11 de mayo de 2009

GALAPAGOS. EL RELATO GRÁFICO
































En Galapagos la luz es mucha y puede llegar a ser muy dura. Antes de ir me recomendaba a mi mismo un teleobjetivo, después de haber ido no alcanzo a insultarme con la palabra imbecil.
Usé el 10-20 mm de siempre, pero también le dí bola al 18-55. Poco flash, salvo en las fotos de los atunes, el bacalao y los retratos. Un tripode también es necesario, aunque advierto que amaneceres y atardeceres son tan fugaces como la Gloria. En fin, fotografía normal, de aficionado voluntarioso. El territorio se presta, merece la pena ir bien preparado.

Las fotos creo que se comentan solas. Hay escenas de pesca y de la naturaleza insular. Fotos de capturas y fotos de acciones y sucedidos. El tiburón de la imagen se encontraba junto a 5 congeneres dentro de una poza de 10 X 10 metros y unos 5 de profundidad conectada con el mar a través de una laguna salobre y por un estrecho pasillo seco a marea baja. Sorprendente y alucinante. Así es Galapagos.

2 comentarios:

Rafael dijo...

Era sabida su habilidad con el manejo del teclado y el uso del lenguaje, ahora también habrá que sumar su buen hacer en el campo pictórico.

Bonitas "retrateras" en general, en particular me quedo con la de las aves en b&n y la del roque partido, con ese reflejo en el agua y ese pedazo de cielo cian.

Los peces, como siempre, usted dice que flojo, yo digo que ya quisiera yo.

Saludos
Rafa

Abe dijo...

Esa tunera a fuera parte del tronco, es como la nuestra?? veo los tunitos aun verdes muy similares y las palmas también, los consumen??