30 de diciembre de 2008

PREMIOS PESCA BABA 2008

El pasado 28 de diciembre tuvo lugar en la sala de congresos del hotel Concordia, el acto que entregaba los premios Pesca Baba 2008. A continuación les expongo la crónica de la velada centrándome en los premios y sus repercusiones más inmediatas.

- Premio Pesca Baba 2008 al mejor servicio de predicción meteorológica para Windguru por su incansable e infalible sistema de alertas por vientos de 25 nudos cuando hay brisas del 3 o por cantar aires de Lima mientras el temporal de alisios del noreste desagrega la matriz silícea de los basaltos columnares de la isleta y estampa pardelas contra las fachadas de la avenida marítima. Entregó el premio, doña Mariquita Cabrera, Maria “aberrunte”, la bruja de chimbascue. Recogió un incunable ejemplar de calendario zaragozano bañado en oro en representación de Windguru, el futuro alcalde de Pozo Izquierdo, el ciudadano sueco para lo que le interesa Frederich Sven Daval.

- Premio Pesca Baba 2008 al nuevo jigging tocomocho mitad verdad mitad carnada para la compañía de pesca mundial “Cartagotrola” por su exhibicionismo egolatra de todo a 100 y hacer creer a los pescadores de tecla y monitor que es jig todo lo que reluce. Entregó una caja de filetes de caballa fisherman 13/0, el inventor de la máquina de la mentira, el titeroyvasco Ibon Bona. Recogió el premio, el portavoz de la compañía, el erudito y mediático master angler interregional, el murcio serbio señor Mycteroperca.

- Premio Pesca Baba 2008 “Por Frente A…” en reconocimiento a su contribución para el desarrollo del posicionamiento global vía marcas de tierra con una sola referencia tan laxa e inconcreta como un pueblo de medianías, un cono volcánico, una granja avícola o una antena de radio, a Felipe el “loco”; Descubridor de la esotérica baja que por frente a Mogán se levanta de los 3000 a los 15 metros y esta plagada de animales tan míticos como el palometón bruto, el resplandor amarillo, la sama Roquera garrula con la pluma así mismo o el atún norte gigante exagerado. Entregó un kit GPS de los años 20 compuesto por 500 metros de cabo de fondeo, un muerto de hormigón de 50 Kg, 5 lámparas autónomas de petróleo y 6 llamativas banderas, la señorita María del Mar y paciencia, telefonista del servicio de mantenimiento Yamaha Las Palmas.

- Premio Pesca Baba 2008 “¿Eh?” al compañerismo, la educación, la simpatía y el buen humor, para el comunista, ecologista, latifundista y promotor inmobiliario Capitán Beethoven, por su contribución a que las flores se mustien, las tortugas se aceleren, el sol se opaque, el agua se salinize, la tierra se pudra, las mariposas liben sangre y los viajes de pesca sean distintos, memorables e irrepetibles. Entregó como premio un sonotone de chocolate la presidenta de la asociación nacional de desequilibrados psiquicos sin muestra evidente señora doña Lucia Cabal.

- Premio Pesca Baba 2008 “Ni un Pelo de Listo” al pobre diablo, imbécil, gusano, baboso, pesado, representante de un representante de representantes y falso como un jig de cartón que te llama insistentemente por teléfono para adularte, malmeterte y recabarte como adepto a su insignificante causa mientras por detrás te trata de payaso impresentable. A él, pescador único de animales record y colgadera secular de barco y voluntad ajena, se le enviará próximamente a casa y a cobro revertido un taburete de vinilo terminado en goloso asiento falo de la prestigiosa marca de complementos íntimos Bass confort.


- Premio Pesca Baba 2008 “Tolete Pro Staff del Año” al criollo Manuel alonso bayapinta, “cheche”, por su dedicación al desarrollo de la pesca con señuelos en papanatopolis, estado de Mato cutre, y por su impagable, graciosa y maestra contribución a la pesca del pez gilipollas (Chichinabus cortus), también conocido como poderosa bestia de los oceános que combate con sabia fortaleza de ser indomito las estrategias y desempeños de los seres humanos que medran en sus posesiones. Entregó una riñonera de hormigón y tres jigs heads de madera, el destacado ferretero pro staff, maestro Heriberto. Propietario en la extinta localización tinerfeña de Chovito del establecimiento ferretería y material de construcción, “Costa Pobre”.


- Premio Pesca Baba 2008 “Tshhhhh No Digas Nada” a los nuevos colonos paletos que habiendo llegado después de dar las uvas y habiendo chupado del bote hasta perder la sensibilidad labial, ahora se sienten maestros de arte, solo intercambian información con estrambóticos personajes americanos, juegan a master anglers omitiendo las fuentes, se vuelven ridículamente caciveros, combinan su España cañi de ferreteria con el fishing tackle internacional y se someten a las risotadas del común traduciendo literalmente el español de pantalán a la rectangular nomenclatura ictia anglosajona. Entregó un gorro tomatero de 2 GB con entrada USB y un paquete de mondadientes realizados en madera de pino de Montana, el destacado ferretero pro shop, maestro Heriberto. Propietario en Bruclin (NY, Nueva Yersi) del estanco bazar dulcería y material de pesca, “La Currica”.

- Premio Pesca Baba 2008 “Ciudad de Tiro” al mejor comerciante fenicio del año para la empresa Atlántica Districaca S.L. Entregó el premio al plagio, la cutrez y el garrafón implacable, el fundador de los laboratorios de innovación pesquera MAIL (Mi Azotea Internacional Lure), el guineo conakry Obian midon, autor del último producto comercializado que recuerda vagamente a un kabura. Una bola de billar de brillante colorido y rellena de plomo, de la que penden dos cables recubiertos de frondoso vello pubico con anzuelo para marlin y gomoso pulpito superchero.

- Premio Pesca Baba 2008 de literatura científica a las revistas del tipo "Pesca y Bucle", por su inacabable, destacada y sobre todo repetida labor de divulgación pesquera a través de artículos tan refrescantes como “Todo Sobre la Lubina a Spinning”, “El Jigging, Técnica Demoledora” o “Bonitos a Curri. Todos los Secretos”. Dicho galardón es asimismo dirigido a los socializantes programas de participación popular, “Cuentenos su Historia” y a las cuidadosas y prestigiosas políticas de publicación fotográfica “La Encimera y el Dumerili”. Entregó a los respectivos directores de publicación un ejemplar del libro “1000 Ideas para la Innovación Empresarial”, el recién coronado campeón del mundo de batallitas, el octogenario y legendario plasta, abuelo Caspas.


- Premio Pesca Baba 2008 “Te Quiero, Muaaak, Yo Tengo un Amigo que me Ama” para los forums de pesca Caranx.net, por su contribución a la paz mundial, la concordia humana, la alianza de incivilizados y por convertir un lugar deliciosamente borde y elitista en una versión hibrida del show Pescameditaelano 2 y el magazine cristiano Amanecer Hermano. Entregó una replica de las bragas incorruptas de Santa Teresa con un pejerrey bordado en la entrepierna el gratísimo y amabilísimo presidente de los jesuitas tinerfes, Don Junio Felicidad. Recogió el premio en representación de Caranx.net y ante la ausencia de su administrador, Don Junio Amor. Felicitaron al unísono, con pasión fraternal a través de la canción “Albricias hermanos” el grupo de cantores carángidos “los mismos”. Realizó acidas objeciones en verso el enajenado nick Piraguero. Interrumpió a mitad de salón para solicitar nueva contraseña, el viejito Guille. Silbó, polemizó y se mofó desde el gallinero el gilipollas cabrón del Mario, se revolvió en primera fila blandeando el bichero Pichipan Ceuta, mediaron sin demasiado éxito Abe y Rodrigo, abandonó el acto el Sr. Ballyhoo e irrumpieron en el auditorio a curiosear unos 5000 viandantes que al tiempo que se pringaban de alquitrán con las incisivas e irreverentes pintadas alusivas que el indeseable nick Medregal había realizado en el vestibulo del recinto, agotaban las existencias del puesto de chucherias que el señor Nicola Zingarelli tenía instalado a la entrada del auditorio.

JO-DER.

15 de diciembre de 2008

PARANDO EL CHOCO. UN JUREL, OTRO

Al viejito se le vino abajo la parabola.
Me refiero a aquella especie de comparación bíblica y críptica que un día de borda a borda le contó al rudo barquero Ambrosio cuando este, mosqueado por las exhibiciones pescadoras de tres panolis en una fibra, le requirió explicaciones.

Mano, ¿con qué coño están pescando ustedes que yo estoy ahí con choco fresco, llevo un par de Medregales y ustedes a cada lance se ponen a dar varetazos y pegan uno?”.
El viejito, con el jig suspendido a media agua y la mano derecha mostrando la palma extendida en gesto apache conciliador contesto: “con choco también, nosotros estamos también con choco”

”Como van a estar ustedes con choco si yo estoy con choco y .………”

“Ey, Ambrosio, escucha lo que te voy a decir ¿vale?. Mira, si tu ves venir un perro de presa y te echas a correr delante de él, ¿qué hace el perro?, lo normal es que se eche a correr detrás de ti pa cogerte ¿no?. ¿y si te quedas parado?, el perro se queda parado ¿no?. Pues esto es igual amigo.

“Ambrosio, ¿tu le estas moviendo el choco?”.

Pues al final y al parecer, tampoco es necesario.
El pasado sábado, cuando ya no esperabamos nada, jiggeando por pura inercia y más pendientes de las risas con Felipón que de cualquier otra cosa, en una deriva rutinaria sobre la misma vaguada de toda la tarde y mientras charlabamos distraidamente, el viejito para una recogida a media agua sobre un fondo de 80 brazas con el fin de poder hablar con calma y cuando el parón iba por el segundo 45, catapum, algo que se cuelga, comienza a pelearse contra el Stella 8000 vía Speed Master y termina aflorando por la popa del Odisea con forma de jurel y 9 libras de peso.


No se que carajo le parece a un jurel un señuelo pequeñín suspendido en medio del vacío marino, pero debe de ser atractivo que te cambas porque aquel le zumbo un morretazo de los que hacen época metiéndose el Mustad hasta el ojal. Y no, no vale como teoría el movimiento oscilante del barco pues no había leva como para eso y tampoco el que el animal venía en persecución y justo cuando llegaba fue cuando el viejito paro. Nada. El señuelo estaba colgando desde hacía rato.
Cosas de la pesca y sus actores principales. Otra entrada en el anecdotario.


Por lo demás, frío, viento, lluvia, un barco poderoso, la única marca habilitada para pescar medianamente tranquilos y el viejito de nuevo en racha. Dos salidas lleva ganando. Mismo señuelo, mismo tipo de trabajo. Lugar diferente y circunstancias inevitablemente diversas. Los otros dos cofrades, Felipón y un servidor, rascados, pero con el síndrome de abstinencia resuelto una semana más. Y mira que esta temporada, el Atlántico y su circulación atmosférica lo están poniendo difícil.

11 de diciembre de 2008

BARCELONA. DICIEMBRE DE 2008

El Plan A era recorrer los Países Bajos aprovechando el puente y quemando los días que le quedaban al año de vacaciones. Pero las expectativas de frío glaciar no eran muy apetecibles y a última hora pudo más el deseo de calidez que la nieve urbana mezclándose con la decoración navideña de Brujas, Amsterdam, Bruselas o Amberes.
El plan B fue peninsular y se llamaba Barcelona.
Disfrutar una semana larga en uno de los cohetes de la modernidad europea, desintoxicándonos de curro, rutina, insularidad y endogamia cognitiva.
Diez días en un piso franco del Gótico, allí donde doña Merche ha vivido toda la vida con su marido y sus geranios, allí donde ahora solo quedan viejitos y alquileres alternativos, italianos a docenas, guiris felizmente despistados y magrebíes vendiendo cuscús o despachando autoservicios. Entre edificios que se caen a pedazos, callejones, podredumbre de cañerías, ratones y olor a humedad. Entre placitas con encanto, iglesias monumentales, teniques de medievo mediterráneo, fachadas de Allan Poe, motos, bicicletas, sonidos chill out, muchachitos bombo infierno, ropajes vintage, camellitos colocados, comida catalana en modo fusión, artistas sin patria ni manual, poca policía y buen rollito de mezcolanza étnica y diversidad. En la Barcelona más rancia y tradicional, haciendo la compra en San Antoni, tomando el aperitivo en la Boqueria, consumiendo ratos de lectura en viejas librerías del Raval o paseando uno de los mejor resueltos encuentros ciudad-mar del país para ir a ver una peli, almorzar en la Barceloneta, colarte con el gran angular en la Villa Olímpica o jurarle a las gordas y mimadas lubinas del paseo marítimo, que si no fuera por el cante y el desacato…….. en fin, todo eso y más cabe en una semana larga de evasión en la siempre acogedora, tradicional, entretenida, vitalista y moderna Barcelona.
Volveré.
Siempre.
A continuación algunas fotografías potables.
Mi flash esta en reparación tras el viaje a Bermudas, asi que los efectos de este tipo que pudieran observarse son los conseguidos con la herramienta luz de relleno de Camara Raw.
Cada vez es más imprescindible un buen tripode. Un buen tripode. Ligero, estable y con cabezal rotatorio. Ay (suspiro) Manfrotto se llama la solución. Me temo.




















INSOMNIOS Y VENGANZAS

Espectacular el AVE. Cómodo, rápido. Nada que ver con los 200 años de traqueteo, con engendros tipo Madrid-Bilbao con parada en Valladolid o con la lentitud intermitente e irritante de tanta máquina antigua y desfasada que mantiene aún el parque ferroviario nacional. A Barcelona, Madrid, Málaga, Zaragoza o Sevilla, en horarios de madrugue la cosa sale rentable. Lo que no es rentable, es que a las 5:30 de la mañana te toquen al lado 3 tipos de empresa locutando para medio tren y de manera jactanciosa su tertulia de monopoly. Tres individuos con tendencias fachorras en razón de sus contenidos que no se callan ni metiéndoles debajo del agua. La Santa señora que los parió a todos. Menudas cotorras. Que sí coches de lujo, que si ferias de no se que, que si fincas, que si los perros y caballos de la puta finca, que si a Carlitos lo mandé a USA y aunque al principio no quería ahora tiene una par de novietas y no se quiere venir ni en verano el muy jodio…………sus prostitutas madres. No hay manera.
Medio coche de AVE sobando, el sueño apretándome de lleno en un cabeceo desesperante contra el respaldo y la letanía a voz en grito de los tres castellanos martilleando los hipotálamos mientras sus miradas suficientes sentencian insolidaridad ante el privado derecho a dormir.
Tras una hora de crispante somnolencia y haberme enterado de la vida y milagros de los tres personajes, terminó venciendo el sueño. Caí rendido, ganó el madrugón pese a la matraquilla de fondo y aunque no fue para mucho, la media hora escasa de dormidera sirvió para vengarme. Entre baches de alta velocidad pude verme a pleno día con los ojos abiertos y los oídos, aquellos que solo recordaban un reciente retumbar de yos, tengos y escucha Fernando que te cuento, disfrutando silencio, silencio de voces. Con los campos de Aragón corriendo alrededor alcancé a verme incorporado, asomando el cabezón y comprobando ¡oh! gracias Dios (o lo que sea), que los tres pollasbobas clase pija callaban como putos dormitando en sus sillones. Ahora me toca a mi, recuerdo que pensé, e inmediatamente comencé a tramar venganza. Inma aparecía viendo una peli y para cosas como esta es educada, madura, racional e intransigente. No me era útil, yo necesitaba escándalo, risas y gritos. De pronto y como solo sucede en los sueños, me vi en el asiento con un teléfono móvil grande y subrealista conectado a la megafonía del tren, un tono de llamada histérico y el rostro arrebatado y vociferante de mi amigo Felipe en cada uno de los monitores. Las primeras palabras bastaron para tocarle diana a los tres coleccionistas de corvettes. A las amplificadas voces de un “oh, ¿qué pasó loco?”, “¿Dónde estas metio?”, “¿Fuiste?”, los tertulianos del madrugue abrieron los ojos como catalufas y se agitaron en sus asientos como gallinas después de un cohete. Recuerdo sus miradas colocadas en modo reproche diciéndome que no querían caldo. Por supuesto que tomaron dos tazas, y más de dos. Aquello iba de un dialogo telefónico a gritos que retumbaba el vagón entero, las atronadoras risas del loco en directo y un montón de ensordecedores disparates hablados que hicieron que los tres farrucos papafritas recordaran como se siente un ser humano que pasa del sueño al insomnio. Los rezongos, los retuerzos de vigilia y las miradas inquisidoras no sirvieron de nada. Mi paranoia onírica era un tren imparable donde pijos caballeros de chaqueta y corbata eran sometidos al desquiciamiento absoluto. Empresarios fanfarrones que sangraban por las orejas, discutían entre sí mientras se tapaban los oídos, corrían por los pasillos del tren entre aullidos de desesperación y se lanzaban finalmente del Ave en marcha.
Así, en esos términos de ensoñación vengativa transcurrió mi personal viaje en ferrocarril, un viaje soñado que se interrumpió de repente cuando la megafonía verdadera lanzó aquello de “Próxima estación Atocha”. Busque a mi izquierda y solo vi revistas, periódicos y un abrigo sobre los asientos. A mi lado Inma guardaba el pequeño DVD preparando la arribada. ¿Qué ha pasado? pregunté, ¿y los tres tipos de al lado?, “No se, se han largado a la cafetería”. “Joder cariño, te has quedado dormido y te ha sonado el móvil dos o tres veces”. “No veas que escándalo, has despertado a medio tren”.
Uff, que vergüenza, no me acordé de silenciarlo.
Seguro que era Felipón.