejalías y autoridades pertinentes; ayer, el grupo de trabajo HurbMANA propino el puntapíe de inicio material a su proyecto urbano-cultural en el Risco más emblemático de Las Palmas de Gran Canaria.

El comienzo de las intervenciones que deben dotar al barrio de espacio público vecinal y colocar caballos de troya como armas en la batalla contra la exclusión social, la marginalidad, el desarraigo y el deterioro, contó con un acto declarativo en el que vecinos, simpatizantes, transeuntes y dinamizadores, pintaron por espacio de 150 metros de largo y 6 de ancho, el título del proyecto en una de las vías de penetración al enclave desde la ciudad alta.

Bajo la batuta infalible e imprescindible de un grande del arte urbano y el Graffiti - el amigo Matias Mata de Sabotaje al Montaje - criaturas de 3 a 80 años pusieron su ratito de rodillo en darle color al gris adoquín y lanzar al cielo (la idea es que semejante pintada pueda ser visualizada desde el aire e inmortalizada por la fotografía aérea) una invitación a la participación y el trabajo colectivo.

En definitiva, otro pequeño paso. El viernes vendrá otro y en junio uno más.

El primer solar a rehabilitar ya esta proyectado y el sábado, los vecinos pudieron votar y elegir el nuevo diseño.

Fue una jornada grata, bonita y conmovedora. Entre gente corriente, tu, yo y el de más allá. Con muchos niños dando color y muchos mayores ilusionados.

Una jornada que vale por una semana de homicidios a la salud emocional colectiva.

Seguiremos informando.

1 comentario:

Y digo yo dijo...

Cachisss esperaba verle con rodillo en mano, ánimos miles a los implicados.