24 de marzo de 2009

NO AL PRESERVATIVO, LA PUTA DE BABILONIA VUELVE A LA CARGA

El Condón no es Solución

El jefe de la empresa multinacional Iglesia Católica S.A, esta de gira por el continente africano. No es una gira benéfica ni se encuadra en un programa de ayuda eclesiástica al tercer mundo, la pobreza o la deshumanización extrema. No, no, nada de eso, que se creían. La excursión del Benedicto es una gira de política propagandista dentro de los esfuerzos que la compañía realiza a principios del siglo XXI por mantener el chiringuito a flote. Claro, como la tendencia es que en el occidente rico, inteligente y académico, salvo los cuatro tarados de toda la vida, las nuevas generaciones pasen de manera general de la ininteligible farsa religiosa, pues vayámonos con los negritos del Congo que allí son tan ignorantes y tan simples que igual podemos mantener viva la semilla del emporio.
¿Y qué es lo que ha dicho Benedo nada más llegar al continente negro? pues la misma hijaputez que dijo en su día el polaco predecesor. Que el empleo de preservativos hay que desecharlo y que lo más sano es que un continente que se muere de Sida y miseria por los cuatro costados siga jodiendo sin control, transmitiendo la enfermedad y aumentando las penurias que acarrea la nula planificación familiar. Dice el ex joven hitleriano que el condón no es solución y que al contrario, aumenta los problemas. Según su santidad, no es solución porque “la única vía eficaz para luchar contra la epidemia es una renovación espiritual y humana de la sexualidad, unida a un "comportamiento humano moral y correcto, destinada a sufrir con los sufrientes". Manda H…
Hay que tener el alma homicida para hacer este tipo de afirmaciones en un continente como el africano, arrogándose encima el papel de pastor que actúa en nombre de una divinidad. Divinidad que ciencia ficción aparte, ha sido postulada siempre como paradigma de la justicia, la bondad y el amor.
Hay que haber sido neonazi para ser tan despiadado y tan sectario.

Nunca rezo. Ni se, ni creo, ni quiero, pero te juro Benedo que desde hace una semana, todos los días le pido a las leyes de la contingencia que un hijo de esa África deshumanizada, un natural de la guerra, el hambre y el primitivismo te hurgue debajo de esa ridícula faldita con su rollizo atributo de contaminada carne venosa y te ensarte con determinación alemana para que tus ojos de viejo loco vean por fin de cerca el cielo más sórdido o el infierno más espeluznante. Eso sí, sin condón, que no sirve para nada. Sin condón, como manda la doctrina.

La Puta de Babilonia

En relación con lo anterior, el otro día, tras leer la noticia de condena a los anticonceptivos que la multinacional vaticana lanzó a propósito del paseo africano de su jefe alemán, rebusqué entre los últimos libros una diatriba del escritor colombiano Fernando Vallejo contra la iglesia católica que se titula “La Puta de Babilonia”.
No es un libro agradable de leer. Es un libro histérico e insultante, farragoso y bastante coñazo. Un ataque personal y desaforado que contiene insultos, palabrotas, burla y maldiciones contra la Iglesia Católica y sus varios milenios de vigencia.
Pero sin embargo, dentro de todo ese batí burrillo de inquina personal, existen tres aspectos del libro que a mi modo de ver lo convierten en valioso. Por un lado un comienzo de prologo divertido y original, por otro, un sumario fiel, histórico y documentado que nos retrata la política criminal de la Iglesia desde su fundación hasta nuestros días y por último, un párrafo que accede directamente al meollo de las farsas religiosas, y que en este caso alude a la figura de Cristo, como divinidad del cristianismo.

Cristo es un engendro fraguado por Roma, centro del imperio y del mundo helenizado, a partir del año 100, juntando rasgos tomados de los mitos de Atis de Frigia, Dionisio de Grecia, Buda de Nepal, Krishna de la India, Osiris y su hijo Horus de Egipto, Zoroastro y Mitra de Persia y toda una serie de dioses y redentores del género humano que lo precedieron en siglos y aun en milenios y que el mundo Mediterráneo conoció a raíz de la conquista de Persia y la India por Alejandro Magno. El cristianismo de los primeros tiempos tuvo que competir con varios de los misterios de Asia Menor y en especial con el mitráismo, la gran religión del imperio de la que tanto tomó y a la que sólo se pudo imponer con el apoyo de Constantino y sus sucesores, ya bien avanzado el siglo III. Cristo nació el 25 de diciembre de una Virgen, y en la misma fecha, que es el solsticio de invierno, nacieron Atis, de la Virgen Nana; Buda de la Virgen Maya; Krishna, de la Virgen Devaki; Horus, de la Virgen Isis, en un pesebre y en una cueva. También Mitra nació el 25 de diciembre, de una virgen, en una cueva y lo visitaron pastores que le trajeron regalos. Y de una virgen también nacieron Zoroastro o Zaratrusta.” (Vallejo, 2007, 101).

En fin, esto es lo que hay.
Por aquí, por la puñetera España y sus territorios de ultramar, la rama manipuladora de ansias y temores de la gran multinacional católica se llama Conferencia Episcopal. En vísperas de Semana Santa andan montando lío a cuenta del aborto y la protección del lince apoyándose en el cacareo de los cuatro enfermos de siempre. Afortunadamente este puto país, -no iba a ser para menos- se cachondea cada vez más de esta pandilla de psicópatas. Además, mientras no nos toquen el futbol, el dinero o la fiesta……….

18 de marzo de 2009

EL BARCO DE "NONO"


Don Victor Malillos, “Nono” para los amigos, tiene nuevo barco. Después de varios meses de farragosos tramites y esperas, la semana pasada parió la burrita y el domingo le llegó desde Florida su nueva nave. La verdad es que en virtud de lo visto, creo que mereció la pena esperar.
El día de autos, después de la correspondiente mañana de jigging, me acerque con José al pantalán para verla y derramarle sobre la bañera varios litros de babas.


Se trata de un consola central del astillero americano Albin. Un 26 píes tipo Boston Wahler, 100% pesca con motorización diesel Yanmar en torno a los 350 caballos. Ni mobiliario inútil, ni arretrancos que enredan bañeras. Una borda acolchada que queda a la altura justa y un casco como el del Punta Salinas. Un barco tal y como nos gusta a todos. Una herramienta de trabajo y un objeto de entretenimiento personal. Un barco para chartear y divertirse con familia y amigos. Un bicharraco náutico a la altura de los conocimientos de un patrón con el que se te van las horas aprendiendo de cangrejos, abaes, pampanos, navegación, barcos y todo lo que tenga que ver con este dichoso y bendito medio oceánico que nos envuelve.
El albin de Nono, ya está en la maxorata esperando pescadores.
Merece la pena. Lo garantizo.



17 de marzo de 2009

NEGRITAS


Las picadas se quedan varios días recorriéndote el sistema nervioso, los pleitos, con equipos medianos y carretes convencionales se te cuelan en los sueños y la visión del antifaz guerrero, el color cobrizo y las aletas puntiagudas permanecen en la retina 3 o 4 días.
Son negritas, denominación coloquial que se le da en Canarias a una de las 4 especies de medregal que rozan por los veriles insulares. Un animal con nervio, astucia, potencia y rapidez. Un placer para el jigging de casa.
Este año se están dejando querer y conscientemente estamos repitiendo unas pautas de pesca que suponemos coincidentes con su agresividad ante los jigs. El resultado es un mayor número de capturas y mayor periodicidad.


Las de las imágenes son las últimas en subir a ver la isla emergida. Pesaron alrededor de los 8 Kg y fueron buscadas y conseguidas el día menos propicio desde el punto de vista solunar, al sotavento del sureste reinante, a la hora de la marea, en fondos límite y gracias a las dotes atractivas de metales de alta relación de aspecto armados con assist cortos y simples.
Algún día aprenderé a manejar mejor el flash lateral y a encuadrar en sintonía con el movimiento del barco. Algún día.

13 de marzo de 2009

"EL FACTOR HUMANO"

Me gusta el Rugby desde adolescente en el que lo descubrí de la mano de los partidos del 5 naciones que daba la dos y retransmitía Ramón Trecet. La verdad es que el susodicho le daba el punto justo de locución emotiva que me mantenía pegado al sillón los sábados a la hora de la siesta. El rugir del sonido ambiente y de fondo la voz del Trecet repitiendo con alarma aquello de: “Atención, 4 metros para la línea de marca Inglesa, melé con introducción para País de Gales” y un amasijo humano de dos colores apretándose, empujándose y dejándose las vértebras en un deporte tan rudo y violento como noble y honesto. Como dice la tradición un deporte de villanos jugado por caballeros.
Acabo de terminar de leer, “El Factor Humano”, de John Carlin. Una sencilla síntesis del proceso de transición democrática de Sudáfrica contada por un observador privilegiado y que pivota en torno a la figura de Nelson Mandela, el rugby como deporte nacional y la Copa del Mundo de 1995.
La historia reciente del 15 Springbock se encuentra ineludiblemente ligada al devenir político de Sudáfrica, al ejemplar proceso de reconciliación nacional y al fin de una era de barbarie política, social y humana.
El libro exalta la figura de Mandela y sus dotes personales de persuasión pacífica, las posibilidades del deporte como aglutinador de sentimientos y la potencial nobleza del rugby y sus actores principales.
Aunque no guste el rugby y aunque las claves políticas de aquel momento queden más esbozadas que detalladas, el libro es un precioso capítulo de historia política, de paz, de voluntad y de superación colectiva. Se lee de un tirón y encima, a los que si nos gusta el deporte del balón oval, nos lleva a intentar recuperar partidos de aquella histórica Copa del Mundo de 1995 y volver a disfrutarla teniendo como referencia otros puntos de vista.
Aunque siempre mis simpatías han estado cerca del 15 del Gallo, a partir de “El Factor Humano” creo que también soy un poquito Springbock. En fin, me compraré la camiseta para jiggear en invierno
Léanlo, merece la pena.

10 de marzo de 2009

TARDE DE JIGGING MIXTO: MITAD DESENFOQUE ARTÍSTICO, MITAD MOVIMIENTO CREATIVO

A veces, cuando dentro de un barco que se mece en la calma chicha atlántica de una tarde de marzo, una torpe mano fotográfica acierta a combinar la prisa, la penumbra, un objetivo gran angular, un flash remoto en modo cortinilla trasera, una obturación en f 10,0 y una velocidad de disparo de 3 segundos, pueden quedar grabadas estampas tan extrañas como esta.


Mi amigo José sostiene para el albúm de la posteridad un loquillo de 5-6 Kg. tan poco estilizado como gordo y peleón que atacó en pandillita a la hora H del día D en una de esas paredes que marcan el veril isleño de los 100-150 metros.
Nada nuevo ni memorable, pero la foto tiene su no se que, ¿a qué sí?.

7 de marzo de 2009

VIVA LA EXPLORACIÓN


Un grupo de pescadores entre los que cuento algunos amigos directos, Juanjo, su hermano Victor y Fernando Oltra, acaban de regresar de una expedición transocéanica de pesca con aires de exploración y descubrimiento.
Archipiélago de las Islas Galápagos, Océano Pacífico, a mil kilómetros de la costa continental ecuatoriana.
El resultado en lo que a pesca se refiere ha sido a juzgar por las imágenes y lo que cuentan espectacular.
En la previa, sabía del viaje por Juanjo y al mismo tiempo que le mostraba mi envidia por visitar lugar tan legendario, le transmitía cierto pesimismo referente a aspectos logísticos de la expedición que me inquietaban. De la pesca no tenía dudas, aunque no cotejaba la posibilidad de que la pesca a popping ofreciera los resultados referidos.
Han salido de Galápagos, un destino del que sigo sin fiarme, por la puerta grande. No ha habido problemas, han ganado y han abierto una nueva vía al resto de pescadores viajeros.
Enhorabuena al grupo y gracias por abrir el boquete.
Habrá que ir. Y pronto. Muy pronto. Por si acaso.

4 de marzo de 2009

MATRAQUILLAS DE PANTALÁN I

El jurel canario es un animal que jala. Esa es su fama y así parece ser el reconocimiento pescador general. Es un pez con potencia natatoria, espíritu salvaje y carácter carangido que como todos los pejes desconfiados, asustadizos y libertarios lía la de San Dios en cuanto las cosas no le van llanas. El otro día, metidos en una sorprendente zafra jurelera, entre bromas y veras, reflexionando con José en voz alta sobre las peripecias que proporciona un jurel cuando es prendido a spinning, este recordó uno de esos chascarrillos propios de los pescadores isleteros de siempre y que hacen referencia a la dificultad añadida que presenta la pelea con un jurel en base a su cuerpo achatado. La frase hay que pronunciarla con la seriedad de una voz grave e inapelable y queda registrada como “el jurel lo que tiene es que se plancha”, cargando la entonación en lo de “se plancha”. Ni que decir tiene, que ahora la matraquilla será utilizada periódicamente en los dimes y diretes que se plantean durante los pleitos con algún bicho subido de tono.

Para muchos barqueros insulares, recalcitrantes antiguos e inmovilistas, no hay mejor nave que una barca de madera de dos proas made in canarias abiertas al aire, el viento, los rociones y las regulares empapadas de pecho y cara. Un barco que pesa lo que medio petrolero y concentra cucarachas inglesas en la misma proporción que horas de navegación. Para estos humanos añejos, no hay nada como la perpetua navegación a 2 nudos y por ende, adoran su vehículo de pesca. En tal tesitura, uno de estos monstruos del tipismo pesquero, desconfiando de los modernos barcos deportivos de fibra que incorporan cabina, parabrisas y cortavientos, va más allá y en base a experiencias personales que no le acaban de cuadrar en su tradicional universo cognitivo (al parecer, un pariente tenía una Rodman 900 que en más de una ocasión utilizaba como ocasional nidito de amor, ya me entienden), cambia la vara de medir por la de generalizar y en cuanto los tiempos y la acción de uno de estos barcos pasan por delante de sus psiquis dispuesta en modo opinión suelta con voz grave y tono de cabreo despectivo la sin par frase “Eso no es un barco, eso es una casa de putas”. Por supuesto que para nosotros, conocedores y admiradores de la disparata aseveración, cada vez que a tiro de ojo se nos pone uno de estos grandes y cabinados barcos de curricán, exclamamos con guasa aquello de “ahí va una casa de putas”.

A los de la Consejería de Pesca del Gobierno de Canarias les ha dado de últimas, por la absurda perreta de andar inspeccionando embarcaciones deportivas con el objeto de controlar el número y la talla de capturas que recreativos de tiempo echado y fin de semana cogemos en nuestras salidas de pesca. Dicen que somos la gran amenaza para los recursos pesqueros insulares y unas cuantas estupideces más que ahora no vienen a cuento. Lo cierto es que en el muelle han provocado cierto revuelo entre los habituales recolectores de cabrillas, palletes, fulas anchas, rascacios, bocas negras, gallos, chopas y demás fauna proclive a ser engatusada con los tradicionales métodos de la pesca con carnada de toda la vida. El otro día, mientras repostabamos en la gasolinera (nosotros y el barco), asistimos a un conclave de pescadores veteranos que se mostraban escandalizados ante la colocación cristalera de una lamina oficial que indicaba los peces más habituales, refiriendo en su píe el tamaño de captura mínimo autorizable. Observando de cerca la escena asamblearia y partiéndome de risa interior ante las deliberaciones, comentarios y discusiones de los pescadores coincidentes me divirtió especialmente la reacción de uno de ellos que apartado del grupo y ajeno a las disquisiciones del común pegaba sus gafas a la cristalera mientras escrutaba con el índice cada una de las figuras piscicolas dibujadas en el papel. De pronto, una vez terminado el repaso a la lista y al mismo tiempo que se acariciaba el mentón con dos de los diez plátanos que la vida le ha dado por dedos, con tono de eureka contenido y mirándome de reojo exclama en voz baja con deje ronero: “Mira, mira, a los cantareros no los tienen dibujaos en el papel. Eso es que se pueden coger todos los que quieras”.
Made in Canarias, me temo.

2 de marzo de 2009

FIN DE FIESTA. JIGGING MIXTO, MITAD NADA, MITAD PESCADO

Esta última luna ha sido buena. Desde el puente de carnaval hasta principios de este pasado fin de semana el entretenimiento ha sido superlativo y las capturas más abundantes y variadas que de costumbre. Esta zafra jiggera ha coincidido además con jornadas de poco viento y escasa marea. Al Atlántico por fin se le ha visto un detalle y ha dejado salir, navegar y jiggear con cierta comodidad y fundamento. Amen de 50.000 factores más, en esta época, tales circunstancias suelen traer buenos resultados.
El pasado sábado era el último cartucho, la última traca posible antes del decaimiento de la actividad y la aparición del alisio y los colores calidos en las tablas de Windguru.
pero no anduvo muy animada la cosa. Para un servidor, después de un día de 7 u 8 horas de jigging sin una misera picada, en el último lance oficial del día, una sacudida con perdida de tensión a ¾ de columna trajó como resultado una bicúa que cantó en el Boga grip 8,5 libras. Una buena bicúa que subió a ver Las Palmas entre cabezazos de peje raro. Una bicúa que magulló un poquito el Otoko 200 de Hots, le seccionó alguna microfibra al Zylón y mordió el monofilamento a una altura imposible.


Dejo la retratera como testimonio del momentáneo (esperemos) fin de fiesta, reconociendo eso sí, que el empleo de una focal tan corta (10 mm) tiene como finalidad alterar y desvirtuar la realidad engañando y despistando nuestra verdadera ocupación; cazadores furtivos en época de veda. Tengan en cuenta que el empleo de un gran angular, hace que una perdiz como la de la foto pase por una bicúa mediana, la degollada cumbrera del fondo por el binomio oceánico mar – cielo y el mato de escobón que a veces aparece a nuestros píes por una embarcación deportiva de fibra y blancura.
Mecachis la mar, me han descubierto.

*Último párrafo dedicado con todo el cariño del mundo a mi amigo Javier León, “Medregal”, chicharrero soportable, gestor de bosques, padrazo, esposo ejemplar, ex – pescador y toca huevos vocacional. (Pongan algún jajaja, caritas de risa y guiños varios).

Hasta la próxima paranoia.