3 de febrero de 2009

UN CANTARERO, UNO. (Y a jigging no mixto, ....cachis la mar)


La OMS y la FAO le deberían adjudicar un 10 sobre 10 en la reducida lista de especies marinas proclives a perpetrar un caldo de pescado de quitar el hipo. La ciencia le llama Scorpaena scrofa y en las ocho piedras que me han tocado por hábitat inmediato, el paisanaje le llama de manera común cantarero.
Son accidentes esporádicos del jigging, sobre todo del no mixto. Algo que aparece en la bañera porque un par de minutos antes, jugando a los barquitos sobre la cuadricula de un océano inmenso, la casualidad quiso que un metal amarillo y verdoso medio cantoso, medio "encendió" (Felipe dixit) cayera delante de una boca grande, oportunista y nada escrupulosa.
Subió con trabajo de manivela pura y aires de bolsa plástica, ascendió entre quinielas fallidas de arañas, pulpos y enredos y pasó a la posteridad en manos de un tipo ataviado con el atuendo de almuerzo que los italo – americanos usaban en el Nueva York de principios de siglo XX.


Son los lances de un invierno duro, frío, norteño y ventoso. Un año de mareas gordas que sin embargo, en función del relieve y la dirección de los temporales se deja pescar según la orilla de isla que te toque.
Lo demás quedo en un sierra intrascendente para un servidor y una bicúa lamentablemente pequeña para Felipe. No hubo samas esta vez y tampoco medregales. En fin, otro día más sin el animal. Pero sigue ahí, estoy seguro. Es su tiempo.

3 comentarios:

raul dijo...

Mario, dices : "La OMS y la FAO le deberían adjudicar un 10 sobre 10 en la reducida lista de especies marinas proclives a perpetrar un caldo de pescado de quitar el hipo"

Ese cantarero (gallina lo llamamos por el levante y cabracho en el norte de esta piel de toro) ya lo elevó a categoría de alta cocina un afamado chef (al que no voy a nombrar, por temor a equivocarme)en el "pastel de cabracho", inequívoco plato rosado donde se adivinan aires franceses y los principios de la "nueva" cocina española, valga un ejemplo de la receta " http://www.karlosnet.com/Karlos/tureceta.php?c=31650 "

Es pescado, también, apreciado entre los mejores (junto a la lechola, pez limón y no recuerdo el nombre que le dais en esas islas queridas) para el caldero con arroz de mi costa alicantina. En fin, merece algo mejor que desaparecer en un caldo monótono.

Y aprovecho para saludarte en tu casa, ya que en otras se te echa de menos. Y, precisamente, porque es tuya me disculpo si molesto al interrumpir en una paz que se que buscas.

Uno de tantos. dijo...

No hay molestia Raul. Todo lo contrario. Es un honor.
Sus apuntes gastronómicos ya los conocía (la receta nunca la apunte, gracias por el link). Respecto al caldo de pescado. Me refiero al plato típico de la cocina canaria que se despacha generalmente con esparidos top gama o animalitos como el que nos ocupa. No hablaba de caldos de pescado genéricos.
En fin, una alegría el volver a sentirlo. Saludos.

Abe dijo...

La verdad es que este tipo de bichos están wenos de cualquier forma, ñam, ñam