23 de diciembre de 2009

BLOGGER

Perdonen los cambios de cabecera del blog en las últimas semanas. Por razones ajenas a mi voluntad, al cabo de algunos días, blogguer no me carga o me rechaza las fotografías que acompañan al título del blog.
Espero que el sierrita que enseña los dientes, les infunda respeto y esta sea ya la definitiva. Expertos en el asunto me han dicho que sí.

Eso, que las culpas me son ajenas.
Y no, no voy a decir aquello de que son mucho más flexibles y completas las herramientas para construir blogs que proporciona Word Press. Lo seguiré pensando, pero no lo diré.
Nada más.

Atentamente, la Dirección (un tanto cabreada).

No hay comentarios: