4 de septiembre de 2008

¿NADIE SE PARA A ESCUCHAR?

Me refiero a que si nadie facultado para dirigir o tomar decisiones se para a escuchar.
Es que anoche, mientras cenaba, seguía en la radio (uno también tiene ramalazos de masoquista) la rueda de prensa del entrenador de la U.D Las Palmas que acababa de caer eliminada de la copa del rey de futbol y de verdad, para surrealismo, el del periodismo deportivo.
Anoten la primera pregunta.
Periodista X: "Buenas noches. ¿Alguna explicación al partido?".
Y el entrenador de la Unión Deportiva, que en asuntos futbolísticos debe ser un figura, pero que en lo que se refiere a pozo intelectual y entendederas anda más justo que la Caranx Medium en el Coral Reef, responde: “Bueno, ha sido un partido donde creo que hemos empezado bien, tocando con mucho criterio, creando ocasiones de gol, conseguimos marcar, luego seguimos teniendo oportunidades para conseguir el segundo, pero sin embargo ellos se enrabietaron y justo al final de la primera parte consiguieron el gol del empate”………….y continua diseccionando el partido en un resumen descriptivo y notarial que dura 5 minutos sin aportar nada más que lo que ya todos conocían por visto u oído.
Coño, si a mi un periodista deportivo en rueda de prensa y nada más terminar el encuentro me pregunta eso de; “¿Alguna explicación al partido de esta noche?”, yo me ceñiría a lo cuestionado y respondería de esta manera: pues sí, sí hay explicación. Se trata de un partido programado en el contexto de la competición Copa de su Majestad el Rey, que este año se disputa en formato partido único decidiéndose el feudo a través de sorteo. A la U.D Las Palmas le ha tocado jugar contra el Criacuernos de la Asomada actuando este último como local.
Por supuesto que si alguien respondiera así, lo acribillarían con las etiquetas de borde, chulo, enterado, antipático..........siempre es así.
Pero atención a la segunda pregunta de la rueda de prensa que yo, pobre masoquista, escuche anoche.
Por si no querían caldo.
Ahora pregunta el periodista Y, que se supone acababa de escuchar todo lo anterior.
Periodista Y:
“Buenas noches. Luego de hacer un buen juego durante la primera media hora en la que además de la del gol se tuvieron varias oportunidades para encarrilar el partido, el equipo bajo un poco la intensidad del juego y el adversario comenzó a tocar y crear peligro, consiguieron el gol del empate al borde del descanso y nada más comenzar la segunda parte consiguieron el segundo. Parece que el equipo no encontró nunca más la confianza y el camino para poder inquietar la meta contraria y eso que se estuvo durante muchos minutos en superioridad numérica por la expulsión del portero.
¿Como valora el resultado el entrenador de la U.D. Las Palmas?”.

Ahí ya no aguanté más y salte a viva voz desde la mesa de la cocina: "Pues mire, lo valoro favorablemente conteste, hemos caído en la primera eliminatoria de Copa, ante un rival de la misma categoría, despues de un largo desplazamiento, en un comienzo de temporada en el que venimos de perder el primer partido con la Real Sociedad y encima se nos ha lesionado un jugador y nos han expulsado a otro.
Positivo, del carajo, la valoración me sabe a gloria, de abuten oiga, mejor imposible".
Pero no, mientras en el patio mi viejo se partia de risa, el hombrecillo de pocas luces intelectuales metido a "mister" profesional, soltaba por las ondas otra perorata tópica y cansina que resumía de nuevo los avatares del partido, y lo mezclaba con expectativas, sentimiento colectivo, necesidad de paciencia, quejas acerca del cansancio que acumula el equipo (este año ya se han disputado dos partidos oficiales) y un montón de matraquillas habituales que nada tenían que ver con la estrecha, concisa y estúpida pregunta de aquel chaval, que con un flamante título de FP2 en carpintería metálica bajo el brazo consiguió de nuevo elevar su autoestima sintiéndose voz de los medios (mi hijo habla por la radio) y participando como 4º poder en un negocio millonario llamado futbol.

¿Es qué nadie se para a escuchar?, ¿Es qué ningún jefe periodístico con ancho de frente suficiente es capaz de corregir tremendos y habituales disparates?, ¿y el intrusismo?, ¿cuándo le van a poner freno al intrusismo?. Claro que seguro que a tales empleados, tales jefes.
En fin, para morirse. De verdad. Para morirse de imbecilidad.

No hay comentarios: