25 de marzo de 2010

CANARY´S ANOMALÍAS (BY JACOBO)


- Mira, me han seguido dos galanas (obladas), creo.

- ¿Dos galanas?. ¿A qué?.

- Al caracortada ese feo que tengo. Lo han seguido hasta mis píes y al final, una de ellas intento morderlo. ¡Son galanas grandes eh!.

Para mis adentros pienso, ¿Dos galanas grandes?. Joer, pues que curioso, por aquí no suele verse a la galana tan agresiva con los señuelos, y menos con señuelos grandes. En fin, cosas del lugar y los animales. Nunca sabes lo que puede pasar.

Nada, eso debe ser que andaban por ahí, les pasó el señuelo por delante y por instinto lo siguieron, yo que se.

Nada, tu a lo tuyo Mario. Dale en superficie que el pesquero es proclive a los estallidos a flor de agua y en esta isla, lugares asi hay que aprovecharlos. Acuerdate de aquel sierra que te brinco a los píes el otro día o de los dos pejerreys que peleaste en superficie la otra tarde.

Y venga wishtler y venga pencil. Y un Blues Code azul haciendo zigzag 15 centímetros por abajo y luego el Viva Parade Viva delfinando… pero nada de nada. Y hoy no puedo estar hasta el final. Tengo partido a las 6 y media.

- Otra vez, vinieron otra vez. Hasta aquí mismo. Son anchos y como plateados, para mí que son galanas, o sargos, pero son grandes.

- Joer, o son galanas o son sargos.

- Oh, yo que se, yo no los veo bien, para mi son más como sargos porque son plateados y como anchos.

- Vale, pues recogeles más lento a ver si se tiran y salimos de dudas.

Sargos, galanas, ¡uff!, menuda pesca de boya se esta perdiendo alguno.

Bueno, a ver si esto se anima y se ve algo de actividad, aunque no hay sardina ni saltan los lebranchos. La cosa parece muerta, yerma. A ver si con un minnow se atreve alguna lubina. El bfreeze naranjita, que no hay que lanzar mucho.

- ¡Ostras!, en la espuma, una buena lubina. Ha cortado delante del señuelo como un rayo, ni lo ha tocado. Que susto. ¡La madre que la P….!

- Mira, ya los vi otra vez, son sargos. Son sargos grandes, una pareja. Me siguen hasta aquí y en el último momento intentan morderlo.

- ¡Vaya hombre!, sargos en pareja. Como la Guardía Civil.

- Espera que voy, que ya me tienes mosqueado.

- ¿Por qué no le pones uno de tus vinilos?, sin plomar. Apenas tienes que lanzar.

- Son Sargos, sargos breados, sargoriados.

- ¡Coño!, ¡Sargoriaos!, ahora son sargoriaos. Espera que me pongo a tu lado, a ver que carajo es eso que te sigue, que a cada lance cambia la especie. Que a este paso vas a nombrarme todo el catálogo canario de pejes de veril.

- A ver, ¿qué señuelo es ese?, ¿Un Rapala XRap blanco mediano?. Ok, pues lanzalo y recogelo lentito, a ver si los vemos.

Y los vimos, y uno salió a ver la Gran Canaria emergida, y fue retratado por lo curioso y lo anecdótico. Y se pudo haber quedado a cenar, pero volvió al canchal submarino. Son animales que despiertan algo de ternura. Graciosos, 100% curiosidad. No temen a nada ni a nadie, se atreven con todo, lo mismo toman sombra bajo una caja de tomates que mordisquean una boya o roen la boga de alguien que pesca al vivo.

Gallos, gallo cochino, cachua. Ballestas (Ballistes carolinensis).

Eso es lo que fue.

Otro lance anecdótico. Otro esporádico que se apunta al registro de capturas 2010.

Y ya no me extraña. A cada rato, este archipiélago es aún más irreal.

Además, esta mañana, en la radio, la ciencia ha dicho que el invierno recien acabado, ha sido el más anomalo en Canarias desde 1900.

1 comentario:

Y digo yo dijo...

Cualquier día de estos pegan un, un, un Palometon desos...jeje