20 de enero de 2009

JIGGING NO MIXTO EN EL ESTRECHO. PESCANDO A MIS ANCHAS

La idea fue de Juanjo. Surgió en Bermuda y la invitación quedo aceptada sin excusas. El plan A incluía a un amigo transalpino y la inscripción se abría a todo el que quisiera participar, pero supongo que el frío, la gripe, la crisis y su monumental desgana, me terminaron dejando solo con el núcleo duro del Zurazu.


Dos días de pesca completa en el Estrecho con Juanjo y Victor. Fuera de temporada, en una época donde al jigging le faltan capturas por todos lados y deja en el aire tantas preguntas como intuiciones y elucubraciones en forma de respuestas.
El viernes sopló durante todo el día un levantucho frío y desapacible que no propiciaba desplazamientos más allá de la vertical de Guadalmesí. En nuestro animo, pesaban 22 kilos las extraordinarias capturas de los pescadores de vísperas (Juanjo dice), pero al "troleo" vertical de medregales no le prestamos demasiada atención y la mañana transcurrió lenta de peces con la sola interrupción de los gigantescos sierras escandalizando la superficie y las caballas; una para Juanjo y otra extraordinariamente grande para un servidor. La más grande que he visto jamás, un animal de exposición. Y de barbacoa.
Antes del reparo y en medio del revoltijo de olas y marea que provocó la aceleración de la vaciante, Juanjo desatornillo del fondo un hermoso pargo (bocinegro) que insufló algo de animo y volvió a enchufar la mente al taca taca vertical. Sin embargo, el cambio de marea tampoco vario la dinámica y solo un role a sondas mas someras propició que servidor hilando fino pudiera engañar a tres samitas de pluma y un sierra XL que para no variar armo la de Cristo cuando cayo en la cuenta de que mar y cielo no son la misma cosa.
Y ahí se acabo todo. Se terminó el fin de semana en lo que a peces se refiere. El sábado, pescando con Juanjo en un mano a mano de risas y tertulia, agotamos el repertorio de marcas entre la Bahía de Algeciras y Punta Trola (Juanjo sabe) sin un mísero animal que llevarnos a la vista. Afortunadamente, con Juanjo no hay aburrimiento y afortunadamente, los peces son solo la excusa. Supongo que otra vez habrá más animales, aunque sinceramente, me importa un carajo. Me basta la experiencia y la confraternización.


Para acabar, solo me queda agradecer a los anfitriones la amabilidad y la hospitalidad. A este insular descarriado le abruman los agasajos y le conquista la afinidad y la química. A Juanjo me engancha el bioritmo, su sentido de la vida, su humor y la fluidez del verbo y el ingenio. De Lourdes admiro la máquina de razón e inteligencia que se presiente detrás de cada acción y cada sonrisa. De Victor envidio su mesura, su equilibrio, su franqueza y ese look de pescador bretón que le consiguen sus rasgos faciales y el jersey negro. Su sabiduría sobre la pesca Estrecha es evidente. Su incapacidad para mentir o tergiversar la información dada a las decenas de llamadas de teléfono que le inquieren datos y consejo es proverbial. Menuda paciencia. Ya entiendo lo de niño bueno. A los pibes, Alvarito y Marina, les compraría la adolescencia y la calidad del software que están instalando sus cabecitas en formación, dos Pentium 10 que se van a comer el mundo a bocaos y que espero tengan presente dentro de muchos años las necesidades de pesca recreativa de tres viejitos plastas con bastón; papi, tio Victor y el pesao ese de Canarias que viene todos los años desde hace tiempo persiguiendo un animal único, trascendente y tan grande que solo es capaz de prenderse en la víspera.
A todos y a Scott (el coleccionista de mimos) Gracias mil. Les debo una y seguramente otra.


Estrecho, a ti prometemos entenderte. Quizás un día nos acercaremos los suficiente como para saber que supones, donde esta lo que albergas y como y cuando extraértelo de manera totalmente consciente. Aunque haya veda. Ya sabes que eso no es cortapisa. Alguien tendrá que cogerlos ¿no?. (Algeciras siente).
Hasta otra.

4 comentarios:

Rafael dijo...

Y que sucedió con las estampas obtenidas mediante el arte de fijar y reproducir, por medio de reacciones químicas, en superficies convenientemente preparadas, las imágenes recogidas en el fondo de una cámara oscura? (R.A.E.)

Abe dijo...

Diseselo Antonio diseselo que te ha dejado en tierra y eso no se hace, anda quééé´...jeje, ahora es cuando me dan un capón.

Pues que decirte que es un lástima como estamos, cuando no es por una es por otra y aunque uno se pire al quinto pino parece que la sarna viaja también.

El Breton dijo...

Si llegas a pasar el segundo dia conmigo te hubiese dado cuenta que el niño bueno no soy yo.

El día de punta "Trola" mis espias me informaron que a 8 millas de la misma y en un fondo de 43 metros se perdieron dos animales.., mala suerte por todos los "laos"

juan jose dijo...

Tras varios escrutinios, no he podido manipular el resultado de la elección y ha salido que:
hay mas dias que ollas, y que el esquema está ya aparejado, solo hay que repetirlo, en distintas épocas y con diversos calores.

Ya, ya vendrán mas dias de gloria...