4 de enero de 2010

DE SEÑUELOS, CARRETES Y UNA MOCHILA




American Lures. Viva la Practicidad

Frente a la espectacularidad de los señuelos orientales de última generación, formidables en realismo, acabados, durabilidad y prestaciones quisiera aprovechar mi libreta virtual para reflexionar y romper una lanza a favor de una familia de señuelos que resisten los embates de la nueva tecnología y el diseño manteniendo como denominación de origen las virtudes de la eficacia sencilla.

No están recubiertos de escamas holográficas que cambian de color a la par que la luz y el movimiento, ni imitan a la perfección a una sardina alacha que se sale del circulo. Son artefactos de madera o plástico de alta densidad, duros como piedras, artesanales en muchas ocasiones y creados y puestos en circulación a partir de la confirmación práctica de su valía como cachivache engañador.

Me refiero a los señuelos más clásicos del mercado estado unidense. Señuelos de Gibs, Robert Lures, Tatto, Crazy Alberto, Bombers, Diamond, Storm, American Patriot, etc, etc. Poppers, minnows y paseantes expertos en engañar anjovas y lubinas sin distinción de nacionalidad.

Desde mis inicios en la pesca a spinning, mantengo un surtido constante de Polaris Poppers, Rangers, Bombers, Storms y Tattos que he ido incrementando con nuevas aportaciones o descubrimientos. El último gran arretranco que cuelga habitualmente de mi canana es el High Roller de 15 cm. Una especie de rapadura (golosina palmera) con un movimiento de ballet hiper atractivo y unas prestaciones de lance y distancia formidables. Es uno de esos señuelos que llevan toda la vida en circulación, ideado en principio para la pesca amazónica del Peacock Bass y que actualmente dispone de una línea Saltwater nacida a la vera de los flats y bajios de las costas de Texas y Florida. Una mañana irlandesa, vi como el modelo de 9 cm, le daba pal pelo a las lubinas de Galway, provocando ataques en cada lance. El yayo que lo manejaba ponía toda su sabiduría e intuición al servicio de la causa, y la maderita torneada se dejaba accionar en modo paseante acelerado trazando evoluciones acuáticas realmente estimulantes.

Además y por si fuera poco, a las bondades técnicas de todos estos señuelos made in USA debemos sumarle como acicate el precio, la mayoría de las veces ridículo con respecto a lo que se lleva en el mundillo y sobre todo a las importaciones del lejano oriente.

Pues eso, que a pesar de que el preciosismo brille por su ausencia y la estrategia comercial sea de todo menos agresiva, estos señuelos americanos son eternamente buenos y genuinos.

Yo al menos, los recomiendo.

Y si no les basta la reflexión, les digo como la cateta fenicia insular cuando quiere colocarte un señuelo. “En el norte no quieren otra cosa”.

Accuratte Boss, Tan Buenos y Tan Mimosos

Considerando que no hay técnica de pesca más agresiva y destructiva para un carrete que el jigging y advirtiendo el que me encanta su relación calidad-precio, la línea redondeada y agradable, la vocación 100% jigging, el reducido tamaño, la ligereza o el aluminio que les da naturaleza estructural. He de expresar con algo de cabreo que en el fondo, la serie de carretes Accuratte, son demasiado mimosos y requieren un mantenimiento que se me antoja excesivo. Me fastidian los periódicos lamentos en forma de ruiditos extraños, los atoramientos repentinos y el que tosan cuando frenan, recojan o suelten hilo. Por ello, tras un par de años de uso, he de reconocer que los Accuratte en cuestión son de una bondad inversamente proporcional al coñazo que procuran en lo que a cuidados y puesta a punto se refiere. El asunto viene a partir de que no son estancos y claro, ante un uso intensivo en mar con la sal como sedimento inevitable, el carrete en cuestión se resiente interiormente haciéndose imprescindible el despiece, la limpieza y el engrase.

Y sí, ya se que el precio es fantástico en comparación con otros carretes de similares e incluso inferiores prestaciones, que sus favores cuando esta en forma no motivan ni un solo reproche; buen freno (aunque algo inmanejable en combate), buena ergonomía, buena capacidad de hilo aún con bobina estrecha, fluidez, silencio. Pero claro, para alguien como un servidor que de manitas nada y que en asuntos de mecánica es un cero a la extrema izquierda, el hecho de estar todo el santo día pendiente de si hay que abrir o no el arretranco para limpiar, desatascar o engrasar se convierte en un coñazo insoportable que puede fulminar cualquier paciencia.

En fin, que son buenos pero también muy mimosos.

Tenía que decirlo.

Que a los propietarios o a los aspirantes les quede claro que una tarde de cada mes deben dedicarle tiempo de limpieza y engrase.

No obstante, si son habilidosos y se entretienen con la mecánica, el mantenimiento, el cuidado, la limpieza y la puesta a punto de los equipos. Este es su carrete. Sin duda.

Basspack hPa, La Mejor Mochila Que He Tenido Nunca

Y que conste que soy un paranoico de los bolsos, los estuches, las fundas y los forros.

Y que he probado más de dos.

A la que me quiero referir en esta entrada es a la Backpass de hPa, la mejor mochila para asuntos de pesca que he tenido nunca y un producto que recomiendo a todo el que ande en trance de cambiar o buscarse una.

Como ocurre con casi todo lo que produce la marca francesa, la calidad y la practicidad van de la mano, creando un recipiente funcional, cómodo y adaptado 100% al ambiente marino y sus corrosiones. Esta construida en una especie de PVC flexible que asemeja una lona encerada. Aunque no es estanca ni se declara waterproof, soporta rociones y salpicaduras manteniendo la sequedad del interior. La capacidad del compartimento principal tipo saco, cuenta con espacio suficiente para contener el grueso del material mochilero (en mi caso le sumo una cámara reflex digital con flash condenado). Exteriormente provee dos bolsillos laterales de malla, mosquetones para colgar cachivaches y sobre el bolsillo frontal, una serie de cinchas que hacen posible colgar una caña, un bichero o un salabre (en Canarias jamo).

Pero más allá de lo que quepa o no quepa (al final eso depende de cada cual y lo que transporte) la bondad de la mochila reside en la fortaleza, la solidez y la calidad de los materiales, destacando en este aspecto las cremalleras. Grandes, plásticas, resistentes y faciles de abrir.

Tengo una de esas mochilas desde hace un par de meses. La naranjita de la imagen.

El precio no es desorbitado y puede encontrarse en comercios franceses o españoles tecleando su nombre en Google. Yo la compré en la tienda de un amigo italiano.

Sí, ya saben, ese de los viajes, los peces y los flashes.

10 comentarios:

Y digo yo dijo...

Por no hablar de la riñonera, con su sistema de clip y no de cremallera, los tubos con el sistema de giro que abre el longitudinal, muy acertados estos muchachos de HPa.

Del carrete ni flores...no lo tengo.

De los arretrancos precisamente estaba echándole el ojo a esos torpeditos, sobretodo al de 9cm, sabes que ando muy light ultimamente, a demás le estoy cogiendo gustillo a esos que vienen por ensimba no tan rápido como mis amigos Rangers.

!!Conño¡¡ ganas tengo de compartir un día de tiros....

juan jose dijo...

1º.- O has escrito la carta a los Reyesmagos.
2º.- O estás preparando la maleta para un viaje en este mismo mes.

Algo, algo hay...ahí !Ay!

UNO DE TANTOS dijo...

3º.- O como no pegamos un bicho ni de casualidad, entretenemos la espera del piscicola adevenimiento pasando revista a la tropa de cachivaches.

¿Viaje?. ¿Qué viaje?. No se nada. Hay crisis.

Majorero, No seas provocativo. Que sabes que Fuerteventura es tan adictiva como débil la voluntad.
Para tu información, te digo que servidor y su compañero de pesca actual tienen en mente desde hace algún tiempo una semana de pesca orillera full time en la cara oculta de la Maxorata. El día que se lleve a cabo será usted informado oportunamente.

Martín dijo...

Ese carrete me tiene enamorado. Pero como bien dices, Mario, todo giratorio requiere de un mínimo de mantenimiento o cuidado. Eso sí, potentes como ellos solos.Su precisión se nota al dar manivela y el freno del mismo no lo he probado en acción de pesca pero debe ser la ostia,aunque algunos prefieren la practicidad y durabilidad de un Stella.
La mochila guapa, guapa, no se como me las apaño pero por muy grande que la tenga siempre se me queda chica jejejeejeje.

Nicola Zingarelli dijo...

Jo... estaba aburrido el niño! Muy bien chiquillo, ahora de lo que venderé de los arretrancos vamos a medias, como siempre ... :-) Ja, ja, ja, seguro que alguien se lo cree...fijo!

Si al final lo que voy a hacer es una tienda low cost, en lugar de caranx le cambio el nombre en ryainax

fish dijo...

Si los USA lures fueran translucidos, plasticosos, y realistas tal y como lo hacen los japos, podrían dar más de si en escenarios machacados y en circunstancias de claridad, pienso. Aunque por ejemplo los heddon, no me faltan nunca en la caja. Y ya sabemos como son de orgullosos los americanos y menos en hacerles rectificar o mejorar algo que a ellos no se les ocurra.
En cuanto a los giratorios, ya me gustaria probar uno de la casa jigging master que le tengo el ojo echado. Aunque creo que para jigcasting son más versatiles los de bobina fija. Y por lo tanto pueden dar más juego cuando entran las albacoras bicharracas a pie de costa.
En cuanto a la mochila tengo una de cada tamaño y color, estoy un poco cansado del tema y más por las cremalleras, spray de carretes, todo el tiempo para que no se estropeen frente al agua. Esta en cuestión, creo que se le puede almacenar unas cañas detrás y eso puede valer para los más intrépidos. Me encanto los materiales que utilizas Mrio.

UNO DE TANTOS dijo...

Nicola, ya sabes que para algunos en un momento dado de mi existencia más reciente tuve una tienda de pesca. De eso me acusaron un día. Que tiempos aquellos. Que bien me lo pasaba. ¿Me dejas volver y retomarlo todo por donde lo dejamos?. Total, ahora tampoco vendes mucho.

Abe, te recomiendo el High Roller de 9 cm. De verdad, es fantástico. Yo tengo los de 15, pero un amigo me ha prometido regalarme un par de 9 a finales de este mes.

Martín, si no tienes problemas con la mecánica más elemental, hazte con un Accurate y pierde cuidado. Limpiando con petróleo cada X salidas y engrasando de nuevo con un buen lubricante, el carrete por solidez y materiales es para toda la vida. Yo tengo dos; el 197 pequeñin destinado al jigging ligero y el 665 estrecho, estrecho. Es lo que tengo y pese a la lata de los cuidados ando contento con ellos. En sus vueltas pongo mi animal.
Fish. Tienes razón, los americanos son unos inmovilistas de campeonato, pero quizás en eso este su mérito.
En el reciente viaje a Cape Cod pudimos observar como a diferencia de nosotros, ellos no se comen tanto el coco con materiales y formas. Van a pescar, se centran en el pez y el escenario más que en el material. Claro que sus aguas y su pesca deportiva están a años luz de estar machacadas.
El Heddon Super Spook debería de ser obligatorio en cualquier bolso de pesca. Algo que la autoridad solicitara junto con la licencia.

Y digo yo dijo...

¿Una semana, de pesca, sin afeitarnos, llenitos de salitre, riendo y cambiando arretrancos cual si fueran cromos?....¿CUÁNDO?

medregal dijo...

Me apunto

Y digo yo dijo...

KEDADA, KEDADA, KEDADA....