8 de junio de 2009

JIGGING GC. UN DÍA PERRO

Hay días que es mejor relacionarse con el mar de otra manera. Plancharte en Maspalomas leyendo como los hombres no amaban a las mujeres o sentarte a contar pardelas en la terraza del bar los pescaitos de turno.

Cualquier cosa es valida excepto salir a hacer jigging.

Matinalmente hablando, la actividad solunar vaticinada no apareció por ningún lado y a nuestro metálico, vertical y danzarín toc toc no respondió ni un misero sierra. Los deslumbrantes 8 nudos de viento vaticinados por Windguru no solo no comparecieron sino que se multiplicaron por 3 nada más salir Lorenzo a calentar mar y tierra. A media mañana, la sonda comenzó a transmitir un me muero, me marcho, se acabo, preludio del irreversible apagón que le procuró la proximidad del mediodía. Entre tanto, Antonio enrocó un Momatorou de Seven Seas y en el rutinario proceso de reventón, el nudo oruga le echó huevos al veril y aprovechó la ruindad del Power Pro rojo 65 LB para partirlo por encima de los 100 metros y dejar al amigo de Sataute cogiendo el cielo con las manos.

¡Alto!, ¡tiempo muerto!. Blanquecinos por el salitre de los rociones y aplastados por el solajero decidimos bajarnos del mar a eso de las 14:00 h para almorzar un desayuno ingles cerca de puerto y posibilitar un parón que reventará el ritmo a la contingencia. Volvemos después de las 17:00 horas con fuerzas y ganas renovadas, pero no hay tutía, a la vuelta vespertina y pese a que el viento disminuye y la actividad de los animales aumenta, las pequeñas desgracias siguen haciendo caja. Para empezar, a Antonio se le marcha la primera captura del día y un par de minutos después, lo que pudo haber sido una de las mayores capturas de año; un bicharraco presumiblemente medregal, entrado en peso y potencia, que termina llevándose otros 80 o 90 metros del maldito Power Pro de papel sin intervención de más elemento cortante que su propia masa. Si la rasquera se materializase en un cuerpo sólido, no habría Atlántico para contenerla.


Continuamos pescando y en un presumible fallo del guión, se cuela entre tanta desgracia un loquillo de unas 16 libras con el que endulzamos algo el día de mala pata e infortunio. Al rato, el registro recupera su dirección y a José se le traba el trenzado en el acu-cast del Accuratte, (peste de carretes, me quedo con los adorable Stella 20000) y otros 300 metros de trenzado partidos a la mitad. Ya queda poco tiempo y mientras agotamos la luz del día esperando el meteorito que nos de el golpe de gracia final, al día perro se le ocurre una última mordida y decide probar una chabascada en el pomo T-Bar de mi Accurate, al que la arandela de presión interior le hace la cuca y se desintegra entre chirridos y catacros dejándome con una recogida de dos deditos que la material ausencia de tiempo impidió rematar con un animal que confirmase en todo sus extremos y aplicado al día de marras la famosa y archiconocida Ley de Murphy.


En fin, con el sol desaparecido, nos damos por vencidos y recogemos bártulos. Hay días en el que el mar y las circunstancias de nuestro hobbie se alían para poner la misma cara de antipatía y hacernos los mismos jocicones. Hay que asumirlos y procesarlos como una experiencia más.

Me quedo con el loquillo, las risas y el día de mar en compañía de personas afines. Será por hilos y arretrancos.

8 comentarios:

Abe dijo...

Cablleros ustedes se meten la sarna de una tacada, menudo día. Nosotros por acá lo hacemos a traguitos cortos como el ron amarillo y a la vez que ustedes comenzaban jornada por acá le vimos el jocico al día a eso de las 10h decidiendo dar por perdido otro partido más, así no hay quien salga de tercera regional ni de coña...

Tossut dijo...

Mi querido amigo. Veo que disfruta Vd. de los servicios de una reflex Sigma. ahora puede ascender un escalón hacia la perfección fotográfica con el uso de un objetivo Leica gracias a la bayoneta que fabricamos y que le permitirá obtener retrateras de cortar el aliento.
Te recuerdo y reitero la invitación de una kayakera deltaica baidefeis. Sólo tienes que llamarme.
El link:
http://www.leitax.com/leica-lens-for-sigma-cameras.html

Saludos cordiales. Maurici.

Tossut dijo...

Usté también está invitado, Don Abe... ;-P

Abe dijo...

Senkius

Nicola Zingarelli dijo...

Mamón, que es eso de meterte con los Accurate! :-) Claro, compras las maniveltias con los pomitos bonitos en algana tienda "pro" del otro lado del charco y es lo que te pasa. Llorón, que eres un llorón, y deja ya de llamarme que te boto del coche en las afueras de Shannon ....

Abe dijo...

Que lo bote, que lo bote, que lo bote...avísame cuando lo hagas a ver si puedo ocupar yo el puesto, jeje

pescaenkayak dijo...

Mario, estaba pensando en hacerme con un accurate, en contra de un estella 8000. Pesco en el mediterráneo, que te parece? Si partimos de lo de la traba del hilo y lo de tu pomo, no sé, no sé! Cuéntame ahora que no nos ve Nicola! jeje. Tambor fijo o giratorio, si lo reducimos a una cuestion Shakespiriana, esa es la cuestion! Sabes algo de los jigging master?

UNO DE TANTOS dijo...

Si te dedicas al jigging más o menos profundo y quieres un carrete dedicado exclusivamente a esto, no lo dudes, tambor giratorio. Las diferencias a poco que te hagas a la nueva forma de agarrar y la mecánica de trabajo son abismales. Con repercusiones en tu capacidad para engañar y capturar más peces. Te lo digo por experiencia.
No obstante y desconociendo que animales persigues y a que profundidad lo haces, debes tener en cuenta, que un Accurate 665 equivale a un Stella 20.000 y que quizas debas buscarte un modelo algo inferior si lo que quieres es igualar las características de ligereza y potencia de un Stella 8.000. En cualquier caso, Accurate es seguridad de materiales y mecánica. No lo dudes. La relación calidad - precio es de la mejor del mercado.
En lo que respecta a Jigging Master, creo que sus nuevos carretes no son más de una versión mejorada de los Accurate.

Y perdón por tardar en contestar. pero a veces no me entero de los comentarios antiguos.

Saludos.