2 de marzo de 2009

FIN DE FIESTA. JIGGING MIXTO, MITAD NADA, MITAD PESCADO

Esta última luna ha sido buena. Desde el puente de carnaval hasta principios de este pasado fin de semana el entretenimiento ha sido superlativo y las capturas más abundantes y variadas que de costumbre. Esta zafra jiggera ha coincidido además con jornadas de poco viento y escasa marea. Al Atlántico por fin se le ha visto un detalle y ha dejado salir, navegar y jiggear con cierta comodidad y fundamento. Amen de 50.000 factores más, en esta época, tales circunstancias suelen traer buenos resultados.
El pasado sábado era el último cartucho, la última traca posible antes del decaimiento de la actividad y la aparición del alisio y los colores calidos en las tablas de Windguru.
pero no anduvo muy animada la cosa. Para un servidor, después de un día de 7 u 8 horas de jigging sin una misera picada, en el último lance oficial del día, una sacudida con perdida de tensión a ¾ de columna trajó como resultado una bicúa que cantó en el Boga grip 8,5 libras. Una buena bicúa que subió a ver Las Palmas entre cabezazos de peje raro. Una bicúa que magulló un poquito el Otoko 200 de Hots, le seccionó alguna microfibra al Zylón y mordió el monofilamento a una altura imposible.


Dejo la retratera como testimonio del momentáneo (esperemos) fin de fiesta, reconociendo eso sí, que el empleo de una focal tan corta (10 mm) tiene como finalidad alterar y desvirtuar la realidad engañando y despistando nuestra verdadera ocupación; cazadores furtivos en época de veda. Tengan en cuenta que el empleo de un gran angular, hace que una perdiz como la de la foto pase por una bicúa mediana, la degollada cumbrera del fondo por el binomio oceánico mar – cielo y el mato de escobón que a veces aparece a nuestros píes por una embarcación deportiva de fibra y blancura.
Mecachis la mar, me han descubierto.

*Último párrafo dedicado con todo el cariño del mundo a mi amigo Javier León, “Medregal”, chicharrero soportable, gestor de bosques, padrazo, esposo ejemplar, ex – pescador y toca huevos vocacional. (Pongan algún jajaja, caritas de risa y guiños varios).

Hasta la próxima paranoia.

No hay comentarios: