23 de febrero de 2010

SAO TOME, ESA ISLA SIN PECES QUE ESTA AL SUR DE PRÍNCIPE


Advierto que es largo.

Sao Tome y Príncipe es un país diminuto e insular situado al sur del Golfo de Guinea, a unas 250 millas naúticas de las costas continentales africanas.

Excolonia portuguesa de cultivos tropicales para la exportación, a día de hoy Sao Tome y Principe es un país soberano que sobrelleva su condición tercermundista con la paz e indolencia que otorgan la insularidad y el impulso, interesado o no, de los programas foráneos de ayuda y desarrollo.

El amigo italiano Nicola Zingarelli, el del chollo, vio una vez una fotografía en la que un tipo sostenía una cubera del tamaño de una puerta en una playa de Sao Tome. Además, consiguió un contacto en la isla; un francés que practica buceo deportivo y que le había hablado de pargos gigantes, cardumenes inacabables de carángidos y un sin fin de posibilidades de pesca basadas en la condición virginal de las aguas en lo que a pesca deportiva con señuelos artificiales respecta.

Total; viaje exploratorio a la vista, oye chiquillo, podemos hacer un bolo así de grande o descubrir de una vez la meca africana de las cuberas de 50 kilos. Total, Maldivas, Madagascar o Cape Cod siempre van a estar ahí.

Pues vale. A Sao Tome y que sea lo que Dios (o lo que sea) quiera.

Llegamos un viernes a primera hora de la mañana procedentes de Lisboa en un avíon de TAP (Transporte Antipático Portugues). Solventamos con lentitud la revisión de pasaportes, recogimos con rapidez el equipaje y nos subimos a una furgoneta que nos acerco al lodge, el Omali luxury hotel de Playa Lagarto, un cómodo y bonito resort, con habitaciones frescas y confortables, jardines bien cuidados, piscina de agua tibia, cerveza fría y comida más que aceptable. Un buen lodge hermano del Loango Lodge de Iguela o el Boom Boom Island de Príncipe.

Ese día no había pesca y dedicamos la mañana a planificar los días siguientes con el equipo directivo del charter y hacer turismo por el norte y noroeste de la isla. En horas de almuerzo, alcanzamos un poblado costero llamado Nieves, en el que degustamos (algunos disgustaron) el cangrejo real más inquietante y subrealista que ha podido probarse nunca y que por cierto, estaba inapelablemente riquísimo.

Sao Tome, Pobre pero Tranquila

Sao Tome es pobre y su aspecto varia desde el ocupado sotavento destartalado del norte al paisaje jurásico del sur y suroeste. En la parte edificada, las huellas coloniales lusas se encuentran depauperadas, demacradas y abandonadas. Fuera de la capital, la mayoría de antiguas instalaciones agrícolas se encuentran reocupadas como ranchos y comunas por la población nativa.

La sensación general es de pobreza y la economía parece ser eminentemente de subsistencia, prevalenciendo el cultivo, la pesca, la ganadería familiar y el trueque.

La Pesca Profesional

Recae mayoritariamente en un número indeterminado de cayucos uniplaza accionados por jóvenes de color a través de un remo o con ayuda de una vela confeccionada mediante el cosido de varios sacos de harina.

Se ven algunos motores fuera borda provenientes de programas de ayuda o desarrollo extranjeros, pero el 90% de las unidades dedicadas a la pesca “profesional” carecen de ellos y son simples canoas primitivas que pescan con líneas de mano, anzuelos diminutos y en algunos casos pequeños trasmallos o artes de cerco. Cuando sopla, a tracción de saco de harina, curricanean con éxito el pez vela usando una fibra que enreda el pico de los animales. Nos dicen nuestros guías que a veces utilizan dinamita para pescar, pero observando la naturaleza del percal pesquero yo me resisto a pensar que sea práctica común y cotidiana.

La Humanidad Santomeña, Su Modus Vivendi y Su Actitud hacia el Foráneo

Nada que ver con la agresividad y acoso que puede respirarse en el continente vecino. Quizás la insularidad motiven la actitud distendida, alegre y pacífica del personal, convirtiendo en predominante el gesto pacífico, cordial, sonriente y amable. Algunos no quieren que les retrates y otros se pirran por que lo hagas y les enseñes las fotos en la pantalla de la cámara.


Llama la atención el gran número de niños, de jovenes y de mujeres embarazadas. Parece calar el mensaje homicida del viejo Papa hitleriano en lo que se refiere al condón y su uso, aunque por otro lado también se observan consignas, carteles y lemas promocionandolo como remedio antisida y planificador. En cualquier caso, es pintoresco el cuadro de vías y calles con cientos de chiquillos uniformados iendo y viniendo de la escuela. Abundan las motos, utilizadas incluso como taxis y escasea el transporte colectivo llamado guagua (autobús).

Nuestra Pesca Escasa. El Porque Desconocido

Nuestros guías en la isla nos invitaron a pescar el sur, pues según ellos, es la parte de la isla menos trillada por la armada de cayucos, la más inaccesible y la que presumiblemente esconde fondos mejor conservados. Hasta allá íbamos cada día en horario de amanecer para pescar hasta primeras horas de la tarde, antes de que los vientos térmicos convirtieran el mar en una batidora poco recomendable a la navegación. Pescamos lugares como Punta Furada, Santa Catalina, Diogo Vaz, San Miguel, Santana, Siete Piedras, el Lagoa Azul….pero el pescado brillo por su ausencia en todos ellos durante toda la semana.

En lo que respecta al jigging, este se desarrollo en fondos de 30-50 metros localizados dentro de la escasa plataforma de la isla. La ruptura de pendiente insular es un precipicio tan exagerado que resultaba imposible marcarse y situarse sobre él con garantías de éxito. En 30-50 metros, se localizan piedras y relieves abruptos repletos de peces, pero la escasez de picadas fue la nota predominante. Según los guías, hay mucha cubera y carángido, según nuestra experiencia, las cuberas no existen y los carángidos son pocos y caciveros (resabiados). Atrapamos 16 peces en 5 días de pesca, casí 3 peces por jornada y ninguno de ellos de tamaño reseñable.

Un par de supuestos colihoos (Carangoides bartholomaei) engañados en la vertical y de peso comprendido entre 5 y 10 Kg fueron los peces más lustrosos de la semana. Ni a jigging ni a spinning se tuvo constancia de algo más grande. Ni rastro de las cuberas, ni de meros, ni de cualquier cosa que pareciera una serviola. Algunos júreles entraron a spinning. Todos Caranx fisheri por cierto. Animales esporádicos, solitarios. Atacando muy cerca de las piedras y siempre dentro de la espuma. En la categoría pargos, solo se capturaron dos ejemplares, también a spinning, también dentro de la espuma y muy cerca de rajones o huecos a píe de risco. Para completar el descriptor de relevancias ictias del viaje hay que citar la captura de un par de spanish mackerel de buen tamaño, peces nerviosos, agresivos y riquísimos al paladar después de pasar por la cocina del hotel y las brasas de la terraza. En definitiva pocos peces y bastante resabiados. Sin actitud para placar señuelos de superficie y con mayor predisposición hacía señuelos nadadores o hundidos.

¿Por qué tan poca pesca?. Vaya usted a saber. Seguro que hay explicación, pero a día de hoy y a falta de nuevas experiencias, la única certeza es que la semana pasada en Sao Tome, la pesca con señuelos artificiales en las modalidades de jigging y spinning no fue fructífera. Puede ser que la isla no sea buena para este tipo de pesca, que la plataforma sea escasa y haya pocos peces depredadores, puede ser que hayamos coincidido en la semana tonta, puede ser que este año no sea propicio, que la temperatura del agua sea excesiva, que no ha llovido o que realmente la mejor estación sea la otra, la seca, la de nuestro verano, la de fuerza 5 de viento y mala mar. Puede ser que sea verdad que la flota profesional del cayuco remero tenga los fondos pelados y la fauna esquilmada, que la destructora dinamita sea una realidad, que en estas latitudes los peces depredadores no sientan inquietud por atacar señuelos artificiales, que el pescado se encuentre amontonado en los fondos y piedras que rodean Príncipe. Quien sabe. Habrá que ir de nuevo para poder sacar conclusiones.

Mientras, eso es lo que hubo. Un bolo pesquero de consideración. Un bolo que andaba dentro de lo previsto y que aderezado de amistad, ambiente agradable, cerveza, buena comida, tranquilidad, exploración y descubrimiento parece menos bolo.

Ya habrá pesca y peces, en otros lugares o en otras circunstancias.

Pesca, Aspectos Técnicos

A los viajeros tropicales que gusten de los stickbaits pesados les invito a probar las evoluciones de un señuelo de River To Sea llamado Doggie. Un artificial rechoncho con hechuras de carnada grande, que aguanta muy bien la inmersión y se contonea como un campeón ofreciendo flancos sugerentes al bicho malo de turno. Se lanza perfectamente y accionado a tirones largos alcanza su máximo rendimiento de naturalidad y eficacia.

Nicola lo uso durante toda la semana con éxito indiscutible, yo lo probé un rato el último día y aún sin capturas ni picadas quede convencido de su bondad y posibilidades.

Otro señuelo al que ya me he referido en el blog y que continua sorprendiéndome cada vez que tiene oportunidad es la Segunda de Maria. Un minnow clásico, antiguo y bastante básico que sin embargo puede jactarse de aguantar viento, marea y estacazos como nadie. Lo use el último día en una sesión exclusiva de spinning contra la orilla consiguiendo más de 6 picadas francas y 2 capturas. Se lanza como con tirachinas y el toc-toc de su bola interior no pasa desapercibido. Es duro, y permite sobredimensionado de triples sin que afecte a su natación zigzagueante. Perfectamente valido para la pesca tropical ligera.

Wind on Leaders. Dudaba de su eficacia en la pesca más ligera. Creía que de una u otra forma se notaría su paso por las anillas dificultando el lance. Nada que ver. Atando librajes razonables sale despedido de la caña sin el más mínimo obstáculo. Hay que adquirir práctica de cara a su confección y asegurar su fortaleza convenientemente, pero una vez solventados ambos aspectos, es de lo más eficiente que existe para solucionar los inconvenientes de nudos y atados.

Los Humanos Acompañantes, el Grand Fishing Brother

Al inevitable lo conozco de hace tiempo y sobran las palabras de afecto y cariño, el lo sabe y aunque a veces surjan dudas, una mirada basta para sintonizar, decir y hacer. Amistad que no esta a prueba. Para invocarlo vale la palabra pedido, para espantarlo solo hay que decir Príncipe.

Al irrepetible le aprecio como solo se puede apreciar a las personas sencillas, honestas y bondadosas. Su pasión por la pesca ayuda a vivir el trópico y su paciencia y capacidad de encaje lo hacen grande, enorme. Tiene tres defectos reconocibles, un Abyss de Willianson, un trabajo que le ata al teléfono y unos escrúpulos exacerbados a la hora de comer cangrejos tercer mundistas. Me debe la motivación que le llevo a coger su último jurel, pero no se la cobro, me basta con que este ahí y me reconozca como amigo a pesar de todo.

Al imprescindible le venero. Venero sus tablas, su raciocinio, su educación, la inteligencia y la humanidad. Dispuesto siempre a la alegría tiene un peligro palpable, sabe invocar y conducir a Jay. Lo entiende, se divierte y sabe ser su cómplice aún quedándose en el prudente escalón inferior. Para este que escribe y para el malvado que duerme, sus consideraciones son órdenes y su referencia indispensable. Cariño ciego.

Al Incomprensible espero llegar a entenderle algún día. Comprender sus inquietudes, que piensa, que dice, que calla. Habla y reprocha tanto como Jay, pero con más desorden y sin tanta diversión. Lo dejo en Stand By, pero de momento no hay reproches. Al final, fue un señor en conducta y saber estar.


Bueno, ya me canse de escribir. Esto es todo lo que puedo y tengo que contar de Sao Tome, esa isla sin peces que esta al sur de Príncipe.

Al que piense que largo y que coñazo, le confieso que para este que escribe, contarlo de otra manera sería como decir que mi amigo José, cuando entodabia no viera amanecido cojio uncierra de 4 Kilos.

A buenos entendedores………….

El Golpe. Una Toma Falsa (solo para iniciados)

2º día de mala pesca. Desesperación, impotencia, algo más. Cena a las 19:00 h. Jay esta en la mesa, aparenta cansado, aburrido, desconcertado. Pugna por salir de cacería, probar a echar un lance. Al frente ha creído ver a un Doyle Lonnegan en potencia. No aguanta, gana la pugna y se tira al monte. Se aprovecha de una inocente iniciativa del buen hombre de Cullera para pasar a la acción. Aún no siendo Paul Newman se disfraza de Henry Gondorff. A su lado un malagueño doctorado en Jay al que le sobra estatura para parecer Robert Redford capta el envite y se enfunda el papel de Johnny Hooker. El de Cullera piensa en la pesca desde tierra en el Lagoa Azul como remedio a todos los males pesqueros. Jay, necesitaba solo esa excusa para empezar a vomitar el sainete. Fue un rato surrealista, con diatriba, risas, miradas cómplices, dudas, desconcierto, manipulación, exageración, disparate e histeria. Habría que ir a Príncipe, volver de Príncipe, preguntar por Príncipe. Tendríamos que ampliar horarios, reducir navegación, salir antes, volver más tarde. Tenemos que personarnos en casa de “janlui” y arrancarlo de la botella y la floresta a golpe de reivindicación. Hay que profanar el punto de buceo de Rodas, ver la carta náutica, exigir explicaciones a la central pamplonica. El show se prolonga más de lo recomendable, Jay no mide, no quiere, no sabe. Redford le ayuda, le coloca, le abre, le cierra, le conduce. Lonnegan se lo traga todo y se pone de parte de Jay. Es el acabose. El momento culminante, la retirada del chico de la Agencia, el Golpe.

El segundo acto discurrió en los mismos términos dramáticos pero en otra dependencia, sin el chico de Agencia y con el objetivo de calmar a Lonnegan. Se trataba de que todo quedara en nada, de culminar un pulcro captura y suelta.

Luego, como siempre ocurre, Jay se esfumo y este que escribe tuvo que recomponer el desaguisado con disculpas y gestos de cariño. Como siempre.

Menos mal que uno viaja con gente inteligente y bondadosa.


8 comentarios:

Y digo yo dijo...

Bueno amigo siempre y cuando después de muchos “en el faro de Dunfour…….” No se despidan de usted con un “que te valla bien”.

Si desesperante es un bolo en casa, cerca de tu mesa de comer y tu camita de soñar no me imagino lo frustrante de unas jornadas de expectativa a cada lance esperando la explosión pagada y soñada.

La compañía seguro es que lo único que hace llevadero las horas posteriores, al menos se reparten a partes iguales las excusas y los por qué.

Como diría nuestro Manolito “el tiempo está RRaro” y para colmo de males seguro que te llaman luego diciéndote aquello de “YA ESTAN AQUÍ”. (suerte Victor)

Marco dijo...

Estaba esperando esa vuelta de tu viaje, y ver que tal les habia ido. Comentarte que una de las explicaciones de la poca pesca, es que no es el momento idoneo en estas semanas. Practicamente salgo todos los fines de semana, e incluyendo el viaje que tuvo Tony aqui, la pesca es minima. (Gracias al estuario, pudo sacar esa barracuda de buen tamano). Me he entrevistado con profesionales de la pesca de fondo en estos dias, y el panorama en el mar es ese: muy pocas canoas. Todos estan a la espera que empiece la epoca de lluvias. Se cree que de aqui a dos semanas el panorama cambie, y la pesca vuelva a su constante con sus tormentas tropicales y vientos huracanados incluidas...

saludos

Cabello dijo...

Estaba ansioso por la vuelta y el report.

Siendo un viaje explorativo y con la incertidumbre que eso conlleva,no creo que fuera mal del todo este viaje.Pudieron sacar las especies que por ahi abajo hay,tal vez,no en talla y cantidad deseada,pero pueden decir que algo hay.
Sacar conclusiones sera complicado,como bien dices,hasta tener otra nueva oportunidad.Aguas calientes,lugares inadecuados,bichos poco curiosos por señuelos artificiales...quien sabe.
Estando en buena compañia,los bolos duelen menos.Espero que lo pasaran bien,independientemente de la pesca.
Spanish Mackerel a la brasa,menudo manjar.

¿Repetiran?.

Un Saludo

Azoresub-Bluewater dijo...

artigo gostei muito! E belas pescarias! ;)

http://azmarinho.blogspot.com/

juan jose dijo...

Pues la verdad, Mario, creo que me alegro que me comentases que no fuera yo al viaje exploratorio de Sao Tome. En el fondo debo agradecértelo a tí. Ya tendremos ocasión de hacer otro viaje que tenga mejores perspectivas.

Nada, nada, que os haya aprovechado a los que fuisteis.

UNO DE TANTOS dijo...

No hay de que Juanjo.
Ya sabes que no era especialmente optimista. No se porque, pero el destino no me transmitía buenas sensaciones.
Fui para echar una mano al guiri en las tareas de prospección. Al final tampoco hay conclusiones claras.
Creo que repetiremos el año que viene, pero estableciéndonos directamente en Príncipe.
Lo siento por tu hermano, que si tenía ilusión en pescar bastante. Pero esto es así, el riesgo siempre tiene dos caras. Dale un saludo de mi parte, dile que me reí mucho, que ya sabe que lo considero indispensable.
A ver si un día coincidimos por ahí, que ya te echo de menos.
Saludos
Mariao

medregal dijo...

Boa pesca e belas images, meo irmao, ja, ja, filho do Ricaurte, mais valíate verte quedado en tu Redonda pescando peixeverde, maricão, pelotudo, jajojojajaj.......servesita

Femés Elvira, dijo...

Otra chincheta puésta en el mápa. La estáncia y la vivencia seguro merecieron la pena.

"contarlo de otra manera sería como decir que mi amigo José, cuando entodabia no viera amanecido cojio uncierra de 4 Kilos..."

Me suena, y no lo hagas... Me deprimo cada vez que lo veo...